¿Es posible que hayamos elegido a la familia en la que naceríamos en la vida preterrenal?

vida preterrenal

Siempre he tenido la impresión, por lo que me han dicho diferentes amigos Santos de los Últimos Días, de que no elegimos las familias en las que nacimos, excepto quizás a algunos individuos en circunstancias excepcionales.

Pero el domingo en la Iglesia un maestro de la escuela dominical dijo que todos y cada uno de nosotros hemos elegido la familia a la que vinimos en la vida preterrenal.

¿Sabes si eso es cierto? Y si lo hacemos, ¿los que son dados en adopción eligieron su familia biológica o eligieron las circunstancias que los llevarían a su familia adoptiva?

También te puede interesar:Preguntas y respuestas: ¿Los déjà vu son recuerdos de la preexistencia? “

Respuesta

Imagen: Shutterstock

No se ha escrito mucho sobre este tema, pero me inclino por el concepto de que podemos elegir, si es que esa fuese la palabra correcta. Aquí hay algunos conceptos relacionados que podemos considerar:

Primero, ¿sabíamos en la vida preterrenal lo que nos pasaría después de nuestro nacimiento en la vida terrenal? Para empezar, debemos saber que Dios ciertamente sabía lo que sucedería:

“¡Oh, cuán grande es la santidad de nuestro Dios! Pues él sabe todas las cosas, y no existe nada sin que él lo sepa”. -2 Ne 9:20

Dios no solo conoce lo que nosotros llamamos el futuro, sino que los ángeles también lo conocen:

“Los ángeles no moran en un planeta como esta tierra; sino que viven en la presencia de Dios, en un globo semejante a un mar de vidrio y fuego, donde se manifiestan todas las cosas para su gloria, pasadas, presentes y futuras, y están continuamente delante del Señor”. -DyC 130:6-7

mundo de los espíritus

Fuente: Shutterstock

Entonces, si es que hubo una elección, no la realizamos solo a partir de la información que teníamos en la vida preterrenal, algo que podríamos llamar el pasado.

Puede que hayamos sido conscientes de las condiciones en las que naceríamos, y me imagino que también las pruebas específicas por las que tendríamos que pasar en la tierra.

Aquí hay un concepto relacionado que defendería tanto nuestra elección como nuestro conocimiento previo.

Aquí hay un concepto relacionado que defendería tanto nuestra elección como nuestro conocimiento previo. 

Aquellos que son sellados en el templo reciben sobre ellos todas las bendiciones que le fueron prometidas al padre Abraham. ¿Y cuáles eran estas bendiciones? De Abraham 3:22-23, leemos:

“Y el Señor me había mostrado a mí, Abraham, las inteligencias que fueron organizadas antes que existiera el mundo; y entre todas estas había muchas de las nobles y grandes;

Y vio Dios que estas almas eran buenas, y estaba en medio de ellas, y dijo: A estos haré mis gobernantes; pues estaba entre aquellos que eran espíritus, y vio que eran buenos; y me dijo: Abraham, tú eres uno de ellos; fuiste escogido antes de nacer”.

Imagen: Canva

Así que aquellos que aceptan el evangelio de Jesucristo y aman al Señor y guardan sus mandamientos son sellados por el poder del santo sacerdocio en la Santa Casa del Señor para gobernar y reinar en la Casa de Israel para siempre.

Y fueron escogidos para este, el más sagrado y significativo de todos los llamamientos y asignaciones emitidos por el Señor antes de que empezará su vida terrenal. 

No puedo imaginar que estas personas no fueran específicamente conscientes, cuando fueron elegidos por el Padre en la preexistencia, de lo que implicaba un llamado tan significativo.

Y ahora, como punto final, permíteme compartir una frase de mi propia bendición patriarcal:

“A medida que avances y busques a quien será la compañera para la obra de tu vida, busca al Señor para que te guíe y te dirija a fin de que puedas encontrar a la compañera que sea más adecuada para ti… 

[Una persona] con la que puedas establecer en tu hogar el ambiente apropiado para la instrucción y el desarrollo de los espíritus escogidos que esperan venir a la tierra, para que puedan hacerlo mediante el linaje apropiado al que tienen derecho…”

Fuente: Askgramps

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *