Antes del desarrollo de la noticia, se aclara que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es neutral en asuntos políticos, pero los miembros de la Iglesia como ciudadanos regulares pueden participar y encontrarse beneficiados o afectados de los cambios o coyunturas políticas como lo que está sucediendo en Chile.

Tal como lo ha relatado un noticiero de Chile Visión, Víctor Hugo Marileo, quien es miembro de la Iglesia de Jesucristo, se encontraba en su vivienda observando las intensas contiendas entre los ciudadanos chilenos y los militares, cuando le alcanzó una bala en la cara. Aunque todavía no se ha determinado el origen del disparo, se presume que los responsables del disparo habrían sido los militares.

La esposa de Marileo lo encontró tirado y sangrando, ella pedía auxilio entre las manifestaciones pero no recibía ayuda. Después de unas horas, su propia familia pudo trasladarlo al Hospital Padre Hurtado. Al día siguiente, se le transfirió a la Clínica Alemana para una mejor atención y aunque pudo salvarse de la muerte, su estado es delicado.

Mientras tanto, la Fiscalía se ha comprometido a realizar las investigaciones correspondientes para ejercer justicia.

A continuación la noticia completa en Chile Visión, compartida por Alexis Eduardo Marileo, hijo de Víctor Hugo Marileo.

Mi padre Victor Marileo, víctima del toque de queda, recibió un disparo en su rostro por parte un militar mientras respetaba el toque de queda dentro de su casa. Nosotros no mentimos al respecto, vamos a luchar con todo para que se tenga justicia por él, por nuestra familia y por todos los chilenos torturados y asesinados por las fuerzas armadas.

Posted by Alexis Eduardo Marileo Rivas on Tuesday, October 22, 2019

En estos momentos, nos unimos en oración por la salud de Víctor Hugo y por toda la familia Marileo, así como también por cada persona que se encuentra en Chile.

 

Fuente: chvnoticias.cl