¿Qué significa cuando se releva a una Autoridad General y se el otorga el estado “emérito”?

Defendiendo la Fe

Hoy respondemos la pregunta: ¿Qué significa que una Autoridad General sea relevada y se le otorgue el estado “emérito”?

La mayoría de los llamamientos que recibimos en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se dan por un período breve. Por lo general, los llamamientos de barrio se llevan a cabo de uno a tres años, mientras que los obispos y los presidentes de estaca pueden servir respectivamente durante cinco o diez años. Sin embargo, hay algunos llamamientos que se mantienen para toda la vida.

Los Setentas Autoridades Generales estuvieron entre los que sirvieron en sus llamamientos hasta que murieron (como apóstoles y profetas) hasta que se instituyó una nueva designación el 30 de septiembre de 1978.

Nuevos Cuórums de Setenta de Área

Foto: La Iglesia de Jesucristo

“’Por consideración al bienestar personal de las personas y con profundo aprecio por su devoto servicio’, la Primera Presidencia anunció… la creación de un ‘nuevo estado emérito’… el cual se otorga ‘cada cierto tiempo a los miembros designados de las Autoridades Generales’”.

Esta designación de estado emérito ha sufrido ciertas modificaciones en los 44 años transcurridos desde entonces.

Si bien los primeros hombres a los que se les otorgó el estado emérito tenían entre 67 y 88 años; en la actualidad…

“…los Setentas Autoridades Generales prestan servicio de tiempo completo en la Iglesia. Generalmente, son relevados en el año en que cumplen 70 años y se les otorga el estado emérito. Aunque conservan el cargo de Setenta, ya no presiden las reuniones”.

Imagen: La Iglesia de Jesucristo

Cabe señalar que, si bien los Setentas de Área tienen el mismo cargo en el Sacerdocio de Melquisedec que los Setentas Autoridades Generales:

“Los Setentas de Área viven en casa y prestan servicio en la Iglesia durante un número designado de años, similar a un obispo o presidente de estaca. Mantienen sus vocaciones no religiosas”.

Las Autoridades de Área son relevadas de sus deberes y responsabilidades durante su servicio como Setentas, pero no se les otorga el estado emérito.

Un Setenta es un oficio del Sacerdocio de Melquisedec y como tal, uno es ordenado a ese oficio. El presidente Boyd K. Packer declaró:

“Si un hombre es apartado para un oficio en la Iglesia, algún día será relevado. No obstante, una ordenación a un oficio en el sacerdocio es permanente a menos que se pierda por transgresión”.

Por lo tanto, todos los Setenta, los Setenta de Área o los Setentas Autoridades Generales, mantienen su oficio en el sacerdocio como Setentas. Sin embargo, una vez relevados ya no sirven en la capacidad de ese oficio. El hombre no pierde su ordenación a su oficio del sacerdocio, simplemente ya no sirve en ese rol o capacidad.

presidente de estaca

Foto: La Iglesia de Jesucristo

La palabra “emérito” significa “poseer después de la jubilación un título honorario correspondiente al último que tuvo durante el servicio activo”.

El título de “emérito” se otorga a quienes permanecen en su cargo, pero ya no sirven en ese cargo. El estado emérito para un Setenta, “significa que está honorablemente relevado de todos los deberes y responsabilidades pertenecientes a [su] cargo”.

En el contexto del servicio de la iglesia, la palabra significa más que “retirado”. Un Setenta Autoridad General emérito sigue siendo un Setenta. Simplemente, ya no participa en las funciones de sus ordenaciones.

Si bien el obispo también es un oficio en el sacerdocio aarónico, no he podido encontrar evidencia de la designación específica de “estado de emérito” para los obispos presidentes o locales.

Asimismo, han sido relevados de sus llamamientos sirviendo como obispos, pero aún mantienen el oficio sacerdotal de obispo. Tal como se entiende, la función es la misma: ser relevado del llamamiento sin ser relevado de la ordenación. No obstante, no puedo encontrar evidencia de que esta designación específica se aplique a los obispos.

bendición patriarcal

Imagen: La Iglesia de Jesucristo

De manera similar, un patriarca continúa ocupando el cargo de patriarca de Melquisedec durante toda su vida, pero puede ser relevado de dar activamente bendiciones patriarcales.

Si bien cada patriarca de estaca es apreciado y honrado por su servicio, el estado emérito solo se ha aplicado a un patriarca, el élder Eldred G. Smith, que se desempeñaba como patriarca de la Iglesia en el momento de su relevo.

La accesibilidad de los patriarcas de estaca hizo que ya no fuera necesario tener un patriarca general. Antes de Eldred Smith, los patriarcas de la Iglesia sirvieron hasta que fallecieron.

Entonces, la designación como emérito es específica y finita. Honra los años de servicio dedicado de los Setentas Autoridades Generales al tiempo que les permite ser relevados de la pesada carga de su oficio.

Fuente: LDS Daily

Video relacionado:

También te puede interesar:

| Vida S.U.D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *