Un llamado de alerta: Las combinaciones secretas de nuestros días

combinaciones secretas

“Y cualquier nación que favorezca tales combinaciones secretas para adquirir poder y riquezas, hasta que se extiendan sobre la nación, he aquí, será destruida”.

En la actualidad podemos confiar en que el Señor nos ayudará a mantenernos protegidos de las combinaciones secretas de nuestros días.

A lo largo del Libro de Mormón, las combinaciones secretas frecuentemente son asociadas con la búsqueda de riqueza y poder, a menudo descritas simplemente como obtener “ganancia” . En Éter 8:22, por ejemplo, Moroni hace la siguiente advertencia: 

“Y cualquier nación que favorezca tales combinaciones secretas para adquirir poder y riquezas, hasta que se extiendan sobre la nación, he aquí, será destruida” (énfasis agregado).

Iglesia sud

Palabras como “adquirir” y “riquezas”, cuando se usan en el contexto de combinaciones secretas, parecen ser alusiones claras a Caín, quien conspiró con Satanás para matar a su hermano Abel. Con respecto al nacimiento de Caín, Eva declaró: “He adquirido varón por voluntad de Jehová” (Génesis 4: 1).

Según Matthew Bowen, la palabra hebrea para “adquirido” (qānîtî) en este pasaje también puede entenderse como “he ganado” o “he obtenido”. 

La explicación de Eva se acerca a lo que parece ser la palabra raíz detrás Caín (*qyn), que puede significar “‘forjar’ o ‘trabajar en metal’, un concepto relacionado con ‘crear’ en el sentido de formar o modelar” (Matthew L. Bowen, “Getting Cain and Gain”).

Desafortunadamente, e irónicamente, el aparente gozo de Eva por haber adquirido un hijo del Señor eventualmente se convertiría en tristeza a causa de lo que Caín buscaba adquirir por medios de Satanás. 

En el Libro de Moisés se registra: 

“Y Caín dijo: Verdaderamente yo soy Mahán, el maestro de este gran secreto, a fin de que yo pueda asesinar y obtener lucro. Por tanto, Caín fue llamado Maestro Mahán, y se gloriaba de su iniquidad”. -Moisés 5:31

Bowen explica que:

“Al hacer esta declaración, Caín ‘vuelve a enfatizar’ el significado de su propio nombre: él ya no es ‘adquirido’ del Señor ni ‘ganado’ con la ayuda del Señor (Génesis 4: 1; Moisés 5), sino que ahora es el ‘maestro’ (creador, poseedor) de un asesinato secreto para ‘obtener lucro’” -Matthew L. Bowen, “Getting Cain and Gain”

Aparentemente los autores del Libro de Mormón sabían del significado de aquel énfasis. Una muestra de esto proviene de la constancia con la que las combinaciones secretas se asocian con varios esfuerzos para “obtener lucro”.

Sin embargo, algunos pasajes van más allá de la alusión casual y hacen explícita la conexión directa con Caín. Moroni, por ejemplo, explicó que las combinaciones secretas que existían entre los jareditas “habían sido transmitidas desde Caín” (Éter 8:15) y que se daban “para ayudar a quienes ambicionaran el poder a obtenerlo” (Éter 8: 16; Helamán 6: 26-27).

mujer y el sacerdocio

Encontramos otra evidencia en la forma en que las combinaciones secretas con frecuencia se asocian con representaciones de sangre o voces de profetas muertos o santos que claman desde la tierra. Nuevamente, para usar Éter 8 como ejemplo, Moroni declaró:

“Y cualquier nación que favorezca tales combinaciones secretas para adquirir poder y riquezas, hasta que se extiendan sobre la nación, he aquí, será destruida; porque el Señor no permitirá que la sangre de sus santos, que fuere vertida por ellos, clame siempre a él desde el suelo pidiendo venganza, sin que él los vengue”.

Tales descripciones se corresponden con los relatos del libro de Génesis y el libro de Moisés, donde el Señor le preguntó a Caín:

“¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra” -Génesis 4:10

Episodio 12 de vídeos del Libro de Mormón

A la luz de estas y otras relaciones textuales notables, Bowen concluyó:

“No cabe duda de que las referencias en todo el Libro de Mormón sobre las ‘combinaciones secretas’, que permiten que los hombres puedan ‘asesinar’ y ‘obtener lucro’, tienen una referencia directa a Caín, cuyo nombre está etiológicamente ligado al verbo ‘qny’, que significa ‘obtener’, ‘adquirir’, ‘(pro)crear’. Entre los pueblos del Libro de Mormón, Caín era visto como el más grande ‘adquisidor’”. -Matthew L. Bowen, “Getting Cain and Gain”

“La influencia de la etiología (el origen del significado) de [la palabra] ‘Caín’ y su importancia para los escritores del Libro de Mormón difícilmente puede ser exagerada”, escribió Bowen.

Mormón, Moroni, Nefi y otros autores no insertaron casualmente estos relatos de combinaciones secretas en sus escritos. De hecho, los incluyeron intencionalmente porque sabían que enfrentaríamos problemas similares en nuestros días.

Para los gentiles de los tiempos modernos, Moroni dijo: 

“El Señor os manda que cuando veáis surgir estas cosas entre vosotros, que despertéis a un conocimiento de vuestra terrible situación, por motivo de esta combinación secreta que existirá entre vosotros”. -Éter 8: 24; énfasis agregado.

Moroni no dijo “si” es que estas cosas surgen entre ustedes, él dijo “cuando”. Sabía que esto pasaría. Las combinaciones secretas estarán (o pueden estar ya) entre la mayoría o todas las sociedades modernas, por lo que debemos estar preparados para ellas.

Como lo expresó Bowen:

“Mormón y Moroni repitieron esta lección una y otra vez, en un intento urgente, casi frenético de llamar la atención de sus lectores en los últimos días”.

sufrir arrepentimiento

Al reconocer la conexión entre las combinaciones secretas y el asesinato inicial de Abel por parte de Caín, aumentamos nuestra capacidad para evaluar cuán insidiosas y antiguas son realmente estas conspiraciones o alianzas secretas. 

Son inspiradas por el mismo diablo, y las Escrituras muestran cómo las ha utilizado con gran y terrible efecto.

Su principal modo de funcionamiento enfatiza y glorifica la codicia, la obtención de cosas, la manipulación de ganancias, el aprovechamiento de los demás y la acumulación de recursos escasos.

Moroni explicó que las combinaciones secretas eran el problema principal que eventualmente causó “la destrucción de este pueblo del cual ahora [está hablando], y también la destrucción del pueblo de Nefi” (Éter 8:21).

En 1997, el élder M. Russel Ballard advirtió:

“Si no tenemos cuidado, las combinaciones secretas de la actualidad pueden cobrar poder e influencia tan rápida y completamente como lo hicieron las de los días del Libro de Mormón. ¿Recuerdan los ciclos? Las combinaciones secretas empezaban entre “los más perversos” de la sociedad pero terminaban “seduciendo a la mayor parte de los justos” hasta contaminar a la sociedad entera”.

¿Cómo podemos evitar este resultado en nuestros días? En el mismo discurso, el élder Ballard dio algunos consejos sobre las acciones que podríamos tomar:

“Debemos dar nuestro apoyo a personas, organizaciones, comunidades y gobiernos en sus esfuerzos por prevenir el delito.

Debemos trabajar dentro de nuestros sistemas legales y judiciales para implantar y asegurar el cumplimiento de leyes que provean la protección necesaria contra criminales y que al mismo tiempo garanticen los derechos y las libertades esenciales. 

Y debemos brindar nuestro apoyo y ayuda a los lideres gubernamentales en la promoción de programas destinados a proteger y a fortalecer a familias y comunidades”.

En otras palabras, debemos mantenernos activos en la búsqueda de una protección justa para nuestra familia y comunidad, protección que ayudará a detener a aquellos que buscan obtener poder e influencia por medio de combinaciones inspiradas por Satanás.

Además, podemos ser diligentes en obtener perspectivas justas, podemos vivir mejor los principios del evangelio de Jesucristo y obtener más sabiduría.

Como se aconseja en Proverbios 4: 7, “adquiere sabiduría; y con todo lo que adquieras, adquiere entendimiento”. Otro proverbio exclama: “Mejor es adquirir sabiduría que el oro, y adquirir entendimiento vale más que la plata” (Proverbios 16:16).

Afortunadamente, sea cual sea el control que Satanás ejerza sobre el mundo, podemos tener confianza en que el Señor continuará guiando y protegiendo a Su pueblo si se esfuerza por ser justo.

A principios de 1831, el Señor aconsejó a los nuevos conversos que huyeran al oeste de los Estados Unidos para evitar las terribles consecuencias de las combinaciones secretas:

“Y aun ahora, el que fuere al este indique a los que se conviertan que huyan al oeste; y esto como consecuencia de lo que acontecerá en la tierra, y por motivo de las combinaciones secretas -Doctrina y Convenios 42:64; énfasis agregado.

Hoy en día podemos confiar en que el Señor nos ayudará de manera similar a proteger a las personas justas en todas partes de aquellos que, como Caín, conspiran para “obtener lucro”.

Fuente: Meridian Magazine

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *