¿La Iglesia de Jesucristo cree en tres Dioses? ¿Y la trinidad?

El concepto de la Trinidad es bastante simple, ¿verdad? Pero cuál es la verdadera creencia de los Santos de los Últimos Días sobre Dios, Jesucristo y el Espíritu Santo, ¿creen en tres Dioses?

En 1842, José Smith, el primer profeta y presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, escribió 13 de las creencias fundamentales de la religión. 

Hemos visto anteriormente diferentes artículos de fe, pero ahora retrocederemos y hablaremos del artículo número 1.

El Artículo de Fe número uno dice: 

“Nosotros creemos en Dios el Eterno Padre, y en Su hijo, Jesucristo, y en el Espíritu Santo”.

Bastante simple, ¿verdad? Dios es nuestro Padre Celestial. Todos somos hijos de Dios. Él nos ama. Jesucristo es el hijo de Dios, nuestro Salvador y Redentor.

Pero luego nos encontramos con un problema, porque la Biblia dice claramente que hay solamente un Dios, pero que el Padre es Dios, Jesucristo es Dios y el Espíritu Santo también es Dios. 

Entonces, ¿qué hacemos con eso? El cristianismo ha tratado durante milenios de conciliar esas enseñanzas. 

La conciliación más popular es que Dios el Padre, Jesucristo y el Espíritu Santo son de alguna manera un dios en tres personas. 

Trinidad

Esto se llama Trinitarismo, que se convirtió en una enseñanza oficial de la Iglesia Católica siglos después de la muerte de Cristo, y posteriormente se convirtió en la creencia de la mayoría de las denominaciones protestantes. 

Es el resultado de personas que hicieron todo lo posible por comprender a Dios, la cual es una causa extremadamente noble.

Pero los Santos de los Últimos Días no creen en el trinitarismo tradicional. Creemos que Dios el Padre, Jesucristo y el Espíritu Santo son tres seres distintos y separados, pero sincronizados entre sí al 100 por cierto, tanto así que son un solo Dios. 

evangelio restaurado vencer desafios

Son uno en propósito. Un solo objetivo, una voluntad, un plan. En casi todas las formas imaginables, excepto físicamente, creemos que están unificados. 

“Este es mi Hijo amado, en quien me complazco”.-Mateo 3: 7

No creemos que sean uno en esencia y tres en persona. Creemos que son tres en esencia y uno en propósito.

Ahora, ¿eso nos hace politeístas? Puedes creer eso si así lo deseas. No nos llamamos politeístas, pero eso depende de tu perspectiva. 

Algunas personas creen que el concepto de la Trinidad en general sigue siendo politeísta, y eso está bien. Toda buena persona puede estar en desacuerdo. 

Los Santos de los Últimos Días creen que el Padre, Jesucristo y el Espíritu Santo son más Uno que tres, solo que en un sentido diferente al que creen los trinitarios. Algunos pueden llamarnos trinitarios sociales, pero el nombre no es importante. Son tres seres, una Deidad.

Pero espera hay más.

Las escrituras nos dicen que Dios es espíritu. También creemos que el espíritu de Dios Padre está unido a un cuerpo de carne y huesos perfeccionado, inmortal, glorificado y tangible, tal como lo recibió Jesucristo después de Su resurrección, y similar a lo que Pablo enseña que recibiremos después de que resucitemos.

mundo de los espíritus

Un cuerpo vivo siempre tiene un espíritu dentro. Sin embargo, un espíritu no siempre está ligado a un cuerpo vivo. Por ejemplo, creemos que el Espíritu Santo es solo eso, un espíritu sin un cuerpo físico.

La naturaleza de Dios es un tema muy discutido. La gente usa la misma Biblia para debatir varias perspectivas diferentes, simplemente porque la Biblia está sujeta a la interpretación de todos. 

En parte, esa es la razón por la que el trinitarismo tardó tanto en aparecer en escena. Podemos ir a la Biblia para mostrar referencias de nuestra fe en la Trinidad, como cuando Esteban, lleno del Espíritu Santo en Hechos 7, tuvo una visión en la que vió a Jesús estando “a la diestra de Dios”.

Puede que  sí cada libro de la Biblia escrito por profetas antiguos.

A uno de estos volúmenes extrabíblicos de las escrituras lo llamamos Doctrina y Convenios. Proporciona la fuente más clara de nuestra creencia en la naturaleza de la Trinidad.

“El Padre tiene un cuerpo de carne y huesos, tangible como el del hombre; así también el Hijo; pero el Espíritu Santo no tiene un cuerpo de carne y huesos, sino es un personaje de Espíritu. De no ser así, el Espíritu Santo no podría morar en nosotros”. 

Algunos pueden encontrar que este versículo contradice a su interpretación en la Biblia. Nosotros no pensamos eso.

élder Holland

Pero la siguiente pregunta en tu mente podría ser: “Bueno, ¿cómo puedo saber si Doctrina y Convenios es realmente una Escritura como la Biblia o es simplemente una farsa?” 

Buena pregunta. 

Eso es algo que, a medida que conozcas más acerca de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, puede llevarte a Dios y a descubrirlo por ti mismo. 

Pero ya sea que creas o no en eso, si deseas saber más sobre las creencias básicas de los Santos de los Últimos Días, suscríbete a nuestro canal de YouTube, déjanos un comentario y quédate atento al próximo al Artículo de Fe número 2 que saldrá muy pronto.  ¡Hasta la próxima! 

Recursos adicionales

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *