Santos de los Últimos Días brindan ayuda a los afectados por las inundaciones en Australia

australia inundaciones

Decenas de miles de habitantes en el estado de Nueva Gales del Sur, Australia recibieron órdenes de evacuar sus hogares a causa de las inundaciones provocadas por las severas tormentas. 

La lluvia inundó gran parte de la ciudad más poblada y extensa del país, Sídney, así como el estado de Queensland. 

Las tormentas e inundaciones han sido sin precedentes en la costa del este australiano y ha dejado a 20 personas fallecidas. 

La Sala de Prensa de la Iglesia en Australia informó que los miembros de los Santos de los Últimos Días están apoyando al personal de emergencia proporcionando agua potable, alimentos y fruta fresca.

Imagen: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Los miembros también se encuentran colaborando y ofreciéndose como voluntarios para la limpieza de los lugares afectados.

El presidente Daniel Shine, presidente de la Estaca Gold Coast dijo para la Sala de prensa: 

“Si bien el impacto de las inundaciones ha sido devastador, el apoyo voluntario de nuestros miembros ha ayudado a otros y brindado ayuda práctica de manera inspiradora”.

Desde el pasado jueves 3 de marzo, se han realizado donaciones por parte de los Santos de los Últimos Días, vecinos y amigos para los afectados por este desastre.

Imagen: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Más de cien miembros de la Iglesia de Jesucristo viajaron desde Gold Coast hasta la ciudad de Lismore en el norte de Nueva Gales del Sur el pasado fin de semana, llevando alimentos, suministros, combustible, mano de obra, amor y apoyo a un área que fue fuertemente afectada por las recientes inundaciones.

Aunque por el momento Lismore luce como una zona de guerra, devastada por la tormenta, hay esperanza para todos los residentes. 

Debido a la gran cantidad de donaciones, los líderes de la Iglesia abrieron la capilla a la comunidad en general para acceder a los suministros. Se contactó a las estaciones de radio locales para correr la voz entre los necesitados. 

Imagen: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Para los líderes del barrio fue un milagro, ellos dijeron que esperaban recibir una décima parte de lo que llegó.

Los Santos de los Últimos Días también se ofrecieron como voluntarios para trabajar junto con otras organizaciones comunitarias y grupos religiosos para limpiar casas, patios, calles y negocios locales.

A medida que continúa los esfuerzos de limpieza en Nueva Gales del Sur y Queensland, los líderes y miembros de la Iglesia se encuentran coordinando con el gobierno local y los funcionarios de emergencia para saber de qué manera servir. 

Fuente: Church News

| Vida S.U.D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *