Apaga tus datos, no dejes que tu celular te desconecte de los que amas

“Se puede desperdiciar mucho tiempo, se puede dañar o destruir muchas relaciones… cuando la tecnología se usa incorrectamente” (“Inundar la tierra con un diluvio”, Élder Bednar).

Teléfonos celulares: Un obstáculo para las relaciones interpersonales cara a cara

También te puede interesarEn las redes sociales: Los líderes de la Iglesia se dirigen a los millennials con respecto a la comparación, el Espíritu y la confianza en Dios

Nos sentimos agradecidos con los avances tecnológicos de los últimos años. Uno de ellos es que ahora podemos comunicarnos en tiempo real con las personas que se encuentran lejos de nosotros con tan solo un celular conectado a Internet, ¡eso es genial!

Sin embargo, el exceso de uso de esta maravilla de la tecnología nos está alejando cada vez más de las personas que están cerca de nosotros, ¿lo has notado?

redes sociales y salud mental tecnologia

Hoy en día, es una tarea casi imposible encontrar a alguien sin un teléfono celular.

Las personas lo llevan en sus manos, como un sexto dedo, pegado a sus oídos, o en sus bolsillos. Casi nadie quiere separarse de él. Es como si algo terrible pudiera suceder si suena el teléfono y no contestamos.

Preferir la interacción virtual que la personal

Todos nos sentimos rechazados cuando, en medio de una conversación, alguien prefiere contestar su teléfono celular en lugar de ignorarlo. El mensaje es claro: quien está lejos importa más que tú.

Si hablas con alguien que no suelta su teléfono celular, sabes que serás interrumpido en cualquier momento. Vales menos que la siguiente llamada, el siguiente mensaje de WhatsApp o Instagram.

Tener un teléfono celular en las manos significa no estar al 100% en ese lugar. Lo estás, pero tu atención está dividida.

Precisamente en ese tema se basó el restaurante Eva, que se ubica en Los Ángeles, cuyos clientes obtienen un descuento de 5% si no usan su teléfono celular durante la comida. La participación es voluntaria; sin embargo, según un informe de CNN Business, alrededor de 40 a 50% de los clientes aceptan la oferta.

Al parecer el verdadero lujo en este siglo XXI es conversar sin usar un teléfono celular.

“Los teléfonos celulares son una mala compañía”

“Los teléfonos celulares son una mala compañía”, fue la conclusión de la Universidad de Essex, Inglaterra, que realizó un estudio sobre cómo la sola presencia de teléfonos celulares afecta las conversaciones cara a cara.

En uno de los experimentos, dividieron a un grupo de 74 participantes en parejas. La mitad de las parejas conversaron sin un teléfono celular a la vista y la otra mitad, con un teléfono celular al lado.

Pidieron a todos que hablaran durante 10 minutos sobre un hecho interesante que les sucedió el mes anterior.

Los resultados fueron fascinantes.

Las parejas que se conocieron sin la presencia de un teléfono celular reportaron una mayor proximidad y una mejor calidad de relación que aquellos que hablaron con un teléfono celular a la vista.

El segundo experimento confirmó que las personas tienen más confianza y comparten más cosas personales cuando no hay un teléfono celular cerca.

Esta es la conclusión del estudio de Andrew K. Przybylski y Netta Weinstein, publicado el año pasado en The Journal of Social and Personal Relationships:

“Los resultados de los dos experimentos indican que la sola presencia de teléfonos celulares inhibe el desarrollo de la proximidad interpersonal y la confianza, y reduce los niveles de empatía y comprensión de las parejas”.

Establecer límites

¡La sola presencia de un teléfono celular es un obstáculo para una buena comunicación entre dos personas! Y si a eso le sumamos toda la información y el valor afectivo incluidos en nuestros teléfonos celulares: fotos, contactos, secretos, datos confidenciales, contraseñas, está claro que es muy difícil comunicarse con alguien en persona sin también prestar atención al pequeño dispositivo.

Por lo tanto, es absurdo sugerir que no usemos nuestros teléfonos celulares. Ya no podemos vivir sin ellos. Las empresas, los gobiernos y las familias dependen de los teléfonos celulares. Pero sí hay algo que podemos hacer: establecer nuevos límites.

¿Cómo mejorar?

redes sociales

  • Podemos optar por no usar nuestros teléfonos celulares durante las comidas, las actividades físicas y las conversaciones con amigos y familiares.
  • Podemos elegir estar 100% presentes, no solo nuestros cuerpos.

A menudo, dejamos de lado a las personas que amamos y están cerca, eso no es genial. ¿Te imaginas al Salvador dejando de lado a su querida madre o a sus apóstoles para responder un mensaje directo de Instagram o para comentar un video que vio en Facebook?

Jesucristo

Es posible utilizar la tecnología con prudencia y si deseas leer un poco más al respecto, haz clic aquí.

¿Qué cambios puedes hacer hoy para dejar tu teléfono a un lado y conectarte realmente con las personas que más amas?

Esta es una traducción del artículo que fue escrito originalmente por Inaê Leandro y fue publicado en maisfe.org con el título “Largue o celular e dê atenção para as pessoas que você ama”.

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *