Hna. Gong: Escribir tu propio salmo puede ayudarte a fortalecer tu relación con Dios

Elder Gong

Durante una reciente conferencia virtual de la Sociedad de Socorro de la estaca Washington, D.C., la hermana Susan Gong hizo una invitación especial.

La esposa del élder Gerrit W. Gong invitó a las hermanas a escribir un pequeño salmo. En él debían expresar su gratitud al Señor durante este tiempo sin precedentes.

El tema de la conferencia se basó en Josué 1:9:

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo dondequiera que vayas”.

También te puede interesar: 3 escrituras que te ayudarán a fortalecer tu matrimonio y tu relación con Dios

La invitación especial de la hermana Gong fue un recordatorio poderoso de que “Jehová [nuestro] Dios siempre [está] con [nosotros]” independientemente del tiempo.

Asimismo, la hermana Gong sugirió estos 5 pasos para escribir tu propio salmo, que te ayudará a fortalecer tu relación con Dios:

Pasos para escribir tu salmo personal

escribir

1. Comienza tu salmo con “Alabad al Señor…”

2. Empieza la siguiente frase con “porque Él me ha…”

3. Agrega, “y…”

4. Inicia la siguiente oración con “El Señor, Él es mi…”

5. Termina tu salmo con “y yo…” (seguido de un verbo en futuro)

Una hermana de la Sociedad de Socorro escribió:

“Alabad al Señor, mi Redentor y amigo. Porque me ha sostenido en las pruebas más duras y me ha dado la esperanza de la gloria eterna. El Señor, Él es mi luz, mi compañero constante y mi alegría. Y me apoyaré en Él y llevaré Su amor puro y Su verdad a los demás”.

Aquí un poco más de inspiración

orar oración

Varias hermanas compartieron su salmo en la función de “chat” de la conferencia por Zoom y algunos de ellos los publicamos con su permiso:

“Alabad al Señor; porque Él me ha rescatado de una vida secular sin un propósito elevado y me ha guiado a través del Espíritu hacia Su evangelio y Su Iglesia. El Señor, Él es mi líder y ejemplo muy paciente. Y me esforzaré más por seguir Su ejemplo”.

“Alabad al Señor, porque Él me ha dado personas hermosas a quienes amar; porque Él me ha bendecido con una vida plena rodeada de mucho amor. Él es mi Redentor, mi mejor amigo, mi ejemplo perfecto, y con gusto reconoceré Su mano en todas las cosas”.

misión dudas

“Alabad al Señor, porque Él ha protegido a mis hijos y me ha sacado del dolor. El Señor, Él es mi salvación y consuelo. En Su nombre consolaré a los necesitados de consuelo y lloraré con los que lloran”.

“Alabad al Señor, porque Él vino a mí cuando estaba sola y nadie estaba allí para mí, ni siquiera yo. Él ha enviado ángeles para rescatarme y su Espíritu para consolarme. El Señor, Él es mi Luz. Él es el amor que yo no he tenido por mí misma. Y no soltaré Su mano, no importa cuán oscuro y terrible sea el camino, Él me salvará ahora y hasta el final”.

esposo

La hermana Gong hizo énfasis en los mensajes reconfortantes de los Salmos 46 y 23 durante su discurso a las hermanas de la Sociedad de Socorro de Washington.

Ahora que tienes varios ejemplos de cómo escribir tu propio salmo al Señor en el que puedes recordar todas las cosas que el Señor hace por ti y, al mismo tiempo, fortalecer tu relación con Él, ¿por qué cosas agradecerías? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Esta es una traducción del artículo que fue escrito originalmente por RoseMarie Briggs y fue publicado en Meridian Magazine con el título “Writing a Psalm of Your Own to Strengthen Your Relationship with the Lord”.

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *