Tu pasado no es un inconveniente para recibir Su infinita misericordia

Un domingo, decidí escuchar una canción que se llama “Lo que el cielo ve en ti” de Mindy Gledhill. Siempre encuentro paz en esa canción, la frase “si tuvieras los ojos para ver lo que el cielo ve en ti” siempre me recuerda el potencial divino que el Señor ve en mí.

Sin embargo, ese domingo por la mañana en particular, me di cuenta de una cosa más. Si el Señor ve lo bueno que hago, estoy segura de que también ve las muchas veces que sucumbo ante la debilidad.

La mejor parte del Plan de Felicidad del Señor es que nos permite tomar nuestras propias decisiones, cometer errores y volverlo a intentar. A medida que acumulamos decisiones imprudentes, a veces podemos comenzar a sentir que nos hemos convertido en un caso sin remedio. Sentimos que ya no podemos regresar al Señor.

También te puede interesarCómo la Expiación sostuvo a una mujer a través de la adicción de su hermano

Satanás, el ser que quiere que seamos tan miserables como él, trabaja arduamente para hacernos sentir que no tiene sentido que intentemos cambiar para regresar al camino correcto.

Aunque sabemos que él está equivocado, es más fácil creer en sus mentiras. Afortunadamente, el Libro de Mormón está ahí para recordarnos el amor puro del Señor por nosotros y Su gran deseo de vernos regresar al redil.

Aquí, mencionaremos 3 versículos poderosos del Libro de Mormón que te ayudarán a sentir el amor de Dios.

“No se ha mitigado su ira, sino que su mano aún está extendida” (2 Nefi 20:4)

perdonarte

Este hermoso simbolismo de Isaías es una representación que invita a la reflexión sobre la justicia y la misericordia del Señor.

Nuestras decisiones equivocadas siempre tendrán consecuencias, el Señor ejercerá justicia, pero también nos demostrará Su amor y misericordia.

Estos simbolismos son un mensaje de esperanza: no importa cuán lejos nos hayamos alejado de Él, el Señor continuamente nos abre Sus brazos para nosotros.

hacer nuestro mejor esfuerzo

¿Puedes creerlo? ¿Imaginas lo maravilloso que es saber que el Señor tiene plena confianza en nuestra capacidad de regresar a Él? Él tiene la esperanza de que podamos cambiar, de que algún día podamos regresar y seguir Su camino nuevamente.

“Por más tarde que pienses que hayas llegado, por más oportunidades que hayas perdido, por más errores que pienses que hayas cometido, o por más distancia que pienses que hayas recorrido lejos del hogar, de la familia y de Dios, testifico que no has viajado más allá del alcance del amor divino”. – Jeffrey R. Holland

“Os convertiréis para que yo os sane” (3 Nefi 9: 13)

perdonarte

Hubo un momento en mi vida en que estaba tan enfocada en mi trabajo y las actividades de la universidad que comencé a faltar habitualmente a mis clases de instituto.

Todos los sábados, veía mi horario, recordaba todas las clases que había perdido, y justificaba que no tenía sentido volver a la clase de instituto ya que iba a reprobar de todos modos. Además, me daba vergüenza volver porque no había asistido por más de un mes.

Sin embargo, mi maestra de instituto no aceptó nada de eso. Ella se acercó a mí, me mostró mi posición actual en clase y me ofreció tener clases de recuperación. Debido al aliento de mi maestra, mis sentimientos de fracaso y vergüenza desaparecieron.

Cada vez que pecamos, el adversario trata de decirnos que no sirve de nada arrepentirse o volver al Señor porque de todos modos seremos castigados. Él crea la falsa creencia de que el Señor no ve esperanza para nosotros. Nada está más alejado de la verdad. Su invitación siempre es ayudarnos, sanarnos y traernos esperanza, paz y felicidad ¡No lo dudes nunca!

“Mas cuantas veces se arrepentían y pedían perdón, con verdadera intención, se les perdonaba” (Moroni 6: 8)

pecadores

Aunque el Señor siempre extiende una invitación para llegar a ser perfectos, sabe que la perfección no viene ahora.

A medida que vivimos en este mundo, aprendemos nuestras lecciones, cometeremos errores, no una, ni dos, sino muchas veces. Gracias a la expiación del Salvador, si buscamos el arrepentimiento con verdadera intención y un corazón sincero, podemos pedir continuamente perdón y cambiar.

libro de mormon

El Libro de Mormón no solo relata historias sobre aquellos que fueron bendecidos por su obediencia; también es un libro que muestra la gran misericordia del Señor con aquellos que se han ido y regresaron al redil.

Entonces, cada vez que Satanás trate de convencerte de que el arrepentimiento y el perdón ya no están a tu alcance, obtén fuerza de estos versículos y confía en el gran amor del Señor por ti.

Fuente: Faith.ph

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *