Preguntas y respuestas: Si nunca me caso, ¿aún podría ser exaltado?

Pregunta

Soy hombre, estoy soltero, tengo 25 años, serví en una misión y, actualmente, poseo una recomendación para el templo.

Últimamente, me he sentido preocupado y con ansiedad en lo que respecta al mundo de las citas. Es un mundo muy difícil.

No soy tan guapo como otros hombres, físicamente. Además, soy muy tímido y temo ser rechazado.

Quiero casarme. Pero, si nunca me llego casar, ¿aún podría ser exaltado? ¿Puedes citar alguna escritura que fundamente lo que mencioné?

RJ

Respuesta

Imagen: Canva

RJ,

Puedo sentir tu preocupación y ansiedad por encontrar a tu compañera eterna. Quiero intentar tranquilizar tu mente y tu corazón al respecto. Pero, primero, quiero responder a tu pregunta.

En la Conferencia General de octubre de 2008, el entonces élder Russell M. Nelson, en un discurso llamado “El matrimonio celestial”, dijo:

Foto: La Iglesia de Jesucristo

“Pero, ¿qué sucede con los muchos miembros mayores de la Iglesia que no están casados? Aunque no tengan la culpa de ello, luchan solos con las pruebas de la vida.

Todos debemos recordar que, en el debido tiempo del Señor, no se privará a Sus santos fieles de ninguna bendición.

El Señor juzgará y recompensará a cada persona según los deseos sinceros de su corazón, así como por sus acciones”.

Las notas al pie de página de su discurso nos remiten a tres cosas:

  • Una declaración de Joseph Fielding Smith: “El Señor los juzgará de acuerdo con los deseos de su corazón cuando las bendiciones sean retenidas en esta vida, y Él no los condenará por lo que no puedan evitar”.
  • Alma 41:3 y DyC 137:9 que indican que además de ser juzgados según nuestras obras, somos juzgados según los deseos de nuestro corazón.
  • El Cristo Viviente, párrafo 12: “Cada uno de nosotros seremos juzgados por Él según nuestras obras y los deseos de nuestro corazón”.
matrimonio

Matrimonio en el Templo. Imagen: churchofjesuschrist.org

Básicamente, si tu justo deseo de ser sellado por esta vida y toda la eternidad a tu compañera eterna no se cumple en esta vida, serás juzgado según ese deseo y no serás privado de ninguna bendición.

Ahora, para ayudarte a tranquilizarte aún más. ¡RJ, solo tienes 25 años! ¡Tu vida está lejos de terminar y tu situación está lejos de ser desesperada!

El élder D. Todd Christofferson, al ofrecer algunas palabras a los jóvenes en la Conferencia General de octubre de 2012, dijo:

“Sí, hermanos, tenemos trabajo que hacer. Gracias por los sacrificios que ofrecen y el bien que hacen. Sigan adelante, y el Señor los ayudará.

A veces, tal vez no sepan bien qué hacer ni qué decir, pero sigan adelante.

Empiecen a actuar y el Señor les asegura que ‘les será abierta una puerta eficaz desde ahora en adelante’ (DyC 118:3).

Imagen: Canva

Empiecen a hablar, y Él les promete: ‘…no seréis confundidos delante de los hombres; porque os será dado en la hora, sí, en el momento preciso, lo que habéis de decir’ (DyC 100:5–6).

Es cierto que somos comunes y corrientes e imperfectos en muchos aspectos, pero tenemos un Maestro perfecto que llevó a cabo una expiación perfecta, y hemos apelado a Su gracia y a Su sacerdocio”.

Marlin K. Jensen dijo en la edición de julio de 1999 de la Liahona:

“La amistad es… una parte vital y maravillosa del cortejo y del matrimonio.

La relación entre un hombre y una mujer que comienza con la amistad, que después madura y se convierte en romance y que culmina con el matrimonio, usualmente se convertirá en una amistad eterna.

Nada es más inspirador en este mundo actual de matrimonios que se desbaratan con tanta facilidad que el observar a un marido y su mujer apreciarse calladamente el uno al otro y disfrutar de su amistad año tras año al experimentar juntos las bendiciones y las pruebas de la vida mortal”.

presidente Ballard

Presidente Ballard. Foto: Spenser Heaps, Deseret News.

Por su parte, M. Russell Ballard dijo en abril del 2015:

“No olviden que las clases y las actividades que ofrece su instituto local y su barrio o estaca de jóvenes adultos solteros serán también un lugar donde pueden estar con otros jóvenes y jovencitas, y elevarse e inspirarse unos a otros al aprender, crecer espiritualmente y socializar juntos.

Hermanos, si dejan a un lado sus teléfonos celulares y verdaderamente miran a su alrededor, tal vez encuentren a su futura compañera en instituto”.

Imagen: Canva

La esencia de estas citas es que necesitas salir y hacer amistades. Reunirte con gente y llegar a conocerlos.

La ansiedad social puede ser algo real y difícil de superar.

Ora con fe para recibir el coraje de acercarte a las jovencitas, llegar a conocerlas y luego ¡pon tu fe en acción!

Trata de tener en cuenta que otras personas, incluso aquellas a las que les parece natural, se ponen nerviosas al conocer gente nueva: otros comparten tu timidez.

Trata de pensar en el hecho de que lo peor que puede pasar al conocer gente nueva no es la muerte, sino simplemente no llevarse bien. ¿Y qué? ¡Hay más jóvenes por ahí!

Recuerda lo que dijo Wayne Gretzky: “Fallas el 100% de los tiros que no haces”. ¡Puedes hacerlo!

Fuente: Ask Gramps

Video relacionado:

También te puede interesar:

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *