Lee aquí la oración dedicatoria del Templo de Quito, Ecuador

El domingo 20 de noviembre, el élder Quentin L. Cook, del Quórum de los Doce Apóstoles, presidió las tres sesiones dedicatorias del Templo de Quito, Ecuador, la segunda Casa del Señor de esta nación.

Como parte de la oración dedicatoria, el apóstol expresó:

Templo de Quito, Ecuador

Créditos: Jeffrey D. Allred, Deseret News

“Padre Todopoderoso, Tú, gran Elohim, venimos ante Ti con amor y humildad, en el nombre de Tu Amado Hijo, el Señor Jesucristo. 

Nuestros corazones se llenan de gratitud y acción de gracias. En esta santa casa, humildemente inclinamos nuestros rostros en reverente oración para alabarte y honrarte y para dedicarte el hermoso Templo de Quito Ecuador para tus sagrados propósitos.

Estamos profundamente agradecidos por la restauración del Evangelio de Jesucristo y por la restauración de las sagradas llaves del sacerdocio que brindan a cada uno de Tus hijos la oportunidad de alcanzar la salvación y la exaltación.

En nuestra petición a Ti, oramos por aquellos que gobiernan esta y otras naciones para que puedan ser bendecidos y recibir inspiración para proteger los principios religiosos y morales establecidos en el Evangelio restaurado.

Créditos: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Reconocemos a los santos fieles cuyas contribuciones consagradas han hecho posible la construcción de este sagrado edificio. Bendícelos por su fidelidad, abre las ventanas de los cielos y derrama bendiciones sobre ellos.

Oramos para que los Santos fieles del distrito del templo sean bendecidos con amor y paz, y sean protegidos y prosperados en esta gran tierra.

Ahora, Amado Padre, en el nombre de Tu Hijo, Jesucristo, y actuando bajo la dirección de Tu siervo el presidente Russell M. Nelson, y en la autoridad del santo Sacerdocio de Melquisedec, dedicamos y consagramos el Templo de Quito, Ecuador de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. 

Te lo dedicamos a Ti y a Tu Amado Hijo como Tu santa casa, oramos para que sea santificada, un lugar de Tu santidad, y que Tu Espíritu pueda morar aquí.

Créditos: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Dedicamos el suelo sagrado en el que se encuentra este templo y las hermosas plantas que crecen en él. 

Dedicamos todas las estructuras, desde las bases y los cimientos hasta la estatua de Moroni que adorna su campanario y todas las demás instalaciones auxiliares de este edificio sagrado. 

Oramos humildemente para que sea preservado y protegido de cualquier tipo de contaminación.

Querido Padre, por favor toca los corazones de las personas aquí en Ecuador y el distrito del templo para que el Espíritu de Elías pueda volver sus corazones a sus antepasados, para que puedan ser motivados a buscar a sus antepasados ​​y hacer la obra vicaria a favor de ellos. 

Que experimenten el gran gozo que emana del servicio desinteresado y emula el gran sacrificio vicario de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Créditos: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Oramos para que tu cuidado esté sobre el presidente de este templo y su esposa, junto con sus consejeros y asistentes, así como también sobre los visitantes y obreros del templo. Bendícelos para que sus corazones se llenen de gozo.

Oramos por aquellos que sirven como misioneros aquí y en todo el mundo. Bendícelos, inspíralos, sosténlos y condúcelos a aquellos que buscan la verdad eterna.

Amado Padre, por favor bendice a todos los que han sido llamados a servir en Tu reino y en particular a aquellos que sirven bajo Tu dirección al frente de esta obra en todo el mundo.

Nuestra súplica a Ti es que esta sagrada estructura sea preservada de las fuerzas destructivas de la naturaleza, de tormentas, terremotos y todos esos elementos dañinos.

En este día histórico en Quito, Ecuador, por estas bendiciones rogamos al dedicar este, Tu templo, e invocamos Tu bendición sobre él y todos los que sirven aquí. Lo hacemos en el nombre de Aquel a quien amamos y adoramos como nuestro Redentor, el Señor Jesucristo. Amén.

El élder Cook estuvo acompañado de su esposa, la hermana Mary Cook; el élder Kevin R. Duncan, setenta autoridad general y director ejecutivo del Departamento de Templos de la Iglesia, y su esposa, la hermana Nancy Duncan; el élder Shayne M. Bowen, setenta autoridad general, y su esposa, la hermana Lynette Bowen; el élder Jorge F. Zeballos, setenta autoridad general y presidente del Área Sudamérica Noroeste de la Iglesia, y su esposa, la hermana Carmen Zeballos.

Fuente: Church News

Video relacionado

También te puede interesar

| Inspiración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *