Respuesta de un terapeuta: ¿La espiritualidad puede ayudar a la salud mental?

Como profesional de la salud mental, he dedicado mi vida a ayudar a aquellos que lidian con los desafíos de la salud mental a desarrollar fortaleza y recibir sanación.

Me gustaría abordar algunas de tus preocupaciones, brindar un poco de esperanza y aclarar algunos puntos importantes.

Muchas personas me cuentan que han sufrido problemas de salud mental durante décadas. Afirman que la ansiedad y la depresión periódicas, y los síndromes que diagnostican los profesionales son muy diferentes.

salud mental

También te puede interesar : La depresión no es una muestra de debilidad, es una muestra de perseverancia 

Me comentan que en los casos de una enfermedad mental grave, los enfoques espirituales como la oración y el estudio de las Escrituras no son suficientes para tratar estas poderosas enfermedades.

Hay momentos en los que las fuerzas biológicas y ambientales se combinan de una forma tan fuerte que crean una angustia emocional. Eso hace que tratar de cambiar no solo parezca ser extremadamente difícil, sino imposible.

Los remedios espirituales para la salud mental

Estoy totalmente de acuerdo con todos esos comentarios.

Pero, lo que también espero enfatizar es que realmente creo en el poder del Señor para aliviar el sufrimiento.

Creo que usar las bendiciones que Dios nos otorga a través de la ciencia moderna para buscar la cura no niega mis creencias.

salud mental

Así como espero que alguien con alguna enfermedad física de largo plazo esté siempre en contacto con médicos competentes, siga sus recomendaciones para tomar los medicamentos correctos y mantenga una dieta adecuada, espero que alguien con una enfermedad mental, como la depresión, cuente con la ayuda de profesionales de la salud mental, tome la medicación prescrita y siga otras recomendaciones.

Cuando aconsejo a las personas que sumen remedios espirituales en su intento de sanar, no estoy sugiriendo que deban descontinuar todos los demás tratamientos, o que los remedios espirituales sean más importantes o una “forma superior” de tratamiento que las soluciones científicas, ni que los problemas de salud mental sean causados ​​principalmente por deficiencias espirituales.

La mejor manera de combatir las enfermedades mentales

Quiero dejar muy claro que no creo en nada de eso. Los problemas crónicos de salud mental son complejos y, por lo tanto, requieren soluciones complejas y multidimensionales.

Siempre trato de sugerir tareas espirituales simples que creo que ayudarán a aliviar los problemas de la salud mental.

Sin embargo, al mismo tiempo, no creo que cosas tan simples resuelvan por completo los problemas de la salud mental. En muchos casos, ni siquiera creo que serán un ingrediente clave en la receta final para la cura de estas enfermedades.

No obstante, sí creo que son importantes.

tribulaciones bendiciones

Aquellos que sufren problemas crónicos de salud mental saben que las soluciones únicas casi nunca son suficientes para brindar un alivio completo.

A menudo, los medicamentos son útiles, pero son insuficientes sin otra ayuda. El asesoramiento es beneficioso, pero puede abrumar a la persona si no hay ayuda adicional.

Los cambios ambientales pueden ser valiosos, pero se debilitan si no se logran cambios internos a largo plazo.

En resumen, las intervenciones múltiples utilizadas en conjunto suelen ser la mejor manera de combatir los problemas de salud mental.

Desde mi perspectiva, digo que las soluciones espirituales se pueden agregar a nuestro arsenal personal para aumentar la efectividad general del tratamiento.

¿Por qué mi sufrimiento es más grande que el de otros?

La mayoría de nosotros ha experimentado depresión, ansiedad u otros problemas de salud mental periódicamente. En muchos casos, solo duraron poco tiempo y, afortunadamente, se quedaron en el pasado.

Sin embargo, hay algunos que sufren de sentimientos de tristeza graves, crónicos y, a veces, debilitantes. Personas que sienten desesperanza, miedo, terror y muchas otras emociones horribles.

Estos patrones son muy resistentes al cambio y son difíciles de manejar. Puede parecer injusto que tengas que pasar por grandes desafíos, mientras que otros experimentan menos dolor.

oración

Realmente, es imposible comparar el dolor, ya que todos pasamos por algún sufrimiento personal. Pero, creo que algunos sufrimientos son objetivamente más intensos que otros. No sé por qué tienes que pasar por esto.

No sé por qué Lehi fue enviado a una tierra prometida, mientras que su profeta contemporáneo Jeremías se vio obligado a quedarse en Jerusalén y ser arrestado.

No sé por qué los guerreros de Helamán se salvaron debido a su fe, mientras que los creyentes en Ammoníah fueron quemados vivos.

Tus desafíos pueden consagrarse para tu provecho

Algunos se ven obligados a pasar por experiencias más difíciles. Pero, sé que, al menos por experiencia, mis mayores dificultades terminaron por enseñarme las cosas más grandes que he aprendido.

Saber que un Padre Celestial amoroso y compasivo ama a todas las personas de la misma manera que me ama a mí, me hace comprender que todos nuestros desafíos pueden consagrarse para nuestro provecho.

Para las personas que están experimentando estos desafíos o que desean ayudar a alguien, les recomiendo que vean o lean el discurso del élder Jeffrey R. Holland de la Conferencia General de octubre de 2020.

El élder Holland habla específicamente sobre las pruebas a largo plazo. Su mensaje es de esperanza y fe. Ofrece consejos sobre la paciencia y la confianza en las pruebas que duran mucho más de lo que nos gustaría.

Habrá momentos en nuestras vidas en los que incluso nuestro mejor esfuerzo espiritual y oraciones suplicantes, no producirán las victorias que esperamos, ya sea en relación con los grandes asuntos mundiales o los pequeños asuntos personales.

Así que mientras trabajamos y esperamos juntos las respuestas a algunas de nuestras oraciones, ten fe en que serán escuchadas y contestadas, aunque quizás no en el momento o en la forma que quisiéramos. Sin embargo, siempre son respondidas en el momento y en la forma en que un Padre Omnisciente y eternamente compasivo debe responder.

Una valiosa promesa

Te animo a que te aferres a esta promesa profética moderna en tiempos de angustia y desánimo.

Hace unos años, el presidente Nelson habló sobre la mujer que sufría de flujo de sangre. Esa mujer pasó más de una década buscando medicamentos para curarse, pero no tuvo éxito. Pasó toda su vida probando tratamientos que no le proporcionaron ningún alivio.

Algunos de ustedes conocen esa historia. Fue un caso de una “fe desesperada”, ella encontró al Salvador y extendió la mano para tocar Su túnica.

Me imagino que fue difícil, considerando la gran cantidad de gente que estaba ahí. Me la imagino estirando su brazo con todas sus fuerzas y apenas logrando tocar el borde de Su túnica. Conocemos el resultado: ella se curó.

El presidente Nelson habló sobre su experiencia y cómo se puede aplicar a otros en circunstancias tan desesperadas:

“Cuando procuren el poder del Señor en su vida con la misma intensidad que tiene uno que se está ahogando y lucha por respirar, el poder proveniente de Jesucristo será de ustedes.

“Cuando se estiren espiritualmente más allá de lo que jamás se hayan esforzado, entonces Su poder se derramará sobre ustedes”.

Un medio poderoso que te ayudará a lidiar con tus desafíos

Quiero que sepas que estoy firmemente convencido del amor del Señor por ti. Sé que existe un plan personal para tu redención de los problemas de salud mental que has sufrido durante tanto tiempo.

No sé cuál sea ese plan y, probablemente, tu médico, terapeuta u obispo tampoco sepa cuál es ese plan. Sin embargo, el Señor sí.

Creo que Él lo revelará, línea por línea, a su debido tiempo. Sinceramente, esta es una de las razones por las que promuevo firmemente acercarse a Dios como un medio para ayudar con los problemas de salud mental.

alcanzar tus objetivos

Creo que cuanta más revelación podamos recibir, más conocimiento obtendremos y podremos ver de una forma más clara nuestro camino hacia la sanación.

Este camino personal puede estar marcado por todo tipo de intervenciones, incluidas las clínicas, las medicinales, las espirituales y de comportamiento. Tu camino es solo tuyo. Otros pueden darte consejos. Pero, solo hay Uno que ha soportado tu dolor en específico y ha recorrido tu camino de dolor.

Hay Alguien que conoce tu dolor y te sostiene

Alma enseñó a los santos nefitas acerca del Mesías prometido:

“Él saldrá, sufriendo dolores, aflicciones y tentaciones de todas clases; y esto para que se cumpla la palabra que dice: Tomará sobre sí los dolores y las enfermedades de su pueblo.

“Y tomará sobre sí la muerte, para soltar las ligaduras de la muerte que sujetan a su pueblo; y sus debilidades tomará él sobre sí, para que sus entrañas sean llenas de misericordia, según la carne, a fin de que según la carne sepa cómo socorrer a los de su pueblo, de acuerdo con las debilidades de ellos”. (Alma 7: 11-12)

bondad

Reconozco que solo el Salvador conoce la magnitud de tu sufrimiento, porque lo experimentó en tu nombre.

Él es el único que conoce la manera más perfecta de ayudarte a alcanzar la paz y la sanación que tanto deseas. Te pido que hagas todo lo que esté a tu alcance, que te acerques lo más posible a Él y recibas lo que Él tiene para ofrecer.

Fuente: LDS Living

| Para meditar, Titulares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *