Pdte. Nelson sobre covid-19: “Juntos superaremos este momento difícil”

nombre de la Iglesia

Quizás una forma de sentirnos seguros de nuestro futuro es hacer una pausa para reconocer lo que nosotros u otros hemos superado en el pasado.

El presidente Russell M. Nelson se tomó el tiempo la semana pasada para resaltar lo que los Santos de los Últimos Días han hecho en todo el mundo en los últimos meses. Reconoció que si bien se necesitará más ayuda, los miembros ya han respondido a muchos de los problemas que los rodean.

También te puede interesarPresidente Eyring: “No estamos solos al servir en la obra del Señor”

View this post on Instagram

One positive outcome of the COVID-19 pandemic is a tremendous opportunity for service and humanitarian work. COVID-19 has brought about the largest humanitarian project of the Church to date. To date, we have participated in 757 projects in 137 countries, spending many millions of dollars. Much more time and effort will be required in the near future, and the Church is eager to continue to help. Where does all that relief come from? Mostly from our members. Voluntary fast offerings from our members have actually increased, as well as voluntary contributions to our humanitarian funds. Further, many members of the Church have labored to render assistance to COVID-19 victims. They have prepared and provided personal protective gear for caregivers. Thousands of Relief Society sisters in many countries have made millions of masks. And this while our members continue to feed the hungry, assist refugees, and labor to relieve damage caused by natural disasters, wherever they occur throughout the world. So, my dear friends, I thank you for your efforts and your contributions. Together we will overcome this difficult time. The Lord will bless you as you continue to bless others.

A post shared by Russell M. Nelson (@russellmnelson) on

Un resultado positivo de la pandemia de COVID-19 es la gran oportunidad para el servicio y el trabajo humanitario. La COVID-19 ha dado pie al mayor proyecto humanitario de la Iglesia hasta el momento.

Hasta la fecha, hemos participado en 757 proyectos en 137 países, gastando muchos millones de dólares. Se requerirá mucho más tiempo y esfuerzo en el futuro cercano, y la Iglesia está ansiosa por seguir ayudando.

¿De dónde viene todo ese alivio? Principalmente de nuestros miembros.

Las ofrendas voluntarias de ayuno por parte de nuestros miembros han aumentado, así como las contribuciones voluntarias a nuestros fondos humanitarios.

hermana eubank

Foto vía Church News

Además, muchos miembros de la Iglesia han trabajado para brindar asistencia a las víctimas de COVID-19. Han preparado y proporcionado equipos de protección para los profesionales de la salud.

Miles de hermanas de la Sociedad de Socorro de muchos países han confeccionado millones de mascarillas. Esto ha sucedido mientras nuestros miembros continúan alimentando a los hambrientos, ayudando a los refugiados y trabajando para aliviar los daños causados ​​por los desastres naturales, donde sea que ocurran en todo el mundo.

Entonces, mis queridos amigos, les agradezco por sus esfuerzos y contribuciones. Juntos superaremos este momento difícil. El Señor los bendecirá a medida que continúen bendiciendo a los demás.

Al igual que el presidente Nelson, otras autoridades generales nos transmitieron esperanza y aliento a través de sus redes sociales. ¡Veamos!

Presidente Henry B. Eyring

El presidente Eyring envió un mensaje para aquellos que han decidido dejar de orar, estudiar las Escrituras e ignorar los mandamientos por un tiempo.

All of us at times have circumstances beyond our control that interrupt our pattern of scripture study. There may be…

Posted by Henry B. Eyring on Thursday, August 20, 2020

Todos nosotros a veces tenemos circunstancias fuera de nuestro control que interrumpen nuestro patrón de estudio de las Escrituras. Puede haber períodos en los que, por alguna razón, decidamos no orar. Puede haber mandamientos que elijamos ignorar por un tiempo.

Pero, no se te concederá el deseo de recibir un testimonio vivo si olvidas la exhortación y la promesa de Alma 32:40: “Si no cultiváis la palabra, mirando hacia adelante con el ojo de la fe a su fruto, nunca podréis recoger el fruto del árbol de la vida”.

En una Conferencia General anterior enseñé que el deleitarse en la palabra de Dios, la oración sincera y la obediencia a los mandamientos del Señor deben aplicarse de manera uniforme y continúa para que tu testimonio crezca y prospere.

A medida que tu testimonio crezca, llegarás a sentir que la luz crece en tu vida. No vendrá sin esfuerzo. Pero, vendrá a medida que tu testimonio crezca y elijas nutrirlo.

Serás una luz para el mundo al compartir tu testimonio con los demás. Reflejarás a los demás la Luz de Cristo en tu vida. El Señor encontrará formas para que esa luz conmueva a tus seres queridos. A través de la fe y el testimonio de Sus hijas e hijos, Dios tocará las vidas de millones de personas en Su reino y en todo el mundo con Su luz.

Elder Dale G. Renlund

El élder Renlund nos habló en Twitter sobre la relación cercana que podemos establecer con nuestro Padre Celestial y Jesucristo a través de la oración.

Cuando consideramos la bondad de nuestro Padre Celestial y Jesucristo, nuestra confianza en Ellos aumenta. Nuestras oraciones cambian porque sabemos que Dios es nuestro Padre y nosotros somos Sus hijos.

El tweet del élder Renlund continuó:

No buscamos cambiar Su voluntad, sino alinear nuestra voluntad con la Suya y asegurarnos de las bendiciones que Él quiere otorgar, según lo que pidamos. Anhelamos ser más mansos, más puros, más firmes, más semejantes a Cristo.

Esperamos que estos mensajes hayan sido de gran ayuda para ti. ¡Buen día! ☺

Fuente: LDS Living y Church News

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *