4 verdades sobre el amor y el matrimonio por la hermana Wendy Nelson

4 verdades de amor y matrimonio

En un devocional mundial para jóvenes adultos solteros, la hermana Wendy Nelson compartió un poderoso mensaje sobre el amor y el matrimonio.

De seguro te preguntarás: “¿Será esta la respuesta que he estado esperando?”, “¿Será la ayuda celestial que por fin me hará a encontrar a mi compañ[email protected] [email protected]?”. 

Bien, ¡has llegado al lugar correcto! 

En sólo unos minutos la hermana Nelson compartió 4 verdades que necesitas oír sobre el amor y el matrimonio. 

¿Listo? 

¡Aquí vamos!

También te puede interesar:5 mitos que impiden que te enamores de alguien

Verdad # 1: El matrimonio, un componente irreemplazable

“Las verdades sobre el amor y el matrimonio las recibirán de nuestro Padre Celestial. Él decretó que el matrimonio fuese un componente irreemplazable de Su plan de felicidad. El Espíritu es el mensajero de estas verdades. Los insto a procurar comprenderlas”.

Las mentiras sobre el amor y el matrimonio que se originan en el mundo son perpetuadas por Satanás y sus siervos. 

El adversario se regocija cada vez que persuade a una víctima aceptar cualquier tipo de cosa que profana o degrada el verdadero significado del amor y el matrimonio. 

La hermana Nelson declaró con firmeza “la verdad es la verdad, las mentiras son mentiras, y ninguna cantidad de publicidad, campañas ni promociones pueden cambiar eso”.

Como hijos de un Rey Eterno, sabemos cuál es nuestro destino y que no estamos aquí en la tierra para coqueteos efímeros o relaciones fugaces.

Verdad # 2: La pureza personal es la clave del amor verdadero

amor o ilusión

“La pureza personal es la clave del verdadero amor. Cuanto más puros sean sus pensamientos y sentimientos, sus palabras y acciones, tanto mayor será su capacidad de dar y recibir amor verdadero”.

La hermana Nelson invita a todos a que puedan tomar para sí la experiencia de sus palabras al elegir aumentar su pureza personal: 

  • Tomar un tiempo para escuchar después de dirigirnos a nuestro Padre Celestial en oración
  • Buscar respuestas a preguntas cuando estudiamos las Escrituras
  • Evitar cualquier cosa que pueda ofender nuestro espíritu
  • Hacer la obra por algún antepasado en el Templo

Entonces, ¿cuál es la mejor forma de prepararte para el amor verdadero?

“Hacer lo que sea necesario para mantener [tus] pensamientos, sentimientos, palabras y acciones puros”.

Una clave para esto, dijo la hermana Nelson, es el Espíritu Santo, el invitarlo a a tu vida, a dirigir tu camino y tu ser, aumentará tu capacidad para recibir revelación personal, lo que hará que tengas más esperanza para tu futuro y tu matrimonio.

Un consejo adicional para esto: ¡Aléjate de la pornografía! 

Y si ya fuiste víctima de ella, ¡habla con tu obispo! Tu camino hacia la libertad (el arrepentimiento) está a una llamada (o mensaje) de distancia. Una vez más, Habla con tu obispo.

Ahora, prepárate para la verdad Nº 3…

Verdad # 3: Una expresión de amor

“Como parte importante de la expresión de su amor, el Señor quiere que el esposo y la esposa participen de la maravilla y la dicha de la intimidad conyugal”.

La intimidad en el matrimonio es ordenada por Dios. La hermana Nelson expresó que tal expresión de amor “une más al esposo y la esposa, y los acerca más al Señor”.

Asimismo, recalcó que, a diferencia del mundo, “la verdadera intimidad matrimonial conlleva el alma entera de cada cónyuge”.

La unión del alma de la que habla la hermana Nelson, no solo es una unión de cuerpos, es una unión de todos los aspectos de la vida de una pareja de esposos.

Una pareja que ora, lucha, crece, juega y disfruta de la vida juntos, se edifican el uno al otro, se elevan mutuamente y se ayudan a alcanzar su propósito divino.

Tal acercamiento no debe ser tergiversado, ni reemplazado por los ideales o experiencias del mundo. 

¿Cómo puedes prepararte para tal intimidad?

¡La respuesta es muy simple! 

“Necesitarás vivir con rectitud para que el Espíritu pueda ser tu compañero y el de tu [futuro] cónyuge”.

Esto lleva a la Verdad Nº 4.

Verdad # 4: La compañía del Espíritu Santo

“Para que ocurra la verdadera intimidad conyugal, el Espíritu Santo tiene que ser partícipe. No es posible tener la clase de experiencias íntimas fuera del matrimonio como las que pueden tener dentro de él, ya que el Espíritu no estará presente”.

La hermana Nelson hizo referencia a una de las enseñanzas del élder Parley P. Pratt, que el Espíritu Santo tiene la capacidad de aumentar, agrandar, expandir y purificar “todas las pasiones y afectos naturales”.

Eso significa que puede “purificar [tus] sentimientos”. Todo lo que invite al Espíritu a tu vida y a tu matrimonio aumentará tu “capacidad de experimentar la intimidad conyugal”. 

matrimonio

¡Pero hay una advertencia!

Cualquier cosa que ofenda al Espíritu disminuirá tu capacidad de ser uno con tu cónyuge.

Esto incluye cosas como la ira, la lujuria, el no perdonar, la contención, la inmoralidad y los pecados sin arrepentimiento.

Cuanto más te esfuerces por ser como Cristo, por ser puro como Él, aunque nos cueste mucho, más maravillosa será nuestra intimidad conyugal.

Vivir las 4 verdades

cansancio desgaste espiritual

Por último, la hermana Nelson expresó la importancia de elegir vivir de acuerdo con estas cuatro verdades.

“Mis queridos hermanos y hermanas, a quienes amamos, si llevan a la práctica estas cuatro verdades intencionadamente, estoy segura de que pueden establecer un matrimonio feliz que los sostendrá y consolará para siempre; un matrimonio que les permitirá ser más de lo que podrían ser por cuenta propia”.

A pesar de que buscar a alguien con quién un día nos uniremos en matrimonio no siempre es fácil, al igual que edificar y fortalecer un matrimonio, debemos recordar que todos nuestros esfuerzos valen la pena y eso es lo que en verdad importa. 

Wendy Nelson testimonio

Seamos la clase de personas que esperamos en la persona que deseamos como compañera eterna.

“El matrimonio es uno de los grandes privilegios que Dios da a Sus hijos, que puede ser la fuente de un gozo incomparable y que la pureza personal es la clave de dicho gozo” – Wendy Nelson

Fuente: churchofjesuschrist.org

| Para meditar
Publicado por: Sabina Mujica Estrada
Licenciada en Turismo, Hotelería y Gastronomía, apasionada por los libros y los idiomas, profesional armando rompecabezas.
revelación
¿Cómo sé si recibí una revelación del Espíritu o es una idea...
Donación para Líbano de la Iglesia de Jesucristo
La Iglesia de Jesucristo envía casi $2 millones a las víctimas de la...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *