Posiciones de liderazgo en la Iglesia: Cómo evitar llamar a las mismas 10 personas

llamamientos

La responsabilidad de extender un llamamiento es enorme, independientemente de cuál sea el llamamiento. Se requiere mucha oración, reflexión y energía para encontrar miembros que estén dispuestos a servir en cualquier llamamiento, especialmente en los papeles de liderazgo.

Entonces, ¿cómo abordamos la enorme tarea de discernir los talentos y las habilidades de cada miembro?

Jessica Johnson, que trabaja en el desarrollo de liderazgo con el Grupo RBL, comparte ideas sobre cómo prepararse para recibir revelación a fin de encontrar a las personas que ocupen un llamamiento de liderazgo.

Para comenzar, Johnson recomienda ver a aquellos a quienes les servirían en lugar de aquellos que servirían.

Johnson dice: “Piensa en el llamamiento en sí y no solo en las habilidades y los talentos necesarios para poder satisfacer ese llamamiento. Pero, ¿Quiénes son los interesados en ese llamamiento? ¿Quiénes son las personas a las que sirve ese individuo? ¿Sobre quiénes tiene mayordomía?… Creo que necesitamos pensar mucho al respecto”.

También te puede interesar: Pedir que te releven de un llamamiento de la iglesia: 4 preguntas que considerar

llamamientos

Para observar  las necesidades de las personas a las que el líder serviría, Johnson sugirió preguntarle a la persona que actualmente se encuentra en la posición de liderazgo como, por ejemplo, la presidenta de la Sociedad de Socorro, el presidente del Quórum de Élderes o la presidenta de la Primaria, cuáles son las necesidades de los miembros a los que sirven.

“Si tenemos problemas en un área determinada. Quizá, necesitemos a alguien que sea magnifico escuchando y eso es lo que buscaremos cuando pensemos en llenar ese llamamiento”, dijo Johnson.

Sin embargo, a diferencia del mundo de los negocios, las personas que se necesitan para llenar un llamamiento tienen que vivir dentro de ciertos límites.

Cuando surja este desafío, Johnson recomienda esperar antes de escoger los “cuchillos del ejército suizo”, o miembros que tendrían éxito en cualquier llamamiento y pensar en la persona que tendría éxito en un llamamiento específico.

“Creo que eso sobrepasa la habilidad en casi cualquiera de estas situaciones si alguien tiene el deseo de servir, a veces, tenemos que averiguarlo un poco”, dijo Johnson.

llamamientos

Haciendo referencia al mensaje del Élder Dieter F. Uchtdorf,  “Aprendan de Alma y Amulek”, Johnson comparte que a veces las personas que están dispuestas y listas para servir son los “Amulek” o las personas “invisibles” u “ocultas”.

“Sin embargo, cuando entras y empiezas a hablar sobre lo que te gustaría que hicieran, esa [voluntad de servir] puede desaparecer, pero debes tener esas conversaciones”.

Una cosa que Johnson recomienda para ayudar a encontrar a estos “Amulek” es orar por el don espiritual de discernimiento. Especialmente, cuando se trata de ver las mejores cualidades en los demás.

Otra cosa es siempre estar capacitado y cultivar cualidades de liderazgo en los demás, algo que según Johnson, ha visto que ayuda a preparar a muchos para los llamamientos de liderazgo dentro de la Iglesia.

Este artículo fue escrito originalmente por Katie Lambert y fue publicado en ldsliving.com con el título “Church Leadership Positions: How to Avoid Calling the Same 10 People”.

| Vida S.U.D

Deja un comentario*

comment_before*