Cómo los musulmanes, los metodistas y los santos de los últimos días están fomentando el diálogo entre religiones a través del servicio

servicio

WEST VALLEY CITY, Utah — Unos 200 jóvenes y sus líderes vistiendo llamativos sombreros amarillos se ubicaron bajo el techo abovedado y colorido del Centro Islámico de Khadeeja. Para muchos de los jóvenes, era la primera vez que visitaban una mezquita musulmana, se sentaron con gran atención frente al imán de la mezquita, Muhamed Shoayb Mehtar, mientras hablaba sobre las similitudes particulares entre las religiones islámica y mormona.

“Dios entiende que tenemos más similitudes entre nosotros que diferencias,” dijo el imán, Mehtar.

servicio

También te puede interesar: Lo que amo de los católicos, bautistas, testigos de Jeshová, cienciólogos y budistas

El sábado, 04 de agosto, el grupo que ocupaba el salón estaba formado principalmente por miembros de la Estaca de West Jordan Park, Utah y los miembros de la congregación del Centro Islámico. Ambos acordaron ofrecerse como voluntarios el sábado para realizar actos de servicio en todo el barrio de West Valley, donde se encuentra la mezquita y, juntos, representaron un esfuerzo para mejorar el diálogo entre religiones y construir relaciones duraderas entre las diversas comunidades del Valle del Lago Salado.

Las palabras “As-Salaam-Alaikum” (en árabe) cuyo significado es “la paz esté con ustedes,” se intercambiaban una y otra vez mientras los líderes de ambas religiones se dirigían a la multitud sobre la importancia de superar los temores y los malentendidos sobre las religiones y las culturas que no les eran familiares.

El Imán Mehtar explicó que las sociedades más grandes de la historia no fueron las creadas en busca de la educación y la riqueza, sino aquellas “que ayudaron a crear un ambiente de seguridad, bondad y bienestar para con los demás.” Continuó, “eso es lo que los ha hecho exitosos aquí, en la actualidad.”

Los proyectos de servicio abarcaron desde embellecer los terrenos de la mezquita hasta ayudar a limpiar y modernizar el interior y el exterior del edificio de la cercana Iglesia Metodista Unida de Tonga además de construir una rampa de acceso para sillas de ruedas, en especial, para un adolescente local que recientemente quedó paralítico. Los líderes de la Estaca de West Jordan Park, Utah dijeron que esperaban que los esfuerzos les enseñaran a los jóvenes de la estaca que servir a los demás puede traer paz a sus vidas. El proyecto, que se implementó como parte de la conferencia de estaca de los jóvenes, se basó en el tema juvenil de la Iglesia 2018 “Paz en Cristo.”

servicio

Servicio por un día, propósito para el futuro

El Presidente de la estaca de West Jordan Park, Jeffrey Rowland, explicó que el servicio puede ayudar a traer paz a las vidas de las personas. Dijo que esperaba que los jóvenes tuvieran la oportunidad de trabajar y servir a los demás a nivel local así como servir en áreas donde las necesidades podrían ser mayores que en su propia comunidad de estaca.

Si bien el día de servicio inicialmente se conceptualizó como un proyecto de servicio comunitario a gran escala, su representación real se convirtió en un testimonio del poder de la hermandad, la bondad y el amor cristiano al unir los esfuerzos de tres comunidades diferentes de fe con el fin de embellecer y traer paz a la comunidad local.

Además de las tres Iglesias involucradas el sábado, los negocios locales como el Home Depot y Millcreek Gardens donaron suministros para ayudar con los diferentes proyectos que la estaca realizó en todo el barrio.

El Presidente Rowland después de ver a varias personas seculares y religiosas unirse de maneras inesperadas para servir a esta comunidad dijo: “Fue genial considerar que terminamos yendo más allá de los miembros del barrio y pudimos hacer algo de gran ayuda para quienes no eran de nuestra religión.”

servicio

El Pastor David Ofahengaue de la Iglesia Metodista Unida de Tonga dijo que una conexión sorpresa con un miembro del concejo municipal ayudó a la Estaca de West Jordan a darse cuenta de las necesidades de renovación y limpieza de su Iglesia. Agregó que siente una profunda conexión con la población mormona debido a su permanente presencia en las islas del Pacífico.

“Los mormones y los habitantes de las islas del Pacífico tienen estilos de vida similares ya que ambos se orientan a la familia,” dijo el pastor Ofahengaue. Se dio cuenta de que las similitudes culturales entre las poblaciones de Utah y la islas del Pacífico le han permitido sentirse bienvenido y como en casa desde que se mudó a Utah hace cinco años.

Al describir como las familias de Tonga se refieren unas a otras, el pastor Ofahengaue dijo que no existen los primos. Todos los que son parientes son “tokoua,” que significa hermano o hermana.

“Así que nos llamamos los unos a los otros como ustedes,” dijo el pastor Ofahengaue, indicando otra similitud entre los habitantes de las islas del Pacífico y los mormones.

Al admitir que su Iglesia necesitaba mucho más trabajo que el que se podía realizar en un solo día o en una sola participación como voluntario, el pastor Ofahengaue dijo que los esfuerzos de la Estaca de West Jordan Park reflejan la relación positiva que las Iglesias tienen entre sí. Él dijo que sus esfuerzos ejemplificaban el tipo de construcción de vínculos que las comunidades necesitan para unirse entre sí y elevarse juntas.

servicio

De manera similar, el imán Mehtar expresó su gratitud por el servicio prestado a la mezquita musulmana además de la hermandad y la amistad fomentadas por los esfuerzos continuos de la Iglesia para llegar y servir a las comunidades musulmanas.

“Creo que los habitantes de Utah y los mormones han sido muy solidarios. Además, han compartido ideas durante generaciones,” dijo el imán Mehtar. “Si usamos este modelo que estamos viendo aquí en Utah a nivel mundial, podríamos hacer cambios fenomenales.”

Describió su gratitud por la comunidad de Utah que, a su juicio, fue muy acogedora y se esforzó por aprender quiénes eran los musulmanes y de qué se trataba el Islam.

El servicio en todo el barrio

A lo largo del día, se podían observar las cabezas con sombreros amarillos subiendo y bajando por las calles del vecindario de West Valley, que abarca los límites del barrio Jordan View. Además de los proyectos a gran escala en la Iglesia y la mezquita, se llevaron a cabo pequeños proyectos de servicio en varios hogares de los miembros de la comunidad que habían solicitado asistencia a través del barrio local.

El obispo Mark Sears del barrio Jordan View, junto con su consejero de barrio, pasaron varias semanas trabajando con los líderes de la Estaca de West Jordan Park para generar una lista con los nombres de los miembros de la comunidad que podían beneficiarse con el día de servicio de la estaca.

Como lo explicó el Presidente Rowland, la forma en que establecieron los proyectos de servicio hizo que fuera más que el servicio en sí.

“Si íbamos a ir por el camino del servicio para la conferencia de los jóvenes, deseábamos tanto como fuera posible que hubiera una conexión personal,” dijo. “Deseábamos realmente que nuestros jóvenes conocieran a estas personas para comunicarse y detuvieran sus labores para escuchar algunas historias sobre sus vidas porque deseábamos que sus corazones se conmovieran. Una cosa es quitar la maleza o pintar un letrero, pero otra es tener una conversación con una persona.”

Un acercamiento personal al servicio

servicio

De pie en su cocina como voluntarios con gorros amarillos moviéndose alrededor de él y sus muebles, Óscar Galicia expresó su gratitud por el servicio que la Estaca West Jordan estaba brindado a su familia. Explicó que como padre soltero intentaba equilibrar su regreso a la universidad para obtener una licenciatura en ingeniería y cuidar a sus hijos, pero el trabajo en el hogar y en el jardín había tomado un segundo plano.

Dijo que ver personas en toda su casa, pintando, limpiando, podando arbustos y más, le ayudó a fortalecer su sentido de pertenencia en su comunidad.

“Hay nuevas caras alrededor y es hermoso,” dijo Galicia de los voluntarios que estaban a su alrededor. “Vienen a mi casa, no me conocen, pero al mirarlos a los ojos sé que nos hemos conocido por un largo tiempo.”

Si bien Galicia nació y creció en México, dijo que Salt Lake City ahora se sentía como su hogar y que consideraba que el evangelio ocupaba una gran parte de eso. “Me siento bendecido de vivir aquí, donde la comunidad SUD es mucho más grande que otros lugares,” dijo Galicia.

Cindy Hanks, otra miembro de la comunidad que se sentía particularmente bendecida por el servicio de la Estaca de West Jordan, describió a los miembros que vestían gorros amarillos como la respuesta a sus oraciones.

servicio

“Me siento tan bendecida de tenerlos aquí,” dijo Hanks. “Realmente, ha sido difícil ver a mi nieto así, pero nuestras oraciones son respondidas todos los días.”

El nieto de Hanks, Jonathan, que vive con ella, recientemente sufrió un accidente que lo dejó paralítico. Sin recursos para construir el espacio necesario para los cambios requeridos por la condición de su nieto cuando regrese a casa de su rehabilitación física el próximo mes. Hanks expresó su gratitud por el tiempo y los recursos que la estaca brindó para construir una rampa de acceso para sillas de ruedas para su casa. Además, la estaca la ayudó a ella y a su familia a presentar la documentación y los planos necesarios para renovar el baño y otras partes de la casa que necesitan ajustes para la condición de su nieto.

El amigo de Jonathan y el jefe local de los exploradores, Kyle Tishner, que estaba en el lugar ayudando a construir la rampa para sillas de ruedas en preparación para la bienvenida de Jonathan, describió cuan afortunado se sentía por poder ayudar a alguien tan cercano a él. “Es maravilloso ayudar a alguien, te hace sentir bien. Una cosa es ayudar a alguien que no conoces, pero es otra, cuando prácticamente es tu hermano,” dijo Tishner.

Continuar las relaciones

Si bien la estaca planificó hacer todo lo que fuera posible el sábado, Josh Parry, el presidente de estaca de los hombres jóvenes dijo que ya tienen grupos que planean regresar en primavera para continuar con el servicio y las relaciones que desarrollaron.

“Creo que eso es realmente una cuestión de ministrar,” dijo Parry. “Sabes que no es solo algo de una sola vez, sino que las personas crearon una conexión y se sienten emocionadas de regresar y continuar sirviendo.”

servicio

Al describir su gratitud por el servicio y las relaciones construidas a lo largo del día, los líderes de la mezquita y la Iglesia Metodista de Tonga dijeron que esperan continuar trabajando con la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días tanto como sea posible.

Solo cuando uno se une con el fin de lograr un cambio positivo, la religión puede participar de un verdadero propósito humanitario, dijo Abdul Afridi, consejero de la Sociedad Islámica del Gran Lago Salado. Tiene que ser un esfuerzo combinado, explicó.

“Nuestro objetivo no es solo el área de Chesterfield,” dijo Afridi. “Nuestro objetivo es el siguiente barrio. Luego, el siguiente estado. Después, todo el mundo.”

Artículo originalmente escrito por Aubrey Eyre y publicado en ldschurchnews.com con el título “How Muslims, Methodists and Latter-day Saints are fostering interfaith dialogue through service.”

| Vida S.U.D
Publicado por: Nicole Córdova Loayza
Traductora de español, inglés y portugués. Me encantan los idiomas y conocer sobre diferentes culturas. También me gusta el arte y amo la naturaleza.
manzana del templo
La “joya escondida” y otros recorridos gratuitos en la Manzana del...
apologética mormona
¿Qué es la “apología” mormona?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *