5 ideas para tener oraciones familiares más poderosas y constantes

pandemia - familias

En una oportunidad, el élder John H. Groberg enseñó:

“Si verdaderamente amamos a nuestras familias, oraremos constantemente por ellas y con ellas. No conozco ninguna actividad que tenga más potencial para unir a nuestras familias y traer más amor y dirección divina a nuestros hogares que la oración familiar constante y ferviente”.

No hay duda de que la oración familiar es importante. Sin embargo, como la mayoría de los padres Santos de los Últimos Días sabrán muy bien, puede ser difícil llevar a cabo oraciones familiares poderosas y constantes.

De hecho, incluso puede parecer imposible.

Si deseas mejorar tus oraciones familiares, ¡considera las siguientes ideas!

No esperar el momento perfecto

tiempo

Foto: Unsplash

Idealmente, podrías elegir al menos un momento constante a lo largo del día para reunir a tu familia para la oración. Por ejemplo, podría ser por la mañana antes de que todos salgan de casa o antes de acostarse.

Si puedes, estas son excelentes opciones.

Sin embargo, en el mundo ajetreado de hoy, encontrar un tiempo constante cada día puede resultar un gran desafío.

Una gran idea es elegir orar cuando estén todos juntos. No tiene que haber un momento perfecto. Incluyan la oración familiar en el momento que funcione mejor para ustedes.

Es posible que tus hijos todavía estén haciendo la tarea. La cena podría estar en el horno. Alguien puede tener alguna actividad.

Aprovecha el momento siempre que llegue.

Hacer una lista para guiarse

Imagen: Canva

Tómense un tiempo antes de orar para hablar sobre lo que desean pedir en oración.

Pregunta a cada miembro de la familia si tiene algo por lo que necesita una oración.

No tengas temor de escribir esas necesidades y leerlas durante la oración.

Cuando se pide algo por lo que se necesita orar, eso ayuda a proporcionar un espacio seguro para que tu familia hable sobre asuntos importantes. Incluso, las cosas que pueden ser difíciles.

Orar por todos y mencionar su nombre

vida preterrenal

Imagen: Shutterstock

Se produce un gran sentimiento de amor y conexión cuando escuchas a alguien orar por ti por tu nombre.

Incluso si nadie tiene una necesidad específica que atender, simplemente oren por cada miembro de la familia por su nombre y pídanle a Dios que los bendiga.

No se apresuren a leer los nombres como una lista.

Tomen una respiración profunda después de decir cada nombre para que la persona por la que están orando pueda tener un momento para sentir y conectarse con el Espíritu.

Dar a todos un turno

Que la noche de Hogar no se entienda como un tiempo para recibir una clase, una Noche de Hogar puede ser también un paseo por el parque, preparar una cena para nuestro  vecino enfermo, escribir cartas a nuestros familiares lejanos, hacer nuestra historia familiar, revisar nuestros álbum de fotos, dramatizar un episodio de las escrituras, ver una película inspiradora, contar historia de nuestra infancia o juventud, etc. 

Imagen: La Iglesia de Jesucristo

Brinda a todos en tu familia la oportunidad de hacer la oración familiar.

Pueden rotar cada noche, asignar a alguien por una semana o incluso darles a todos la oportunidad de decir una oración corta en un solo día.

Esto es especialmente bueno para los niños más pequeños porque les ayuda a aprender a hacer la oración.

Arrodillarse al orar

oración

Imagen: Shutterstock

Inviten el Espíritu de reverencia a sus oraciones familiares arrodillándose juntos.

Si las cosas están agitadas, consideren pedirles a todos que escuchen un himno que invite la calma antes de la oración para crear un mejor ambiente. Sin embargo, no se preocupen demasiado por el ruido que pueda haber. Lo importante es que estén juntos en oración.

¿Qué otros consejos añadirías a la lista para mejorar las oraciones familiares?

Esta es una traducción del artículo que fue escrito originalmente por Aleah Ingram y fue publicado en LDS Daily con el título “How to Have More Powerful & Consistent Family Prayers”.

También te puede interesar: 

| Vida S.U.D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *