8 cosas que no sabías sobre cómo José Smith obtuvo las planchas de oro

Cristóbal Colón planchas de oro

Aquí te compartimos 8 datos fascinantes que llevaron a José Smith a obtener las planchas de oro y el mensaje de la Restauración

El profeta José Smith no hubiera sido el hombre que Dios necesitaba que fuera sin la ayuda de los acontecimientos que moldearon su vida.

Muchos sucesos históricos durante o antes de la restauración de la Iglesia influyeron en José Smith abriendo camino a nuevas revelaciones.

La Iglesia de Jesucristo publicó una serie de podcasts sobre la historia revolucionaria de la Iglesia, “Santos: La historia de la Iglesia de Jesucristo en los últimos días”.

Aquí te compartimos 8 datos fascinantes que llevaron a José Smith a obtener las planchas de oro y el mensaje de la Restauración.

También te puede interesar: La noche en que José Smith fue atacado por 3 hombres que intentaron robar las planchas de oro

1. La erupción de un volcán en Indonesia fue fundamental para que José Smith recibiera las planchas de oro

La erupción que causó más daño y destrucción en la tierra en los últimos 10,000 años ocurrió en 1815 cuando el volcán Tambora entró en erupción en la isla indonesia de Sumbawa, según la revista Smithsonian. 

Esta erupción provocó severos cambios climáticos en todo el mundo.

Fue un año en el que no hubo verano y, como resultado, las cosechas de la familia Smith se perdieron por lo que se vieron obligados a mudarse a Nueva York.

Aquella ciudad sería en donde, más adelante, José Smith vería a Dios el Padre y a Su Hijo en una visión única y recibiría las planchas de oro al seguir la instrucción del ángel Moroni.

2. Lucy Smith defendió con valentía a su familia de un hombre que intentó robar su carreta y sus caballos

planchas de oro

Mientras viajaba con sus ocho hijos para reunirse con su esposo en Palmyra, Lucy Mack Smith contrató a un hombre llamado Howard para que condujera su carreta. Howard no solo usó el dinero que le pagaron para apostar y beber, sino que también intentó robarle a la familia Smith.

Un día, Lucy escuchó de su hijo mayor, Alvin, que el Sr. Howard había arrojado sus bienes y equipaje a la calle y que se había ido con sus caballos y su carreta. Lucy decidió enfrentarse al Sr. Howard. 

“Santos: La historia de la Iglesia de Jesucristo en los Últimos Días” comparte un registro de lo sucedido.

Lucy Mack Smith

Lucy Mack Smith

“Lucy encontró al hombre en un bar. —Como hay un Dios en el cielo —exclamó—, el carromato y esos caballos, así como también los bienes que los acompañan, son míos.

Miró a su alrededor; el bar estaba lleno de hombres y mujeres, la mayoría de los cuales eran viajeros como ella. —Este hombre —prosiguió Lucy con la mirada fija en ellos— está decidido a despojarme de todos los medios que poseo para proseguir mi viaje, y quiere dejarme totalmente desamparada con ocho niños pequeños.

El Sr. Howard dijo que ya había gastado el dinero que ella le había pagado para conducir el carromato, y que él no podía seguir adelante.

—Usted ya no me sirve para nada —le increpó Lucy—. Me encargaré de la yunta yo misma.

Dejó al Sr. Howard en el bar y juró que reuniría a sus hijos con su padre a como diera lugar”.

3. José Smith escuchó por primera vez el versículo en Santiago 1: 5 en un sermón

engaño de José Smith planchas de oro

“The young Joseph Smith and his First Vision” por Walter Rain

Cuando la familia Smith se estableció en Palmyra, Nueva Inglaterra se sintió invadida por “una agitación extraordinaria sobre el tema de la religión” (José Smith — Historia 1: 5). Diferentes iglesias competían entre sí por conseguir conversos. 

José Smith, padre, quien había tenido varias experiencias espirituales en su juventud, fue influenciado por su padre, que no creía en la religión organizada, y decidió no asistir a una denominación en particular.

Lucy, por otro lado, asistía a la Iglesia Presbiteriana con algunos de sus hijos. Al ver a su familia dividida por la religión, el profeta José Smith quedó ansioso por conocer la verdad. 

Un día, escuchó a un ministro compartir un pasaje de las Escrituras en un sermón, diciendo: 

José Smith sobre la libertad religiosa planchas de oro

“Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.”. 

Volvió a leer este versículo en casa y decidió actuar de acuerdo con las palabras de Santiago.

“La búsqueda de la iglesia verdadera y la búsqueda de la verdad, para [José], era un asunto de su propia alma y un asunto de su propia salvación. También se trataba de unir a su familia; de ayudar a su familia a unirse en algo que él sabía era de importancia eterna”, expresó la historiadora Lisa Olsen Tait en el podcast.

4. José Smith obtuvo una piedra de vidente antes de que lo visitara el ángel Moroni

piedra vidente planchas de oro

En el siglo XIX, muchas personas tenían una fuerte creencia cultural de que Dios se comunicaba a través de objetos, como las piedras de videntes. 

Días antes de que el ángel Moroni se le apareciera a José Smith por primera vez, José y su hermano Alvin estaban cavando un pozo para un vecino y encontraron una pequeña piedra enterrada en la tierra.

José se preguntó si esta piedra en particular podría ser una piedra de vidente, y las revelaciones posteriores que recibió a través de ella confirmaron este hecho. Rápidamente se corrió la voz de que José era un vidente.

5. El ángel Moroni le mostró a José una visión del bien y del mal del mundo

Moroni entrego las planchas de oro a José Smith

Después de que José fue visitado por el ángel Moroni muchas veces durante la noche y le contó a su padre acerca de estas visitas, inmediatamente se dirigió al cerro Cumorah para encontrar las planchas de oro.

En el camino, siguió pensando en el valor de las planchas de oro y la pobreza de su familia. Después de llegar al lugar que Moroni había descrito, José trató de obtener las planchas, pero sintió una gran sacudida haciendo que retirara su mano, y así en tres ocasiones.

planchas de oro

Moroni se le apareció una vez más y le dijo que debido a que José no guardaba los mandamientos de Dios, no podría recibir las planchas. José comprendió que había olvidado el verdadero propósito de las planchas y comenzó a orar pidiendo perdón.

Mientras oraba, Moroni le mostró una visión del bien y del mal del mundo.

“Todo esto es mostrado, el bien y el mal, lo santo y lo impío, la gloria de Dios y el poder de las tinieblas”, declaró el ángel, “para que en el futuro conozcas las dos fuerzas y nunca seas influenciado o vencido por el enemigo”.

6. El ángel Moroni le pidió a José que llevara a Alvin cuando fuera a recoger las planchas de oro

planchas de bronce planchas de oro

Después de que Moroni le mostró la visión del bien y del mal del mundo a José, le dio instrucciones de que purificara su corazón y volviera al mismo lugar a la año siguiente.

También le dijo a José que tenía que llevar a la persona adecuada para obtener las planchas, y esa persona era su hermano mayor, Alvin (Saints; Dean Jessee, “Joseph Knight’s Recollection of Early Mormon History”, BYU Studies, 1976, pág. 31).

Sin embargo, a solo dos meses antes de la fecha señalada, Alvin llegó a casa con un dolor intenso en el estómago. Después de estar en cama durante días, llamó a José antes de morir y le dijo que hiciera todo lo que estuviera a su alcance para obtener las planchas y que siguiera todas las instrucciones que se le daban.

planchas de oro

Con el fallecimiento de su hermano, José no estaba seguro de poder obtener las planchas de oro, pero que aun así guardaría todos los mandamientos que le fueran dados.

Cuando llegó el día señalado, Moroni le dio la instrucción de que tomara las planchas y se fuera a casa directamente y sin demora. Sin embargo, cuando José puso las planchas en el suelo para cerrar el espacio de piedra que las había conservado, se dio la vuelta y descubrió que las planchas habían desaparecido. 

Moroni le dijo que no había seguido sus instrucciones y que tenía que volver por las planchas al año siguiente .

7. José Smith conoció a Emma mientras buscaba tesoros

José Smith y su padre se encontraban en una búsqueda de tesoros cuando José vio por primera vez a su futura esposa, Emma Hale, en el otoño de 1825. José había sido contratado por su habilidad para usar las piedras videntes.

El padre de Emma, ​​Isaac Hale, financió la acción y dejó que los trabajadores se quedaran en su casa, donde se conocieron Emma y José. 

Aunque los padres de Emma no aprobaron su relación, porque esperaban que Emma se casara con una de las familias acomodadas del lugar, la pareja se casó en enero de 1827.

8. José y Emma obtuvieron las planchas de oro justo después de la medianoche

planchas

La tercera vez que José regresó al cerro Cumorah para obtener las planchas de oro, Moroni le dijo que tenía que dejar sus aventuras de búsqueda de tesoros y traer a la persona adecuada con él al año siguiente para obtener las planchas. 

José se enteró más tarde de que la persona adecuada era Emma. 

El día señalado se acercó rápidamente, pero para entonces muchas personas habían escuchado los rumores y se encontraban en búsqueda de las planchas.

Para evitar a los buscadores de tesoros, José y Emma planearon partir en la mañana del 22 de septiembre, poco después de la medianoche. José obtuvo con éxito las planchas y las piedras videntes. Las colocó dentro de una caja en un tronco hueco.

José y Emma tuvieron que proteger las planchas de muchas personas que intentaron robarlas. Pero después de obtener las planchas, José Smith comenzó la traducción del Libro de Mormón y la Restauración de la Iglesia de Jesucristo pudo tomar lugar.

Este artículo fue escrito originalmente por Yvone Liu y fue publicado originalmente por ldsliving.com bajo el título “8 things you may not have known about Joseph Smith obtaining the gold plates

| Historia de la Iglesia
Publicado por: Sabina Mujica Estrada
Graduada de Turismo, Hotelería y Gastronomía, apasionada por los libros y los idiomas, profesional armando rompecabezas.
profeta revelación
Pdte. Nelson: Al recibir Su poder purificador, sentirás paz incluso...
adolescentes pornografía
Pregunta y Respuesta: ¿Cómo puedo lidiar con el estrés sin...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *