“No importa dónde estemos y qué estemos haciendo, aquí hay algunas cosas diferentes que podemos hacer para sentir el espíritu en el día de reposo.”

Después de terminar la escuela secundaria, incluido el programa de seminario, me encontraba en la cima espiritual de mi vida. Estaba tan segura de que viviría y defendería los principios de la Iglesia sin importar que. Magnificaría mis llamamientos, leería mis Escrituras todos los días y nunca trabajaría los domingos.

Pero la vida no siempre es así de simple.

Cuando me fui a la universidad ese verano, obtuve mi primer trabajo. En ocasiones se me requería a trabajar los fines de semana. Incluyendo domingos. Pero me encantó lo que hacía, así que tomé en oración la decisión de quedarme en ese trabajo.

Lo pasé muy mal ese primer año. Había crecido asistiendo a la Iglesia todos los domingos, y de repente ahora me perdía uno o dos domingos al mes, me sentía mal. No sentía el Espíritu de la misma manera que antes. Me sentí culpable. Aprendí por esta triste experiencia que no aprecias lo que tienes hasta que lo pierdes.

día de reposo

Hacer espacio para Cristo cuando trabajas los domingos no es un sustituto para la adoración dominical estándar, pero a veces nuestras circunstancias hacen que simplemente no podamos evitar trabajar en el día de reposo. 

No importa dónde estemos y qué estemos haciendo, aquí hay algunas cosas diferentes que podemos probar (además del estudio de las Escrituras de cada domingo) que me ayudaron a sentir el espíritu a pesar de mis responsabilidades.

También te puede interesar: ¿Obligado a Viajar en el Día de Reposo? Aquí Hay 3 Consejos que Te Ayudarán a Mantenerlo Santo

1. No te olvides de hacer tu oración en la mañana

Antes de irte a trabajar, tómate un tiempo para orar. Haz una oración como familia si te es posible. Esta es una excelente manera de comenzar cualquier día de la semana, pero es particularmente importante en el día de reposo. 

Si trabajas durante la noche, considera llamar a tu casa para que puedas también hacer oraciones familiares en la noche.

2. Ponte tu mejor ropa de domingo

nuevos garments mujer

En mi trabajo se nos permitía usar jeans, pero en día domingo, vestirme un poco mejor me ayudó a mantener mi mente enfocada en el significado de ese día tan especial. También me sirvió de recordatorio para continuamente esforzarme por hacer que ese día sea especial, aún cuando estaba en el trabajo.

3. Si puedes participa de la Santa Cena, incluso si no es en tu barrio

Eso fue lo que más me ayudó. Si hay una capilla cerca de tu lugar de trabajo, averigua el horario y haz los arreglos necesarios para que puedas darte el tiempo de al menos participar de la ordenanza de la Santa Cena. 

No hay nada más revitalizador que ser limpios al renovar nuestros convenios bautismales con el Señor.

4. Usa tus descansos para tu favor

Muchos jefes le ofrecen a los empleados que trabajan turnos largos breves descansos durante todo el día. Usa ese tiempo sabiamente para estudiar las Escrituras en tu teléfono, repasar la lección de “Ven, Sígueme” o la clase de la Sociedad de Socorro o del Sacerdocio de ese día, cantar un himno o realizar alguna otra actividad edificante.

5. Sé una bendición para quienes te rodean

día de reposo

Incluso si estás en el trabajo, brinda servicio donde puedas. Sé amable. Haz de tu presencia una bendición para quienes te rodean. Esto no sólo te hará más feliz al servir a tus semejantes, sino que también hará que el ambiente laboral de tu trabajo sea más propicio para sentir el Espíritu.

6. Concéntrate en el bien que estás haciendo

Trabajar los domingos no suele ser maravilloso, pero si tu función laboral es tan vital que tienes que trabajar en el día de reposo, es probable que le estés haciendo mucho bien a alguien. Los profesionales de la salud pueden encontrar ese consuelo en la forma en que atienden a los enfermos y afligidos. 

En ultima instancia, de repente al trabajar ese día probablemente le estés permitiendo a otra persona tener el día libre para que puedan adorar o pasar tiempo con su familia.

7. Pídele a alguien en la Iglesia que tome notas por ti

profeta

Otra razón por la que faltar a la Iglesia me hizo sentir mal fue porque no estaba participando con ellos. No sabía lo que habían compartido la semana pasada y me perdía los anuncios importantes. 

Verifica si tu barrio tiene un boletín semanal por correo electrónico o en un grupo de WhatsApp (la mayoría tiene uno hoy en día), o pídele a un amigo o familiar que tome notas y te las comparta para mantenerte informado. 

Este consejo también tiene la ventaja adicional de ayudar a quien te ayuda a prestar atención en la Iglesia, eso permitirá que ambos sean edificados.

8. Busca otras fuentes de inspiración

día de reposo

Agrega todo lo que puedas donde sea que puedas. Mira un video de la Iglesia. Canta un himno o cuenta tu discurso favorito de la Conferencia General. Tómate un tiempo para contar tus bendiciones. El Señor siempre está cerca de quienes lo buscan.

9. Asiste al templo durante la semana

Templo de Oakland

Templo de Oakland

Si tienes que trabajar el domingo, asistir a una sesión del templo durante la semana realmente puede ayudarte a sentir el Espíritu. Una vez más, esto no reemplaza la asistencia regular de los domingos a la Iglesia, sino que te ayuda a aumentar tu espiritualidad cuando se te sea difícil no asistir a las reuniones regulares de la Iglesia.

10. Dirige tus pensamientos a Cristo

metas

Por encima de todo, lo que hace que los domingos sean especiales es nuestra actitud. Necesitamos dirigir constantemente nuestros pensamientos a Cristo.

Él nos conoce individualmente y conoce nuestras circunstancias, y conoce las intenciones de nuestros corazones. Incluso cuando nos vemos obligados a trabajar los domingos.

Este artículo fue escrito originalmente por Kelsey Berteaux  y fue publicado originalmente por ldsliving.com bajo el título “10 Ways to Feel the Spirit on Sundays Even When You Have to Work