5 mitos que impiden que te enamores de alguien

No es la otra persona, eres tú…

Muchos de nosotros tenemos nociones preconcebidas sobre estar enamorado. Lo vemos retratado en películas, libros y casi todas las plataformas de comunicación disponibles.

El enamoramiento es una emoción poderosa que, a menudo, es mal entendida por muchos debido a los mitos que han evolucionado a lo largo de los años.

En este artículo, exploraremos algunos de los mitos que pueden estar afectando tu perspectiva sobre el enamoramiento.

1. “Necesito sentir atracción antes de enamorarme” 

También te puede interesar5 Consejos para Adultos Solteros: Cómo encontrar un amor que dure

La atracción es importante en una relación, pero las oportunidades para que dos personas se enamoren se desperdician cuando las personas creen que la atracción es la fuerza motivadora y la razón para seguir conociendo a alguien.

Por supuesto, hay historias reales de parejas que sintieron atracción a primera vista, pero también hay relaciones exitosas que no comenzaron con la atracción instantánea.

Cuando le das una oportunidad a alguien y lo conoces, es posible que te sorprendas al descubrir que tus sentimientos y deseos crecen en profundidad y significado paso a paso.

Esta atracción no es corta y superficial, ni fugaz ni vacía porque la atracción no se basa solo en atributos físicos, sino que se basa en la bondad, la comprensión y la aceptación.

2. “Tómalo con calma, el tiempo está de tu lado”

Algunos dicen que deben tomarse las cosas con calma para que se conozcan, atraviesen desafíos y experimenten diferentes cosas juntos. Para algunos, salir en citas durante mucho tiempo significa que se sienten realmente seguros de llevar su relación al siguiente nivel.

Si bien hay algo de cierto en esto, no debemos retrasar demasiado el compromiso o el matrimonio, porque queramos cumplir con esta norma.

No es necesario salir años con la misma persona, aunque deberíamos pasar juntos el tiempo suficiente para sentir que realmente nos conocemos. 

Cuando sentimos que hemos encontrado a la persona con la que queremos pasar la eternidad, oramos al respecto y recibimos la confirmación del Señor, debemos decidir y actuar de acuerdo con nuestros justos deseos.

Esto puede tomar un tiempo diferente para cada pareja, pero no hay una línea de tiempo establecida en las citas y el matrimonio.

3. “El amor profundo llega naturalmente cuando encuentras a la persona indicada” 

A veces escuchamos a los demás decir que se enamoraron de una persona apenas la vieron. Si bien esto es cierto en algunos casos, como cuando los padres ven a su hijo recién nacido por primera vez, en la mayoría de los casos, el amor no es algo que se sienta al instante. 

El amor resulta de nuestras decisiones, acciones y comportamientos en nuestras relaciones. Se basa en servir, invertir en la felicidad de otra persona, aceptar los defectos y las diferencias. Asimismo, el amor se debe alimentar constantemente.

4. “Dios ya ha preparado a la persona indicada para mí”

Si hay una persona indicada para cada uno de nosotros, entonces nuestro albedrío está en peligro. El matrimonio es uno de los hitos más importantes en nuestro viaje mortal y podemos estar seguros de que Dios no interferirá cuando decidamos con quién casarnos.

Aunque reconocemos que existe una intervención divina en muchos aspectos de nuestras vidas, incluida la orientación para encontrar una persona con quien casarnos; en última instancia, es nuestra decisión, mérito y acciones lo que determinará qué persona se convertirá en nuestra compañera eterna. 

Dios seguramente está preparando a cada uno de Sus hijos, que estén dispuestos a ser guiados, a conocer a su futuro compañero  con el que puedan formar una familia. Sin embargo, no existe una “persona indicada”, solo decisiones correctas que se pueden tomar para encontrar a una persona que Dios ha ayudado a preparar para uno de sus hijos fieles.

5. “Cuando amas, aceptas todo”

Esto es en parte cierto, pero también está la otra cara de la moneda. Si bien el amor se trata de aceptar a alguien completa e incondicionalmente, el amor también se trata de reconocer las mejoras que necesitamos hacer para tener una relación más sana y duradera. 

No necesitamos cambiar quiénes somos ni perdernos en el proceso, sino que debemos hacer el esfuerzo necesario para convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos, no solo para nosotros, sino también para la familia que estamos intentando construir.

salir en citas

El amor y la aceptación no deben venir a costa del sentido común. Aunque todos tenemos defectos de carácter, tentaciones específicas y cometemos errores, debemos ser sabios al elegir a nuestro compañero eterno.

  • ¿Tu compañero está dispuesto a trabajar contigo para mejorar y formar el tipo de familia eterna que ambos desean? 
  • ¿Comparten los mismos objetivos en la vida? 

El amor por sí solo no debe hacernos ignorar las señales de alerta que pueden surgir en una relación y que podrían indicar serios problemas en el futuro. Dicho esto, el poder del arrepentimiento es real y el amor va de la mano con el perdón.

Últimos pensamientos

Cada uno puede convertirse en la mano que sostenga, apoye, aliente y ayude a la otra persona en su viaje de regreso al Padre Celestial.

El amor viene en diferentes tipos y formas. Cuando lo sintamos, no nos contengamos debido a los mitos que crecimos escuchando. Cuando llegue el amor, acéptalo y déjalo crecer, no solo en tu corazón sino también en tus decisiones y acciones.

Fuente: Faith.ph

| Vida S.U.D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *