Adolescente Santo de los Últimos Días realiza hazaña mítica del baseball

Danielle Gibson

Danielle Gibson, la bateadora Santo de los Últimos Días, alcanza un punto culminante en su historial como jugadora de sóftbol que ningún gran jugador (ni Babe Ruth, ni Bryce Harper, ni Hank Aaron) pudo lograr: un ciclo de jonrones. 

Para los fanáticos de los deportes y los nerds de las estadísticas, un ciclo de jonrones es una hazaña mítica, aparentemente inalcanzable a menos que sea en juegos de video con trucos y códigos para ganar. Las Grandes Ligas de Béisbol han existido durante 150 años y ni un solo jugador ha alcanzado un ciclo de jonrones.

También te puede interesar: Cómo la perspectiva del Presidente Nelson me ayudó a amar mi cuerpo tal como es

Pero la próxima vez que Danielle Gibson, miembro de la Iglesia de toda la vida y jugadora de sóftbol de la Universidad de Arkansas, logre un ciclo de jonrones, será la repetición de tal maravillosa hazaña.

El ciclo de jonrones

Danielle Gibson

Un ciclo de jonrones se obtiene de manera individual al hacer, un jonrón de dos carreras y un jonrón de tres carreras, y un grand slam, todo en el mismo juego.

Cuando Danielle tomo su posición en el plato el 23 de febrero para su primer turno al bate contra la Universidad Edwardsville del Sur de Illinois, no estaba pensado en el ciclo de jonrones, ni siquiera sabía qué era eso. Simplemente quería ayudar a los Razorbacks, su equipo, a borrar el déficit de 2-0.

Con una corredora en la base, golpeó enviando la pelota sobre la cerca en el Bogle Park de Arkansas para empatar el juego con un jonrón de dos carreras.

Danielle regresó al plato en la caja de bateo en la siguiente entrada, esta vez con dos corredoras en la base. Una vez más, golpeó la pelota logrando un jonrón de 3 carreras.

Todas las bases fueron ocupadas en la tercera entrada cuando la estudiante de segundo año regresó a batear, había llegado la oportunidad de lograr así un Grand Slam.

Para este momento, el equipo de los Razorback estaba vibrando de emoción.

Danielle Gibson

“Hannah [McEwen], mi compañera de equipo, nuestra primera bateadora, me dijo: ‘¡Estás a punto de lograr un ciclo de jonrones!’”

Danielle no tenía ni idea de lo que estaba hablando.

Hannah estuvo más que feliz de informarle: “Habrás logrado todos los tipos de jonrones que se pueden hacer en un juego.”

Pero cuando Danielle se acercó al plato en la cuarta entrada, para lo que sería su último turno al bate, el ciclo de jonrones no parecía posible. Ella tenía a una de las compañeras del equipo en la tercera base y necesitaba batear un jonrón para completar el ciclo.

Entonces un poco de magia (¿destino, tal vez?) sucedió. La lanzadora, tal vez desconcertada por tener que enfrentar a Danielle, le lanzó una bola inadecuada, permitiendo que la corredor de la base en el tercer lugar volviera al home, vaciando las bases.

“Las estrellas se estaban alineando…. Me dije a mí misma que podía hacerlo”, le dijo a Church News.

Ese lanzamiento final llegó muy rápido, pero Danielle le pegó con fuerza a la bola, hizo un contacto sólido y la pelota se deslizó sobre la pared del jardín y entró en los libros de historia del sóftbol universitario.

Danielle Gibson se convirtió en la segunda jugadora de sóftbol de la División 1 de la NCAA en batear logrando el ciclo de jonrones, y la primera en lograrlo en cuatro entradas. Y, por si no fuera poco, Arkansas logró una victoria de 15-3.

La oportunidad que lo cambió todo

Danielle Gibson

Ruth Gibson estaba en las gradas esa noche viendo jugar a su hija. Ella llamó a su esposo, Todd Gibson, quien estaba en la casa de su familia en Murrieta, California, después de cada jonrón.

“No podíamos creer lo que estaba pasando”, dijo Ruth.

No pasó mucho tiempo para que las noticias sobre el tan raro ciclo de jonrones se extendiera por el mundo deportivo. El juego histórico de Danielle continúa siendo cubierto por una variedad de agencias nuevas, incluyendo el Washington Post, ESPN y la radio SiriusXM.

“Ha sido una locura”, admitió la estudiante de psicología de 19 años de edad que ha estado haciendo malabares con las solicitudes de entrevistas, sus clases, los juegos y prácticas de sóftbol.

Danielle Gibson dijo que también está muy agradecida. Los últimos meses habían sido un poco difíciles. Después de haber obtenido muchos reconocimientos en la temporada pasada en la Universidad de Arizona State, ella tomó la difícil decisión de transferirse. En un principio no estaba segura de en dónde continuaría su carrera universitaria, por lo que confió en el Señor y en las palabras de su bendición patriarcal.

Ella decidió jugar para la Universidad de Arkansas, compartió, y fue una respuesta a muchas oraciones.

“Por alguna razón, el Padre Celestial me trajo hasta aquí”, expresó.

Ella es la única Santo de los Últimos Días en el equipo de Razorback. Pero dijo que sus entrenadores y compañeras de equipo le han dado la bienvenida a su fe y convicciones religiosas.

“Muchas de las chicas han sido un gran apoyo… Me siento realmente bendecida al ser parte de este equipo.”

Fiel a sus creencias

Danielle Gibson

Ella coloca pasajes del Libro de Mormón en su casillero para mantenerse enfocada durante todos los altibajos de la temporada de sóftbol universitario y se siente cómoda hablando con su equipo sobre sus creencias sobre los Santos de los Últimos Días.

El Evangelio le ofrece a Danielle una perspectiva eterna, permitiéndole alejarse de las presiones y demandas de la escuela y el sóftbol. “Estoy muy agradecida de poder tener eso en mi vida.”

También está agradecida por sus amigos Santos de los Últimos Días y las conexiones que ha hecho con la pequeña pero fuerte comunidad de jóvenes adultos solteros en Fayetteville.

Puede que Danielle Gibsonno logre un ciclo de jonrones en cada juego, pero está ansiosa por ayudar a los Razorbacks a ganar juegos y campeonatos. “Voy a hacer lo que sea necesario para ganar el juego, ya sea bateando suave o logrando un jonrón o atrapando la pelota justo antes de que termine el juego.”

Y su conexión de por vida con el sóftbol no terminará cuando se gradúe en unos pocos años. Danielle planea convertirse en entrenadora universitaria cuando finalicen sus días de juego en la universidad.

Este artículo fue escrito originalmente por Jason Swensen y fue publicado originalmente por thechurchnews.com bajo el título “Home run bashing Latter-day Saint teen claims mythical milestone

| Vida S.U.D
Publicado por: Sabina Mujica Estrada
Graduada de Turismo, Hotelería y Gastronomía, apasionada por los libros y los idiomas, profesional armando rompecabezas.
Hermana Kimball y Spencer Kimball
La guía de la hermana Kimball para tener felicidad en la vida, el...
élder Uchtdorf
2 escrituras que cambiaron mi perspectiva de ser un soltero Santo de...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *