#DaGracias: Esta fue la reacción de los líderes de la Iglesia al desafío del pdte. Nelson

presidente Nelson

El viernes 20 de noviembre, en un mensaje de video, el presidente Russell M. Nelson extendió un desafío:

“Transformen las redes sociales en su diario personal de gratitud… Si trabajamos juntos, podemos inundar las redes sociales con una ola de gratitud que llegue a los cuatro extremos de la Tierra”.

Las Autoridades Generales y los Oficiales Generales de la Iglesia se han unido al desafío para convertir las redes sociales en una ola de gratitud. ¡Echemos un vistazo a sus publicaciones!

Presidente Russell M. Nelson

También te puede interesar : Lee aquí el mensaje completo del presidente Nelson sobre el “poder sanador de la gratitud”

Doy gracias por Jesucristo. Él puede curarnos del dolor, la tristeza y el pecado. Él nos bendecirá con paz. Les aseguro que Jesucristo es nuestro Salvador y Maestro Sanador.

(Obra artística de Carl Heinrich Bloch, “Cristo sanando a los enfermos en Betesda”, 1883).

Presidente Henry B. Eyring

Hoy me gustaría expresar mi gratitud por la expiación de nuestro Salvador Jesucristo. Una experiencia única que tuve hace muchos años, me enseñó sobre este principio de una manera que he recordado toda mi vida.

Una pareja que no conocía me invitó a ir a un hospital. Allí encontré a un bebé tan pequeño que cabía en mi mano. Los médicos les habían dicho a los padres que se necesitarían cirugías difíciles para que el corazón y los pulmones sostuvieran la vida en ese pequeño hijo de Dios. Le di al bebé una bendición del sacerdocio.

Pero más que dar una bendición, yo mismo recibí la bendición de un corazón más agradecido. Sentí gratitud por la evidencia de que la Expiación obró en la vida de esos padres ansiosos y en la mía.

Había visto la esperanza y el amor puro de Cristo brillando en sus rostros, incluso en medio de esta terrible prueba. Sentí la evidencia que puedes sentir si le pides a Dios que te revele que la Expiación puede permitirte sentir esperanza y amor.

Testifico que Dios, el Padre, dio a Su Hijo, y Jesucristo nos dio la Expiación, el mayor de todos los dones y dádivas.

Dar gracias en oración puede permitirnos ver la magnitud de estas bendiciones y todas nuestras otras bendiciones y así recibir el don de un corazón más agradecido. #DaGracias

Presidente Dallin H. Oaks

Tenemos mucho que agradecer. Primero que nada, me siento agradecido por mi Salvador, Jesucristo. Según el plan del Padre, Él creó el mundo. A través de Sus profetas, Él reveló el plan de Salvación junto con sus mandamientos y ordenanzas.

Él vino a la mortalidad para enseñar y mostrarnos el camino. Él sufrió y pagó el precio por nuestros pecados si nos arrepentíamos. Él entregó Su vida, conquistó la muerte y se levantó de la tumba para que todos volvamos a la vida. Él es la Luz y la Vida del Mundo.

Testifico de Jesucristo, nuestro Salvador, Redentor y Creador. Por Él, doy gracias hoy y siempre. #DaGracias

Presidente M. Russell Ballard

Oh, cuánto amo y extraño a mi querida esposa y compañera eterna, Bárbara.

En su ausencia terrenal, he sido muy bendecido con el amor y la compañía de nuestros siete hijos, 43 nietos y 96 bisnietos. Traen mucha alegría y luz a mi vida. Cuán agradecido estoy por ellos.

No hay duda de que la temporada navideña de este año puede parecer diferente a la de años anteriores. Me doy cuenta de que muchos de ustedes, como yo, pueden desear poder reunirse y viajar para verse más a menudo.

Los animo a que no den por sentado a su familia; hagan todo lo posible para mantener relaciones familiares sólidas.

Las familias están destinadas a ser eternas. Ese ha sido el plan de nuestro Padre Celestial desde el principio. Cuán agradecido estoy de saber dónde está mi preciosa esposa y que estaremos juntos de nuevo, con nuestra familia por toda la eternidad. #DaGracias

Élder David A. Bednar

El presidente Russell M. Nelson nos invitó a usar las redes sociales para compartir nuestra gratitud esta semana. Estoy agradecido por las muchas tecnologías innovadoras que nos permiten conectarnos de formas realmente extraordinarias.

Hace unas semanas, un querido amigo mío falleció en Arkansas. Él y yo servimos juntos en la Iglesia durante muchos años.

Anhelaba asistir a su funeral para mostrarles mi apoyo a su esposa y su familia. Sin embargo, no pude estar allí en persona. Imagínense mi alegría al poder asistir virtualmente al funeral de mi amigo.

¡Qué bendición puede ser la tecnología cuando se usa con propósitos justos! Si tenemos ojos para ver y oídos para oír, podremos tener la bendición de reconocer las lecciones aprendidas y las bendiciones inesperadas que recibimos incluso en circunstancias difíciles. #DaGracias

Élder Quentin L. Cook

Al final de este mes, mi amada esposa Mary y yo celebraremos nuestro aniversario N° 58 de estar sellados el uno al otro. Mi corazón rebosa de gratitud, amor y aprecio por mi amada esposa. #DaGracias

Élder D. Todd Christofferson

A medida que se acerca la festividad de Acción de Gracias en los Estados Unidos, aprovecho la oportunidad para desacelerar el paso y reflexionar sobre la bondad de Dios.

Mi corazón arde con un sentimiento de gratitud por las bendiciones demasiado numerosas para contarlas, incluso algo tan simple como el aliento.

El rey Benjamín nos recuerda que Dios “nos está preservando día tras día, dándonos aliento para que podamos vivir, movernos y obrar según nuestra propia voluntad, y aun sustentándonos momento tras momento” (Mosíah 2:21).  

El Libro de Mormón también nos recuerda que debemos “vivir cada día en acción de gracias por las muchas misericordias y bendiciones que él confiere sobre nosotros” (Alma 34:38).

He descubierto que hay algo en expresar gratitud sincera en la oración que trae el Espíritu Santo.

Si alguna vez sientes que tus oraciones parecen poco inspiradoras, que “no traspasan del techo” o que tienes dificultades para sentir el Espíritu en la oración, te sugiero que te detengas y reflexiones sobre las bendiciones específicas que disfrutas, pequeñas y no tan pequeñas, y comiences con fervor y humildad a dar gracias a tu Padre Celestial. Pronto te llenarás del Espíritu. #DaGracias

Élder Dale G. Renlund

Me siento agradecido por la responsabilidad de ser un testigo especial de Jesucristo en todo el mundo. Es un gozo ser testigo de Su realidad viviente, Su majestuosidad y poder, y Su gran compasión por todos los hijos de nuestro Padre Celestial. #DaGracias

Hermana Reyna I. Aburto

Doy gracias a mi Salvador Jesucristo por recordarme constantemente cuánto me ama.

Él me envía destellos de Su amor en forma de sutiles impresiones a través de Su Espíritu, en buenas obras que otros hacen en mi nombre y en el de otras personas, y en la belleza de la tierra, entre muchas otras cosas.

Sus seguridades están a mi alrededor y me dan fortaleza para enfrentar los desafíos de la vida, porque sé que “todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:13).

Presidenta Bonnie H. Cordon

Estoy agradecida por el ejemplo de mis dulces nietos. “Den gracias a Dios por todas las cosas” (Salmos 136). #DaGracias

Esta es una traducción del artículo que fue escrito originalmente por Lindsey Williams y fue publicado en ldsliving.com con el título “What Church leaders have shared as part of President Nelson’s #GiveThanks challenge”.

| Fe en Jesucristo, Inspiración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *