Lo que el nuevo sitio web de la Iglesia está haciendo para ayudar a las víctimas de abuso

abuso

El 25 de octubre, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días lanzó un nuevo sitio web destinado a brindar ayuda, tratamiento y protección a las víctimas de abuso y para aquellos que desean ayudar a prevenir el abuso.

El lanzamiento del sitio web abuse.lds.org es oportuno, ya que octubre es el Mes Nacional de Concientización sobre la Violencia Doméstica y las estadísticas mundiales de la Organización Mundial de la Salud son alarmantes:

  • 12% de los niños sufrieron abusos sexuales el año pasado.
  • Se estima que una de cada tres mujeres experimenta abuso físico y/o sexual en algún momento de su vida.
  • La violencia juvenil es la cuarta causa de muerte entre los jóvenes de todo el mundo.
  • Uno de cada cuatro adultos sufrió abusos físicos cuando era niño.
  • 16% de las personas mayores de 60 años sufrieron abusos en el 2017.

Según el manual para los líderes de la Iglesia, “La posición de la Iglesia es que el abuso no se puede tolerar de ninguna forma.”

Newsroom afirma que no solo la prioridad es ayudar a la víctima y detener el abuso, sino que también la Iglesia coopera con la policía para denunciar e investigar el abuso.

abuso

También te puede interesar: La Primera Presidencia se dirige a los líderes para prevenir y responder al abuso

“Debemos hacer todo lo posible a fin de proteger y amar (a las víctimas de abuso),” declaró Newsroom. “Instamos a nuestros líderes y miembros locales a comunicarse con las víctimas, consolarlas y darles fortaleza además de hacerles comprender que lo que sucedió estuvo mal, que la experiencia no fue su culpa y que eso nunca debería volver a suceder.”

Según Travis Baer, trabajador social clínico licenciado y gerente del programa de LDS Family Services, el nuevo sitio web de la Iglesia extiende el alcance de los recursos que LDS Family Services ha brindado durante décadas, que incluyen: servicios de asesoramiento para los miembros y las familias así como servicios de consulta y asistencia telefónica para asuntos relacionados con el abuso para los líderes.

“Durante varios años hemos discutido la forma en que podemos ampliar nuestro alcance para lograr que los recursos estén disponibles para todos,” dijo Baer. “Este sitio web es el resultado de los esfuerzos de muchas personas y esperamos que sea un recurso para el tratamiento y la protección de aquellos que son afectados por o son vulnerables al abuso.”

Los recursos en abuse.lds.org enfatizan que la seguridad de la víctima es lo primero. La sección “en crisis” del sitio incluye números telefónicos de emergencia para acceder a líneas de asistencia nacionales en casos de crisis y enlaces a recursos adicionales en línea.

Además, incluyen:

  • Fuentes de apoyo, esperanza y tratamiento para las víctimas de abuso.
  • Sugerencias con respecto a cómo ayudar a las víctimas de abuso, así como reconocer las señales de abuso y qué hacer después.
  • Ideas para prevenir el abuso y proteger a los demás del abuso, así como reconocer los patrones y tipos de abuso y aprender cómo hablar con los niños sobre el abuso.
  • Recursos para los líderes de la Iglesia sobre cómo proteger a los miembros y denunciar el abuso.

Según Baer, el contenido del sitio web fue organizado y revisado minuciosamente por diversos profesionales y líderes de opinión de la comunidad y el país.

Tracey Tabet, administradora del programa del Centro de Justicia Infantil de Utah, dijo que el sitio “es un recurso excelente y declara inequívocamente un principio muy importante: el abuso, en cualquiera de sus formas, no debe tener cabida.” Asimismo, aborda muchas de las preguntas y dudas que impiden que las víctimas y aquellos que se preocupan por ellas pidan ayuda, expresó.

abuso

Otra persona que revisó el sitio web es la artista discográfica Deondra Brown, miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, que también forma parte del grupo de hermanos que tocan piano clásico, “The 5 Browns.” Como sobreviviente de abuso sexual infantil y activa defensora de la protección infantil, Brown sabe de primera mano el tipo de apoyo que necesitan las víctimas.

“Los sobrevivientes necesitan escuchar que no tienen la culpa y que el Padre Celestial los sigue amando y nunca ha dejado de hacerlo. Necesitan escucharlo una y otra vez,” dijo. “El hecho de que la Iglesia esté dispuesta a decir ‘te escuchamos’ y, ofrezca recursos y herramientas prácticas es una declaración poderosa. Espero que los sobrevivientes del abuso sientan que no están solos y que no tienen que sufrir en silencio.”

“Con mucha frecuencia, el abuso es un delito que no se denuncia,” dijo Tabet. A menudo, las víctimas temen que nadie les crea, que las culpen o que no las puedan ayudar. “Espero que las victimas visiten el sitio y lean estos mensajes clave: no es tu culpa y esto no define quién eres. Mereces que te escuchen y ayuden.” Si bien, el proceso de recuperación es diferente para cada persona, sí es posible.

Su mensaje para los sobrevivientes es: “Si nunca se lo has contado a nadie. Sinceramente, espero que decidas que hoy es el día para pedir ayuda. Nadie tiene que afrontar el abuso solo.”

Brown dice que el abuso afecta a las víctimas en muchas áreas de su vida, incluyendo su espiritualidad y fe. “Espero que los sobrevivientes de todas las religiones acudan al sitio web y encuentren la paz y el consuelo que los ayudará a perseverar en el camino por recorrer. Espero que todos los miembros y las congregaciones tengan sus corazones abiertos al hecho de que los sobrevivientes [del abuso] adoran a su lado, cada domingo.”

Proteger y preparar a los niños

abuso

“Todos los niños (y personas) merecen sentirse seguros y que los cuiden,” dijo Dinah Weldon, directora del Centro para las Familias Seguras y Sanas en el Hospital de Niños de la Primaria en Salt Lake City. “Ayudar a las personas y las familias a entender qué se considera un abuso y proporcionarles vocabulario para discutir los diferentes tipos de abuso ayuda a evitar que suceda. Además, alienta las respuestas apropiadas cuando se sospecha o revela el abuso.”

Brown dijo que los padres pueden proteger y preparar a sus hijos al aprender cómo hablar con ellos sobre el abuso.

“Abuse.lds.org puede ayudar a las familias a comenzar estas importantes conversaciones,” dijo. El abuso empeora en secreto. A medida que más padres e hijos puedan hablar sobre el abuso y ante qué situaciones estar alerta, comunicarse regularmente, y establecer reglas y límites familiares como grupo (con cada miembro ofreciendo sugerencias), es más probable que todos actúen como un equipo que se proteja mutuamente.”

Tabet estuvo de acuerdo y agregó que estas conversaciones a veces son incómodas, pero aun así “cruciales” y las familias no deben evitarlas.

“Mientras más círculos de fe, de la escuela y del barrio discutan la dinámica del abuso abierta y sinceramente, mayores son nuestras posibilidades de reducir el abuso,” expresó.

Cómo ayudar

abuso

Tabet insta a los miembros a denunciar el abuso que se sospecha o se conoce con las autoridades apropiadas. “Después de que se denuncia el abuso, puede que los amigos y los seres queridos tengan dificultades para saber qué decir o cómo ayudar. Pero, el amor y el apoyo son esenciales para la recuperación de una persona, por lo que espero que los que visiten abuse.lds.org dejen el sitio sintiéndose más preparados para ser ese sustento.”

“Los recursos como este sitio web son un comienzo importante,” dijo Weldon, “pero actuar depende de las personas, las familias y las comunidades. Es la responsabilidad de todos, extender una mano de consuelo y, a veces, protección, a aquellos que experimentan el dolor del abuso.”

Brown dijo que el abuso es más común de lo que las personas podrían imaginar, sucede en todos lados.

“Alguien cercano a ti es un sobreviviente del abuso, es posible que no te des cuenta,” dijo. Los líderes y los miembros deben apoyar y ayudar a los sobrevivientes del abuso, tratándolos de la manera en que Cristo lo haría, con constante amor y bondad. Cada uno de los sobrevivientes toma un camino diferente para recuperarse. Puede tomarnos un largo tiempo llegar ahí y está bien y es de esperar. Amarnos continuamente. Apoyarnos. No necesitas tener las palabras perfectas para decir… Solo necesitamos saber que estás ahí.”

Para dirigirte al nuevo contenido sobre el abuso en lds.org. , busca debajo del encabezado “familias y personas,” haz clic en “esperanza y ayuda.” Luego, haz clic en “abuso.” Del mismo modo, este contenido pronto estará disponible en la aplicación de la Biblioteca del Evangelio con el título “Desafíos de la vida.”

Otros esfuerzos relacionados con el abuso

abuso

Abuse.lds.org solo es uno de los varios esfuerzos de la Iglesia para evitar, identificar y responder ante el abuso.

En una carta del 26 de marzo, la Primera Presidencia alentó a los líderes de la Iglesia a extender la mano con amor a fin de ayudar a aquellos que sufren de abusos: “En la actualidad, este problema mundial sigue siendo una gran preocupación para nosotros. Nuestros corazones y oraciones están con todos aquellos que sufren debido a este grave problema.”

Un documento de recursos acompañaba la carta, actualizando las pautas sobre cómo los obispos y las presidencias de estaca deben aconsejar a las víctimas de abuso sexual y cómo llevar a cabo las entrevistas con los miembros de la Iglesia.

Además, recientemente la Iglesia lanzó un video que describe las responsabilidades de los consejos de barrio y rama para evitar el abuso infantil, actualizó la página sobre los temas del Evangelio acerca del abuso con el fin de unirse a la iniciativa de Safe Kids para los líderes religiosos de Utah.

Artículo originalmente escrito por Camille West y publicado en thechurchnews.com con el título “What the new Church website is doing to help victims of abuse.”

| Fortaleciendo a las Familias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *