Cómo prestar servicio beneficia tu salud + 3 mitos sobre envejecer

“Incluso, a medida que envejecemos, hay mucho que hacer y mucho que ser”.

Norman Hill, ex presidente de la misión Ghana Accra Oeste y Sierra Leona Freetown, y profesor del centro para el impacto social de BYU, compartió una interesante información acerca de envejecer y cómo ganar vitalidad con el paso de los años.

El año pasado, Hill trabajó con un comité para diseñar una encuesta sobre salud y bienestar. En esta encuesta participaron más de 2,000 personas del condado de Washington, Utah. Asimismo, Hill hizo varias entrevistas a personas mayores de 60 años.

“El análisis de esos datos me ha proporcionado un gran conocimiento”, dijo.

Lo que han dicho nuestros líderes sobre envejecer

También te puede interesar4 historias divertidas de los profetas y apóstoles sobre envejecer

Varios líderes de la Iglesia han dado consejos sobre envejecer. Por ejemplo, el presidente Boyd K. Packer, dijo:

“Hay tanto para hacer y tanto para llegar a ser. No se jubilen de la vida para divertirse. Eso, para algunos, sería en vano e incluso egoísta”.

Hill también extrajo la sabiduría del presidente Spencer W. Kimball, que después de que se le preguntó si estaba “desacelerando” a medida que envejecía, respondió:

“No, preferiría desgastarme que oxidarme”.

Hill agregó:

“Ver hacia el futuro cambia nuestra perspectiva, nos convierte en una persona diferente… Me gusta decir que estamos envejeciendo sin envejecer mientras buscamos esos aspectos positivos”.

Zombis de la longevidad

Hill compartió tres mitos sobre envejecer o, como él los denomina, los “zombis de la longevidad”.

“Un zombi es algo o alguien que ya no se encuentra en plena vitalidad.

Un zombi de la longevidad es una creencia o un concepto, que en realidad ha sido eliminado por la evidencia.

Sin embargo, todavía asusta a la gente porque se repite con mucha frecuencia”, explicó.

Mito 1: “No le puedes enseñar nada nuevo a una persona vieja”

manos servicio

En realidad, no existe evidencia de que se deteriore el sistema cognitivo con el paso de los años, según el Dr. Timothy Salthouse de la Universidad de Virginia.

“La investigación y la evidencia es (que) podemos aprender cosas nuevas, independientemente de nuestra edad”, dijo Hill.

Mito 2: “Las personas mayores tienen más accidentes de tránsito”

En 2015, la Asociación Automovilística Estadounidense realizó un estudio en el que se descubrió que las personas de 60 a 69 años y las de 70 a 79 años tienen los registros de conducción más seguros.

Mito 3: “La salud física disminuye con la edad”

“Desde el punto de vista de las ciencias de la salud, los investigadores han descubierto que la vitalidad ocurre en los 80 y 90 años. Así como vemos con el presidente Nelson, a quien todos intentamos seguirle el ritmo.

Esa vitalidad surgirá en nosotros como cuando éramos más jóvenes, siempre que seamos activos, prestemos servicio, hagamos y probemos cosas nuevas”, dijo.

Para las personas mayores, ignorar la salud, la nutrición, el ejercicio y la curiosidad es “comenzar un gran declive”.

Mientras estaba en Ghana, Hill aprendió esta frase:

“Un pájaro debe dejar el nido para poder atrapar un gusano”.

Esto significa que desear hacer algo más, ver hacia el futuro, es lo que mantiene a la gente joven.

Los beneficios de prestar servicio

bondad

Asimismo, Hill habló sobre los beneficios de brindar servicio, especialmente para quienes se enfrentan a la soledad.

“Al preocuparnos por otras personas, cambia nuestra perspectiva sobre nosotros mismos. Está bien documentado que la gratitud y el servicio físico a los demás también tienen un impacto en nosotros. Nos relaja. Cambia nuestro sentido de ansiedad. Minimiza la depresión”, dijo.

Una forma de prestar servicio es contactar a nuestra propia familia para compartir la historia de nuestra familia y “asegurarnos de que el mensaje del evangelio se transmita a cada generación. Creo que esa es una actividad tan interesante e importante como cualquiera de nosotros pueda imaginar”, dijo Hill.

Contar historias de la familia a nuestros hijos y nietos puede ayudarles a desarrollar su autoestima e identidad.

“No solo compartiremos estas experiencias, sino que marcaremos una diferencia tanto emocional como espiritual para los niños más pequeños”.

Hill testificó que, mediante el ejercicio, tanto físico como espiritual, la vitalidad y el desarrollo se pueden mantener en todas las edades.

“A medida que abracemos el Evangelio y busquemos constantemente cosas nuevas para hacer y ser, el Señor nos abrirá puertas que ni imaginamos”.

Fuente: Church News

| Vida S.U.D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *