“Busque maneras alternativas y creativas de viajar. No importa si estamos en medio de un viaje literal, de igual manera podemos tener experiencias espirituales.”

El verano pasado tuve la increíble oportunidad de estudiar en el extranjero. Me sorprendió que fuera a edificarme tanto cultural como espiritualmente. Hubieron dos ocasiones en particular que tuvieron un significativo impacto espiritual en mí.

thea-olson

Pensé que las experiencias que tuve se explicarían mejor en las palabras que escribí sobre ellas en ese momento, por lo que he incluido algunos extractos de mi diario personal sobre el viaje. Todo esto con el objetivo de dejar como evidencia el hecho de que viajar puede ser una experiencia espiritual.

También te puede interesar:¿Obligado a Viajar en el Día de Reposo? Aquí Hay 3 Consejos que Te Ayudarán a Mantenerlo Santo” 

Al hablar de esos momentos, me refiero a aquellos instantes en los que las palabras se nos escapan y nos enfrentamos con algo que nos fascina y nos asusta tanto que se vuelve sublime, especial. Estas sublimes experiencias deben ser saboreadas.

Algunas de las formas en que intentamos recordar algo, es decir, a través de fotos y videos, en realidad pueden, en algunos casos, opacar la experiencia y hacerla menos especial de lo que hubiera sido sin ninguna interferencia. Una escena de “La vida secreta de Walter Mitty” ilustra esta idea a la perfección.

Cuando nos damos cuenta de nuestra pequeñez en un mundo tan grande y expansivo, comenzamos a apreciar todas las cosas simples. A veces, tratar de capturar un instante electrónicamente te saca del momento. Aconsejo que todos intentemos quedarnos en eso momentos para poder saborearlos mucho más.

Stonehenge

mujer

Cuando nuestro grupo llegó por primera vez a Stonehenge, yo estaba un muy poco convencida de que pudiera disfrutar la experiencia. Realmente no sentí la misma emoción y asombro que todos los demás parecían tener. A pesar de todo esto, me sorprendió gratamente descubrir que disfruté de la experiencia e incluso pude beneficiarme espiritualmente.

Pensamientos Que Escribí En Mi Diario Personal Sobre Mi Experiencia

“Así que aquí estoy en Stonehenge. Si este lugar no estuviera tan lleno de los turistas (más personas como yo), creo que me gustaría mucho más, pero eso pasa con la mayoría de los lugares, ¿cierto? Algunos dicen que es extraordinario que una creación tan antigua haya permanecido relativamente intacta durante todos estos años. Hay niños de cinco años llorando cerca de mí. Cuando pongo mi rostro hacia el sol, lejos de la gente, puedo escuchar el canto de las aves en el campo que se encuentra detrás de mí.

No quiero renunciar a mi banca. Hay cementerios cercanos que contienen los huesos de personas que existieron hace siglos, y estoy empezando a preguntarme qué tan distantes estaban de Adán. Ahora estoy comenzando a ver su sublimidad. Brechas. Espacios Grietas Si pongo mis manos a ambos lados de mi cara, la gente casi desaparece y todo lo que veo son las piedras. Es casi como si estuviera aquí sola, sin importar todo los sonidos de mi alrededor.”

Capturando La Mejor Foto

mujeres

“Un viento frío sopla por mi lado. Al mismo lado, se encuentra la carretera principal donde los automóviles y las ambulancias aceleran haciendo ese gran silbido tumultuoso que todos los vehículos hacen cuando se desplazan a altas velocidades. Parece que la gente básicamente sólo viene aquí para tomar la foto perfecta para las redes sociales y luego irse con sus selfies  haciendo poses incómodas.

Entiendo y estoy molesta a la misma vez por esto, y, aunque no quiero sonar como si creyera que soy mejor que ellos, soy una de ellos, pero de alguna manera me siento apartada por ellos. Estoy más encantada con este lugar de lo que originalmente pensé que podía estar.

Estoy sentada aquí en una banca, que por alguna razón todos los demás la están ignorando. El aire es limpio, frío y claro. Una señora, en su esfuerzo por obtener una buena imagen frente a estas viejas piedras, empezó a realizar un gran salto de ballet donde ambas piernas se extienden. Otra mujer a cierta distancia se estaba parando de cabeza.”

Análisis sobre mi Experiencia

Mi experiencia en Stonehenge fue única y espiritualmente enriquecedora. Había una energía relajante en ese lugar. Creo que es algo que sólo emanan las cosas antiguas. Es casi como si las rocas tuvieran sabiduría. Hay una reverencia inherente allí que te impide dejar de observar y admirar el entorno. Cuanto más tiempo algo existe, más historia acumula. Les pido a todos ustedes que visiten un lugar antiguo. El Espíritu será bienvenido de acuerdo con la reverencia que le prestes a la historia del lugar.

El marcado contraste entre lo antiguo y lo nuevo trae una grandiosa especie de calidad subliminal hacia los monumentos que existe en algunos otros lugares. Está claro que esencialmente cualquier cosa (lo cual es algo extremo), puede etiquetarse como sublime, como saltar de un acantilado o bucear en alta mar. Así mismo, hay ejemplos menos obvios de lo sublime en los viajes y en la vida cotidiana, y justamente son eso los que más vale la pena saborear.

España

Hacia el final de nuestro viaje, salimos de Londres y nos dirigimos a Barcelona. Hacía calor y estaba lleno de gente. Las playas eran increíbles y la gente era muy amable. Sin embargo, Lo que más me gustó de nuestro tiempo en España, fue la excursión de un día que tomó lugar a una hora en tren de Barcelona , un lugar llamado Monseratt. Monseratt es una cordillera de varios picos y tiene formaciones rocosas con belleza singular. Tomamos una góndola para avanzar. Había tiendas y una increíble galería de arte llena de Picasso y Dalí, pero lo mejor de todo fue que hubieron muchas caminatas.

Mis Reflexiones en Monserratt

monserratt

Lo que vino después fue otro tipo de experiencia espiritual que nunca olvidaré. Como me había demorado tanto en la galería, la mayoría de las personas que decidieron ir de excursión ya se habían ido, así que me dejaron sola. Decidí hacer una pequeña caminata a mi propio ritmo. Lo tomé con calma y disfruté del paisaje a medida que el sudor empezaba a salir por mi cuerpo.  Mi sonrisa se hacía más y más amplia.

Las formaciones rocosas allí son supremamente únicas. Después de ver el diseño general de la arquitectura en Barcelona, ​​me quedó claro que gran parte de ella es inspirada en Montserrat y su grandeza.

Debido a mi ritmo deliberadamente lento, no pude ver mucho de lo que quería, pero pude encontrar este mirador donde me encontraba completamente sola. Desde el borde, pude ver hacia abajo y más allá del nebuloso horizonte y el campo español por millas. Las rocas en las que me senté estaban cubiertas de sol y demasiado calientes, sin embargo tuve suerte porque era el único lugar en el que había hallando una brisa que soplara y fuera realmente refrescante.

Me senté allí por lo que pareció un largo tiempo. Me tomé el tiempo para respirar y apreciar;  no quería arruinar el momento tomando demasiadas fotos o incluso escribir. Me senté y disfruté de uno de esos momentos suaves; un momento en el que me quería “quedar”. Es uno de esos momentos que es un tipo único de belleza, que disminuye inmediatamente una vez que tratas de capturarlo, porque no se trata sólo de cómo se veía todo, sino de cómo se sintió todo. Transmitir un sentimiento es muy difícil de hacer. Es fugaz y tuyo. Solamente tuyo.

Todas las cosas buenas son de Dios

Todo lo que es bueno es del Espíritu. Podemos sentirlo de varias maneras y no estamos limitados a sentirlo sólo en el entorno de una Iglesia. No hay límite para cuándo y dónde podemos sentirlo. Los únicos límites que entran en juego son los límites que colocamos allí. A veces podemos ser nuestros propios obstáculos cuando se trata de sentir el espíritu. Cuando nos atascamos en nuestras rutinas, es fácil olvidar y comenzar a tomar atajos cuando se trata de crear un ambiente para que el espíritu resida. Es por eso que es esencial liberarse de ellos.

Salir de nuestras zonas de confort y experimentar algo nuevo es una forma segura de sentir una mayor apreciación y ser más conscientes de lo que nos puede estar faltando y de lo que podríamos estar haciendo bien cuando se trata de asuntos espirituales.

Estoy segura de que hay pocas personas que estarían en desacuerdo conmigo cuando digo que viajar es beneficioso en diferentes maneras. Es abrumadoramente beneficioso cuando se trata de reequilibrarnos espiritualmente.

Como Hacer Posible Un Viaje

mujer

  1. Tienes que creer que puedes hacerlo, incluso si te sientes limitado por tu trabajo o por tu vida familiar. Hay muchas familias que viajan regularmente con un presupuesto. Es una gran manera de crear recuerdos y vínculos en familia, incluso si se trata de un pequeño viaje de un día.
  2. Busque maneras alternativas y creativas de viajar.
  3. Recuerde que viajar no significa aventurarse en diferentes países. Hay muchas cosas que ver en nuestros propios países también. Muchos de nuestros países estás repletos de sitios importantes sitios que podemos visitar. Trázate la meta de visitar algunos de estos sitios y aventurarte en los lugares cercanos que siempre ha tenido la intención de ver, pero nunca has tenido dentro de la ciudad o país donde vives.
  4. No dejes que el concepto erróneo de “viajar es caro” te engañe. Hay muchas formas de hacerlo a bajo costo.

Cómo preservar tu experiencia

Nuestros queridos Profetas y Apóstoles nos han aconsejado que disfrutemos del viaje, aún si se trata de un viaje literal.

No importa si estamos en medio de un viaje literal, de igual manera podemos tener experiencias espirituales. A veces, un breve período de soledad para estar a solas con nuestros pensamientos y nuestro entorno puede ser justo lo que necesitamos para volver a enfocarnos y ser más sensibles al Espíritu.

No olvides hacer todo lo posible para “quedarte en el momento” y disfrutarlo. Estar presente es esencial para vivir en el presente y, lo más importante, para saborear todo lo que el mundo tiene para ofrecer.

Este artículo fue escrito originalmente por Thea Olson fue publicado por mormonhub.com el título: “How Travels can be Spiritual