Retiraron la estatua del Christus de la Manzana del Templo, ¿qué harán con ella?

La semana pasada, comenzó la demolición en el Centro de Visitantes Norte de la Manzana del Templo. Quizás, se conozca más sobre ese lugar porque alberga la réplica de la estatua del Christus de Bertel Thorvaldsen.

Los Santos de los Últimos Días conocen muy bien esta estatua de mármol. Incluso, el año pasado, se convirtió en el símbolo oficial de la Iglesia.

Según Church News, el Christus ha sido retirado y guardado para su conservación.

Finalmente, se reinstalará en algún lugar de la Manzana del Templo al final de la renovación, aunque no se ha revelado la ubicación exacta.

christus

Christus original de Bertel Thorvaldsen en la Capilla de Nuestra Señora en Copenhague, Dinamarca.

También te puede interesar5 cosas que no sabías de la estatua del Christus

Durante la renovación de la Manzana del Templo, se exhibe una réplica más pequeña de Christus en el Centro de Conferencias.

Los visitantes de la Manzana del Templo recordarán el Centro de Visitantes Norte por la rotonda abovedada que albergaba el Christus.

Esa rotonda era flanqueada por grandes ventanales y paredes pintadas con llamativos murales de nubes, estrellas y planetas.

Las ventanas permitieron que la gente viera la estatua extraordinariamente iluminada fuera de la Manzana del Templo.

Estatua del Christus en Centro de Visitantes. Foto por Jeffrey D. Allred

El piso principal del centro de visitantes mostraba una réplica de 4 metros de altura de la antigua Jerusalén y grandes murales que representaban escenas del Nuevo Testamento.

El piso inferior presentaba estatuas de tamaño real de figuras de la Biblia y el Libro de Mormón.

El área donde se encontraba el Centro de Visitantes Norte finalmente será reemplazada por jardines abiertos, según Newsroom.

A principios de la década de 1960, los planes originales exigían que la estatua de Christus se exhibiera en un área de observación al aire libre en la Manzana del Templo.

Sin embargo, surgieron preocupaciones debido a la exposición de la estatua al duro clima montañoso de Utah.

templo de roma

Tad Walch, a la izquierda, entrevistando al Presidente de la EstacaVerona, Italia, Andrea Cordani, mientras se encuentran de pie junto a las estatuas de Cristo y los apóstoles en el Centro de Visitantes del Templo de Roma.

Según un nuevo plan, en 1963 la estatua se colocó en la rotonda del edificio de la Oficina de Información recién construido, más tarde denominado Centro de Visitantes Norte.

Debido al tamaño del Christus de seis toneladas, los constructores tuvieron que colocar la estatua en su lugar y, luego, terminar de construir el edificio a su alrededor.

Los miembros de la Iglesia apreciaron tanto la estatua que eventualmente se instalaron réplicas más pequeñas en otros centros de visitantes de la Iglesia, entre ellos:

Centro de visitantes de Sao Paulo, Brasil

Estatua del Christus en el Centro de Visitantes de Sao Paulo, Brasil. Foto por Jeffrey D. Allred

● Hamilton, Nueva Zelanda

● Cerro Cumorah, Nueva York

● Idaho Falls, Idaho

● Independence, Misuri

● Laie, Hawái

● Londres, Inglaterra

● Los Ángeles, California

Centro de Visitantes de la Ciudad de México

Estatua del Christus en el Centro de Visitantes de la Ciudad de México. Imagen: Church News

● Mesa, Arizona

● Ciudad de México

● Nauvoo, Illinois

● Oakland, California

● Palmyra, Nueva York

● París, Francia

Una grúa transportando la estatua de Christus al Templo de París, Francia. Imagen: La Iglesia de Jesucristo

● Portland, Oregón

● Centro de la ciudad de Provo, Utah

● Roma, Italia

● São Paulo, Brasil

● St. George, Utah

● Washington DC

estatua del Christus

Estatua del Christus en la Manzana del Templo. Imagen: La Iglesia de Jesucristo

Asimismo, la Iglesia posee una réplica itinerante. Además, donó una al Museo de la Inmigración de Islandia en Reykjavik, Islandia.

Esta es una traducción del artículo que fue publicado originalmente en LDS Living con el título “Temple Square’s Christus statue has been removed. What will happen to it?

| Vida S.U.D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *