Si eres uno de los que vinieron a casa antes de tiempo o es su hijo o hija o sobrina o sobrino o nieto, estas son cosas importantes que debes recordar.

1. En realidad serviste una Misión

antes de tiempoTe preparaste. Presentaste sus papeles. Recibiste tu llamamiento. Cambiaste tu corazón. Serviste e hiciste lo mejor que pudiste. Y hoy sigues siendo un misionero retornado.

Hay muchos que ni siquiera van. Un área de los Estados Unidos muestra que sólo el 20% de los hombres jóvenes de 19 a 24 años están sirviendo .Y tu decidiste servir!. Debes sentirse satisfecho de haberlo logrado. Recuerde que las promesas del Profeta (en la llamada misión) son reales. Aquí están algunas para recordar que se aplican a cada misionero, no importa cuánto tiempo serviste:

El Señor te bendecirá. Te convertirás en un defensor eficaz y Mensajero de la verdad. El Señor te recompensará por la bondad en tu vida. Grandes bendiciones y más felicidad de la que ya has experimentado te esperan, si con humildad y oración sirves al señor. Estas no son sólo promesas para misioneros de tiempo completo que sirvieron 18 o 24 meses. Siempre son para cada misionero, espero que lo entiendas.

2.Recuerda a Thomas S. Monson

 

antes de tiempo2

 

El hombre que firmó tu llamamiento misional no sirvió en una misión de tiempo completo. Tampoco Dieter F. Uchtdorf, Hales, Packer, Dallin H. Oaks o Russell. La mayoría de estos hombres tampoco fueron o llegaron a casa antes de tiempo. Eran necesarios en otras áreas. ¿Esto les impidió servir a Dios el resto de sus vidas? No. ¿Frustró su potencial? No. ¿Han hecho un trabajo significativo como misioneros posteriormente en la vida? ¡Tú lo sabes!. Porque has venido antes de tiempo de tu misión no significa que no serviste al Señor. Retire esa idea de la cabeza porque no es de Dios. Algún día podría ser un Presidente de misión, Presidenta General de la sociedad de Socorro o incluso un apóstol.

 

3. Usted todavía puede servir. Les diré que he estado sirviendo una misión durante años desde que leí el libro del Elder Clayton Christensen; “el poder de los misioneros todos los días”. Seguí su Consejo y me “llamé” a una misión. Me convertí en lo que llama élder Christensen; “emprendedor en Sion”. Alguien que se llama a una misión – alguien que no necesita recibir un llamado oficial para hacer el trabajo de un misionero. Mi vida ha cambiado completamente desde que tomé esa decisión. Ha sido sorprendente ver los caminos que el Señor ha utilizado para lo que estoy dispuesto a dar. El área que he desarrollado y en lo que estoy dispuesto a ayudar mayormente está en internet. La obra misional en línea es muy necesaria. Si no conoces la historia de Seth Adam Smith, mira este video primero, luego ve el otro .Esta es la historia de su intento de suicidio después de volver a casa antes de tiempo:

https://www.youtube.com/watch?v=sUwers-hBPs

Llegó a casa antes de tiempo, pero llegó a conocerse así mismo y salió con  la determinación de hacer una gran diferencia. Desde entonces, ha creado inspiradores videos en Youtube, escribe algunos de los blog con entradas virales jamás escrita por cualquier mormón en la historia (a más 30 millones de lectores) y ahora comparte su mensaje con el mundo entero en sus nuevos libros: “El matrimonio no es para usted” y “Su vida no es para usted”. Llegó a casa antes de tiempo, pero esto no le impidió a Seth bendecir las vidas de millones. No puedes escribir un blog viral, pero todavía puedes bendecir vidas de muchos, muchos pueblos. Llámese a una misión. Siga sirviendo. Todavía puede. Y nunca pare.

 

4. Verdad vs. Cultura

CultureVSTruthEstoy divorciado. Y me casé en el templo con mi primera esposa. No le diré la historia en este post, pero ahora estoy felizmente casado. Pero no en el templo, todavía. Hemos tenido que esperar un año antes de presentar nuestra solicitud de autorización para ser sellados. Sé que seremos sellados con el tiempo. Pero cuando decidimos casarnos, nos preguntaban: “¿En qué templo?” a veces puede ser interesante explicar a la gente. Somos dos personas con recomendaciones vigentes para el templo y vamos al templo casi semanalmente. Pero a veces la gente no lo entiende. O debido a la cultura de la iglesia, han visto nuestro matrimonio como insuficiente. Esto es debido a las creencias culturales, no de doctrina. Cuando nos casamos acordamos que no dejaríamos que esto ponga en peligro nuestra felicidad conyugal y no lo ha hecho. Sólo ha aumentado el valor del matrimonio en el templo y lo importante y sagrado que es. Hemos tenido un increíble año de matrimonio y soy capaz de decir que ¡somos algunas de las personas más felices en la tierra! No dejamos que los malentendidos culturales de gente muy buena y bien intencionada se interpongan en nuestro amor y en el de las personas. Sabemos la doctrina, y muy pronto seremos sellados en el templo. Hay una diferencia entre la verdad y la cultura. No olvide esto porque a menudo hay mucha gente muy buena y bien intencionada quienes pueden creer firmemente que algo (que es parte de la cultura de los Santos) es en realidad una verdad o una doctrina. Hay un ejemplo de esto en el libro de Bruce C. Hafen sobre la expiación – The Broken Heart – donde describe un artículo de Newsweek titulado “Qué creen los mormones”. Este artículo fue una enorme distorsión de la doctrina mormona de la expiación y el arrepentimiento. El autor dice: “A diferencia de los cristianos ortodoxos, los mormones creen que los hombres nacen libres de pecado y ganan su camino a la divinidad por el buen ejercicio del libre albedrío, en lugar de que se haya dado por la gracia de nuestro Señor Jesucristo. Por lo tanto el sufrimiento y muerte de Jesús, a la vista de un mormón, fueron fraternales actos de compasión, pero ellos no expían los pecados de otros. Por esta razón, los mormones no incluyen la Cruz en su iconografía ni le ponen mucho énfasis en Semana Santa”. Cuando leí esto, estaba perturbado porque claramente no es la doctrina mormona. Hubo un miembro de la Iglesia que respondió  a este artículo diciendo que esto es una distorsión muy clara de nuestra doctrina. El autor del artículo de Newsweek luego respondió: “mi intención no era revisar libros (doctrinales) sino más bien informar cómo representantes miembros de la Iglesia mormona describen  e interpretan sus propias tradiciones… El punto es determinar qué doctrinas de la Iglesia son verdaderamente infundidas en el alma de sus adherentes”. Al  citar este libro de Elder Hafen, vemos que muchos malentienden comportamientos y creencias culturales como doctrina o verdad. Escribí un artículo sobre la comprensión cultural acerca de la doctrina del arrepentimiento por este motivo. ¿Por qué es tan común pedir en oración bendecir los alimentos insanos claramente para nutrir y fortalecer nuestros cuerpos? Cultura. No la verdad. Cuando hay algo de culpa o vergüenza por la presión de alguien en la Iglesia, por su relevo honorable antes de tiempo,  nos indica que no entienden la verdad. La verdad es que Dios te ama y a través de la expiación de Cristo y su gracia, eres el mismo como eras antes de la misión con un potencial eterno ilimitado. Potencial para ser como Dios. Y al igual que cualquier otro miembro de la iglesia, debes activar ese poder en tu vida cada día. Recuerda la verdad. Recuerda la doctrina. Olvídese de los malentendidos culturales y céntrese en lo bueno de quienes malinterpreten la doctrina o a usted. Recuerde que las personas son buenas y todo el mundo (como tú) sólo está haciendo lo mejor que pueden. Cuando ves a gente de esta manera, las amas, no importa lo que dicen o cómo pueden percibir (o juzgar).

5. Ir al Templo y orar frecuentemente

cochabamba_mormon_templeNefi dijo que él fue al Monte a orar frecuentemente. Deberías hacer lo mismo. Ve a tu lugar secreto, derrama tu alma. Haz de tu relación con Dios, la más cercana y la más importante. Acércate a Él y él se allegará a ti. Hazlo a menudo, a diario si puedes. Vaya al templo. Hazlo mensualmente y verás la diferencia. Semanalmente y cambiará tu vida para siempre. Ganarás allí la fuerza que no puedes obtener en cualquier otro lugar. La ayuda vendrá del cielo. Los Ángeles te asistirán y toda su actividad espiritual se verá reforzada. Hay un poder real que es activado por ir al templo. Haz todo lo necesario para conseguirlo. Arrepiéntete si es lo que necesitas. Usa el poder de la expiación. Vaya al Templo. Dios está ahí, esperándole.

6. Sea un misionero siempre

El Elder Bednar dijo lo siguiente: “El tema no es sólo ir a la Iglesia, por el contrario, es adorar y renovar convenios como lo hacemos en la Iglesia. El tema no es ir al Templo; por el contrario, el tema es tener en nuestros corazones el espíritu, los convenios y las ordenanzas de la casa de Jehová. El tema no es ir a una misión; por el contrario, el tema es convertirse en un misionero y servir a lo largo de toda nuestra vida con todo nuestro corazón, mente y fuerza. Es posible que un hombre joven vaya a una misión y no sea un misionero, y esto no es lo que el Señor requiere o lo que necesita la Iglesia.” No tienes que servir en una misión para convertirte en un misionero. Y no tienes que perder el brillo misionero después de venir de la misión (si usted llegó a casa después de 1 mes o 24 meses). El punto de servir en una misión es ser convertido, no para marcar un elemento de una lista de cosas que hacer para que sea aceptado en la cultura mormona. No sólo sirve en una misión, sino conviértete en un misionero para siempre.

7. Aún puede ser llamado

Solo porque usted no sirvió en una misión, no significa que no puede cambiar el mundo. Piense en  Seth Adam Smith. Todavía podría hacer una  enorme diferencia en un mundo que desesperadamente necesita más luz. El mismo Albert Einstein dijo: “todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para subirse a un árbol, vivirá su vida entera creyendo que es estúpido”. Eres un genio. Puede que no seas un profesional de trepar a los árboles o ser un nadador profesional. Estas aquí por una razón. No dejes que el retornar temprano a casa  (o incluso no servir una misión en absoluto) te aleje de la Iglesia. Tienes una canción que cantar aquí en la tierra. Canta su canción. Encuentra tu misión personal y haz todo lo posible por lograrla.

 

8.“Muñeco de Nieve; el Campeón de 80 dólares”
antes de tiempo3Este caballo fue dado por inútil cuando fue vendido. Era un caballo de arado que aparentemente no tenía futuro. No en los ojos del primer propietario por lo menos. ¿Muñeco de nieve fue vendido por $80. Pero, ¿qué pasó? Muñeco de nieve se convirtió en uno de los caballos más famosos en la historia como un caballo de salto. Es una historia asombrosa que recomendaría a cualquiera que quiera ser inspirado pueda recordar y alcanzar su máximo potencial. Te puedes sentir como “muñeco de nieve” ahora, pero no olvides tu potencial. Si te sientes como un caballo de 80 dólares, recuerda que tal vez no naciste para el arado, fuiste hecho para saltar. No olvides tu potencial. ¡Sé el mejor! No te preocupes por lo que piensen los demás.

¡Naciste para liderar, naciste para la Gloria! Escrito por Andy Proctor

Fuente: http://www.thereturnedmissionary.com/8-powerful-reminders-for-missionaries-who-come-home-early/