Se ha declarado un estado de emergencia en partes de Chile luego de violentas protestas y saqueos.

Estas manifestaciones fueron provocadas por un aumento en las tarifas del metro. Las autoridades declararon el estado de emergencia en cinco provincias e impusieron el toque de queda para tratar de controlar los disturbios.

Los medios de comunicación internacional han reportado la situación de Chile. La noticia ha llegado a los cientos de padres de los misioneros que sirven en este país.

Nichole Coombs declaró para KSLTV que su hijo, el élder Carter Coombs, quien actualmente sirve en la misión Santiago Este se encuentra a salvo junto con todos los misioneros.

“Recibimos un correo electrónico del presidente de misión de mi hijo que decía que todos los misioneros habían sido contabilizados”, expresó la hermana Coombs. “Confirmaron que todos estaban a salvo y que habían implementado un protocolo de emergencia que decía ‘quédese en sus apartamentos, no salga hasta que tenga todo claro'”.

Esta comunicación es un alivio para las familias que observan la confusión desde lejos y esperan ese momento en el que puedan tener su próxima conversación con sus misioneros y saber que están fuera de peligro.

 

Fuente: ksltv.com