Como el hablar con dos hombres solteros Santo de los Últimos Días demostró que mis suposiciones eran incorrectas

preguntas sobre religión

¿Cómo es ser un hombre soltero en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en el 2019? ¿Qué experimentan? ¿Qué presiones sienten y que criticas reciben? ¿Cómo se sienten al asistir a una Iglesia que está muy enfocada en la familia?

Steve Soelberg y Sefa Palu son hombres solteros activos y fieles que accedieron amablemente a conversar conmigo sobre su experiencia. Fueron graciosos, sinceros, humildes y perspicaces. Pero voy a admitir algo: fui a mi entrevista con Steve y Sefa pensando que sabía lo que dirían. A medida que avanzaba la entrevista, rápidamente me di cuenta de que no iban a darme las respuestas que esperaba.

También te puede interesar: El élder Uchtdorf pide a los jóvenes solteros que escuchen la música del espíritu

compartir el evangelio

Déjame ser clara. No quería que se sintieran incómodos o frustrados por sus experiencias, simplemente asumí que ese sería el caso. No quiere decir que ellos no expresaron algunos de los problemas que enfrentan o muchas de las expectativas que sienten. Pero me sorprendió e impresionó la introspección que mostraron en cada respuesta.

Cuando en broma les pregunté por qué no estaban casados, esperaba una respuesta en el mismo tono, pero no una reflexión sincera sobre lo que aun les falta y que todavía no saben qué es. Cuando les pregunté qué les dirían a las personas que les dicen que simplemente no están haciendo un esfuerzo, esperé protestas pero no un “Es posible que tengan un punto” y “Me estoy esforzando mucho, pero claro, siempre hay áreas en las que uno puede mejorar”.

Le mencioné a Steve y Sefa que, como una mujer soltera en la Iglesia, regularmente recibo disculpas en nombre de los hombres de la Iglesia. Me doy cuenta de que se usa como un intento de cumplido por parte de amigos o miembros del barrio que quieren que sepa que mi estatus de soltera obviamente se debe a los hombres con los que estoy saliendo, y que de hecho me exime de cualquier responsabilidad.

No voy a mentir; a veces se siente bien escuchar eso. Pero, ¿será verdad? (Iba a dejar esto como una pregunta retórica, pero para mayor claridad, añadiré: no, no es cierto).

Espero que puedan sentir, del extracto que se encuentra debajo, el espíritu y los corazones de estos dos hombres que aman al Señor y buscan Su guía en todas sus actividades. En última instancia, todos estamos en el mismo camino de la mortalidad, y se hacen suposiciones acerca de cómo cada uno de nosotros maneja nuestro conjunto de circunstancias de manera inadecuada y con frecuencia equivocada.

Creo que también es conveniente mencionar que Sefa y Steve sólo son responsables de sus experiencias y, por lo tanto, no pueden hablar por todos los hombres solteros en la Iglesia. Sabemos que hay muchas perspectivas sobre este tema, y ​​buscaremos abordar más de ellas en el futuro.

adultos solteros

El siguiente extracto ha sido editado para mayor claridad.

Erin Hallstrom: 

Hay muchos estigmas en torno a estar soltero en la Iglesia. Hemos hablado de algunos de ellos; ¿Qué crees que Dios piensa de tu soltería?

Steve Soelberg: 

Oh, nunca había pensado en eso.

Sefa Palu: 

Probablemente está esperando, pensado: “Esto está tomando algo de tiempo, Sefa”.

Steve Soelberg (entre risas): 

“Te he dado muchas oportunidades.”

Sefa Palu: 

“Y te di un poco tiempo para elegir.”

sumisión

Erin Hallstrom: 

O quizá pueda reformular [la pregunta]. ¿Cómo sientes que ha cambiado tu relación con Dios?

Steve Soelberg: 

Ciertamente me hace recurrir a Él mucho más. Definitivamente siento que Él es quien me anima. Definitivamente creo que hay personas del otro lado que están trabajando para ayudar[me]. No sé cómo, pero están haciendo cosas para ayudarme a encontrar a la persona adecuada. Y eso de hecho es algo motivador. No sé por qué, pero me ayuda a ponerme de rodillas mucho más.

Siento que he orado por esto con más ganas de lo que he orado durante mucho tiempo. Es bueno porque aumenta esa relación, de modo que, de repente, mi vida no se trata sólo de ser soltero; se trata de otras cosas, así que puedo seguir orando por esas otras cosas.

Así que creo que ha sido muy, muy provechoso… porque esa soledad me ha hecho decir: ‘Oh, bueno, Él es quién está ahí para mí’. Y sí, ha crecido mi relación [con Dios] porque Él sabe que me siento solo y sabe lo que se siente y está feliz de ayudarme a superarlo.

Sefa Palu: 

Sí, estoy de acuerdo. Creo que soy mucho más consciente de Su presencia, y tengo una convicción más fuerte de Su presencia debido a este tiempo de soltería.

Estoy más consciente de Él, y siento que Él está más consciente de mí a medida que esa relación se fortalece. Es impresionante. En cuanto a lo que Él piensa de mi soltería, creo que piensa: “No te rindas, hijo.”

Hay momentos de quietud en los que la soledad se vuelve un poco intensa, donde sólo estamos Él y yo, y estoy mucho más consciente de Él porque no hay distracciones a mi alrededor. Estoy en este período de lucha y siento Su presencia allí. Es impresionante.

Este artículo fue escrito originalmente por Erin Hallstrom y fue publicado originalmente por ldsliving.com bajo el título “How Talking with Two Single Latter-day Saint Men Proved My Assumptions Wrong

| Vida S.U.D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *