Una mormona feminista: Por qué se necesita el feminismo

Opinión:

Recientemente un usuario de MormonHub (nuestra versión en inglés) publicó una conversación en el foro titulada “Why Feminism is Bad.”( Por que necesito el Feminismo)

Instantáneamente intrigada, seguí el enlace y leí el post. Lo que vi sinceramente me decepcionó. Los primeros comentarios consistieron en un grupo de personas (en su mayoría hombres) que discutieron lo que pensaban como feminismo, que imaginaban como un grupo orgulloso de mujeres que quieren quitarles a los hombres lo que tienen y quedárselos para sí mismas.

Las mujeres son a menudo retratadas como enojadas, estridentes come-hombres.

Unas pocas feministas hablaron para defender su posición y el grupo inmediatamente las ignoró. Respondí, pero luego me di cuenta de que en este ambiente, no se me escucharía.

No sería vista totalmente como humana, simplemente sería letras en una página.

De hecho, me encontré escribiendo menos que compasivamente al intentar defender mi posición.

Es fácil deshumanizar las publicaciones en línea, pero esas conversaciones no pueden llegar a ninguna parte porque la gente acaba arraigándose en su punto de vista. Pero sabía que tenía que decir algo, así que lo estoy diciendo ahora.

En primer lugar, ¿podemos simplemente definir el feminismo tan rápido?

Al igual que todos en la misma página, esto es lo que el feminismo realmente significa:

Feminismo ES:

Un movimiento multifacético centrado en la creación de la igualdad entre los sexos. Diferentes personas piensan que podemos lograrlo de muchas maneras diferentes, pero la palabra importante aquí es la igualdad.

Feminismo NO es: Anti-hombre, anti-padre, anti-matrimonio, anti-familia, anti-cristiana. El feminismo no intenta sacar a los hombres del cuadro. Solo queremos llamar la atención sobre las desigualdades tan reales entre los géneros y averiguar cómo reconciliarlos.

Si no creen que eso es de lo que trata el feminismo moderno, lo entiendo. Las cuestiones divisorias como el aborto y la expresión de género distinguen a las feministas SUD de las del feminismo dominante. ¡Pero eso está bien! Este país necesita voces diversas por el lado de la igualdad de género.

Por ejemplo, en este artículo de la Revista Forbes, una destacada feminista habla de cómo el feminismo encaja en muchos sistemas de creencias diferentes. ¿Estoy de acuerdo con todo lo que dice en el video? ¡No! ¿Somos ambas todavía feministas? ¡Absolutamente! No tienes que estar de acuerdo con las feministas convencionales en cada tema individual para reconocer y combatir la desigualdad de género.

Sin embargo, algunas personas en nuestra iglesia no entienden el propósito del feminismo, y confunden al feminismo en general con acciones escandalosas de algunos individuos dentro del movimiento, pintando a todas las feministas como féminas estereotipadas que militan con el brasier.

Ese tipo de pensamiento solo sirve para deshumanizar y llevar al ostracismo a las personas que piensan de manera diferente. Pero estoy cansada de que la gente me diga lo que soy. Estoy cansada de que las personas que no son feministas traten de decirme qué es el feminismo. Es como cuando los no miembros tratan de decirte lo malo y feo que son los mormones. ¿Eso no te molesta?

 

Así que vamos a dejar esto claro: soy feminista. Yo no soy parte de Ordain women (Organización antimormona que promueve la ordenación de las mujeres al sacerdocio) Las protestas no cambian la política de la Iglesia, la revelación sí. Estoy contenta con mi posición en la Iglesia. Además, soy firmemente pro-vida, pero reconozco (al igual que la política de la Iglesia) ciertas excepciones en casos de violación, incesto o cuando las complicaciones de salud ponen en peligro la vida de la madre y / o el bebé. Creo que estas ideas son comunes entre la mayoría de las feministas mormonas.

Pero también vemos mucho que tiene que cambiar con respecto a la forma en que tratamos a las mujeres. Como una mujer SUD, ¡necesito el feminismo! Aquí hay algunas razones del por qué:

Necesito Feminismo por la Cultura Mormona

  • Porque cuando era niña, me dijeron otras mujeres de mi familia que no podía ser médico porque “hace imposible tener una familia”. Necesito el feminismo por el sexismo interiorizado.
  • Porque cuando enseño en la Escuela Dominical, la gente habla y me interrumpe, a pesar de que he preparado y estudiado el tema a fondo. Pero cuando mi esposo enseña, es escuchado y respetado. Baste decir que me parece muy frustrante.
  • Debido a que los niños no entienden el papel de las mujeres en el hogar, en el lugar de trabajo y en la iglesia, crecen para criar más niños que no entienden el papel de las mujeres. La equidad y el respeto no vienen naturalmente, debemos enseñarles.
  • Debido a que los hombres SUD están libres para correr sin camisa, y los niños pueden mostrarse mutuamente en camisetas y pantalones cortos, pero enseñamos a las jóvenes modestia. La modestia es importante para todos nosotros o para ninguno de nosotros. Y los convenios que hacemos cuando nos ponemos ropa sagrada me dicen que es importante para todos nosotros.

Necesito el feminismo porque merezco sentirme segura

  • Porque una de cada cuatro mujeres se enfrenta a abuso doméstico.
  • Porque cuando voy a un baño vacío, reviso cada baño para asegurarme de que no haya nadie ahí dentro. No estoy sola en esto. Muchas mujeres con las que he hablado hacen eso. Es por eso que vamos al baño  juntas. No es solo para chismear. Todos tenemos miedo de ir a lugares solos. Mientras tanto, mi esposo pensaba que estaba bromeando acerca de esas ansiedades al ir al baño. Porque no tiene que preocuparse por eso.

Él nunca había pensado en eso antes. ¿Es eso igualdad?

  • Porque un hombre razonable e inteligente me dijo una vez que pasó algunas de sus noches en la universidad piropeando a las mujeres. Pensó que secretamente nos gusta. (No nos gusta.) El sexismo es inadvertidamente socializado desde el nacimiento, de modo que a veces la gente buena, amable y razonable no ve el problema hasta que se los deletrees. Soy una feminista porque quiero facilitar conversaciones honestas y compasivas sobre cuestiones de género.
  • Porque las mujeres que se visten con menos modestia de la que yo elijo, merecen ser vistas como individuos humanos con albedrío, no objetos sobre los que hay que actuar.
  • Porque estilos o elecciones particulares de maquillaje no implican que está bien tocar el cuerpo de otra persona. Necesitamos hablar y definir el consentimiento. Necesitamos hablar y definir lo que realmente significa la castidad. La castidad en los pensamientos y las acciones debe ser vista como una opción para los hombres y las mujeres, y ciertamente no es el resultado de determinadas opciones de ropa. El argumento de que los hombres están simplemente “programados” para pensar inmoralmente sobre la piel expuesta insulta el albedrío y la inteligencia de los hombres. Dejen de hacerlo.

Necesito el feminismo porque es inspirado

  • Porque el evangelio claramente apoya al feminismo. “…todos son iguales ante Dios…” La Expiación es para todos. Todo tipo humano tiene potencial divino y puede llegar a ser como nuestros Padres Celestiales. Porque creemos en los Padres Celestiales como una unidad.
  • Porque Cristo mostró compasión, amor y respeto por todas las mujeres en su vida. Perdonó a la mujer adultera. Cuidaba de su madre. Después de la resurrección, apareció primero a María Magdalena. Él amó a todos igualmente. Porque “Ningún poder o influencia se puede ni se debe mantener en virtud del sacerdocio…”, DyC 121: 41. Traducción: ¡no puedes usar tus poderes y responsabilidades del sacerdocio como una excusa para dominar a la gente! Pero la gente todavía lo intenta.

Necesito el feminismo para proteger a mis hermanas a través del mundo

  • Porque más de 200 millones de niñas y de mujeres han sufrido mutilación genital. A pesar de ser reconocido como una violación peligrosa de los derechos humanos que puede conducir a problemas urinarios, infecciones, sangrado excesivo y muchas otras complicaciones de la salud.
  • Porque en todo el mundo 33 millones menos de niñas que de niños asisten a la escuela primaria. Las niñas que no pueden asistir a la escuela se convierten en mujeres que no pueden leerles a sus hijos o equilibrar las finanzas del hogar, y mucho menos trabajar para proveer a su familia. La educación nos permite contribuir a la sociedad de manera significativa. Sin ella, la gente se convierte en un drenaje de la sociedad y una carga para sus familias. No educar a las mujeres crea un círculo vicioso de dificultades financieras, disminución del valor percibido, y el descuido.
  • Porque cada año más de 15 millones de niñas se casan antes de llegar a la edad adulta. Muchas tienen entonces que abandonar la escuela, ser víctimas de abuso sexual o físico por parte de sus cónyuges adultos y dar a luz en edades peligrosamente jóvenes. Esta práctica debe parar.
  • Porque las mujeres y las niñas alrededor del mundo merecen una voz. Alguien tiene que hablar por ellas, y el feminismo es cómo lo hacemos.

Incluso considerando todas las razones anteriores, me llamo a mí misma feminista, entiendo la confusión de la gente acerca de dónde está en la Iglesia SUD. Críticamente, las feministas usan la palabra “patriarcado” de manera diferente a cómo la usamos en la Iglesia.

Cuando las feministas hablan de “el patriarcado” nos estamos refiriendo a las maneras sistemáticas en que los hombres dominan a las mujeres en nuestra sociedad (de las cuales hay amplias pruebas).

Cuando los mormones hablan de “orden patriarcal”, nos referimos a un sistema de organización de familias y congregaciones bajo la autoridad del sacerdocio. Estas palabras pueden ser homónimas, pero significan cosas muy diferentes.

El patriarcado opresor no se parece al orden patriarcal que Dios ha establecido.

A pesar de algunas diferencias en la filosofía, las feministas y los mormones creen la misma verdad vital: los hombres y las mujeres fueron creados para ser iguales. Las personas imperfectas, la naturaleza humana y la cultura moderna a veces interrumpen esa igualdad, pero debemos restablecer el equilibrio. Esa es la causa por la que todos debemos luchar.

Este artículo fue escrito originalmente por Michelle Knabe y fue publicado en MormonHub.com, con el título A Mormon Feminist: Why I Need Feminism Español © 2017

| Vida S.U.D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *