Lideresa que perdió a su esposo comparte 2 consejos maravillosos para los jóvenes solteros

Durante la Conferencia General de abril de 2021, la hermana Susan H. Porter, ex miembro de la Mesa directiva general de la Sociedad de Socorro, fue llamada a servir como primera consejera de la Presidencia General de la Primaria.

La hermana Porter creció en Nueva York, obtuvo una licenciatura en química, trabajó como asistente de laboratorio en el Instituto de Tecnología de Massachusetts y vivió en el este de Europa durante muchos años con su esposo.

La hermana Porter aporta una experiencia única y un poderoso testimonio a su nuevo llamamiento.

Sin embargo, la experiencia que cambió su vida fue la pérdida de su esposo, el élder Bruce D. Porter, por insuficiencia renal en 2016.

Los Porter vivían en Moscú cuando el élder Porter se despertó con dificultades para respirar y fue internado en el hospital.

Esa no fue la primera vez que la pareja sufría una crisis de salud. Quince años antes, le dijeron a la hermana Porter que su esposo se quedaría internado en el hospital. Sin embargo, una semana después, salió del hospital con buena salud.

Lamentablemente, ese no fue el caso en ese entonces.

El élder y la hermana Porter regresaron a Utah, donde el élder Porter falleció en su casa rodeado de su familia el 28 de diciembre de 2016.

Durante los años transcurridos desde la muerte de su esposo, la hermana Porter se ha familiarizado con la experiencia de entrar sola a una capilla y buscar un lugar para sentarse en medio de las familias.

La hermana Porter tiene dos consejos para otros miembros solteros de la Iglesia:

Primer consejo

amor o ilusión

También te puede interesar5 Consejos para Adultos Solteros: Cómo encontrar un amor que dure

“El primer consejo es, enfócate en el hecho de que la familia más grande de todas es la familia de Dios. Cada persona que ves es tu hermano o tu hermana. Te animo a preguntarte: ‘¿Qué amor puedo ofrecer?’”

Segundo consejo

poder del sacerdocio

Su segundo consejo es “ser proactivo”. Por ejemplo, Church News compartió que cuando se presentó el plan de estudios Ven, sígueme , la hermana Porter revisó la lista de miembros de su barrio e identificó a todas las mujeres que estaban solteras y no tenían niños en su hogar.

Durante todo ese año, se reunieron mensualmente para discutir sus ideas de Ven, sígueme.

“Al ayudar a las mujeres a fortalecer su testimonio del Padre Celestial y aumentar su amor por el Señor y Su Iglesia, estarán mejor preparadas para ayudar a llevar a los niños al Salvador”, dijo la hermana Porter.

Esta es una traducción del artículo que fue publicado originalmente en LDS Living con el título “Two pieces of advice Sister Susan H. Porter has for single members of the Church“.

| Vida S.U.D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *