5 sugerencias para ayudar a prevenir el suicidio entre los miembros de tu barrio

prevención del suicidio

La primera pregunta que hace Kristen Coltrin cuando habla sobre la prevención del suicidio con los líderes de la Iglesia es: ¿Qué harías si alguien viniese a ti con un hueso roto?

“La mayoría de la gente dirá: ‘Bueno, lo llevamos a alguien que los ayude’”, dijo Coltrin en un episodio de un podcast de Leading Saints.

Como señala Coltrin, lo mismo debería hacerse con aquellos que luchan con enfermedades mentales y pensamientos suicidas. Aunque no es algo tan visible como un hueso roto, la amenaza del suicidio debe tratarse con la misma urgencia.

oración

Aunque Kristen Coltrin no es una terapeuta ni experta en la prevención del suicidio, utiliza su experiencia como pasante en la Línea Directa de Prevención del Suicidio de Idaho para ayudar a los líderes de la Iglesia en su comunidad a identificar las señales de advertencia del suicidio y obtener ayuda.

Aquí hay algunas ideas que Coltrin sugirió durante el podcast.

También te puede interesar: Previniendo el suicidio: 5 Consejos que todo líder de la Iglesia debería saber

1. Busquen factores de riesgo

Como explica Coltrin en el podcast, las señales de advertencia y los factores de riesgo no son lo mismo cuando se trata de ayudar a aquellos que están pensando suicidarse.

Los factores de riesgo son condiciones que podrían hacer que una persona tenga más probabilidades de considerar el suicidio como una opción, mientras que las señales de advertencia pueden indicar que una persona realmente está considerando suicidarse.

Por ejemplo, un intento de suicidio previo, un historial de trastornos de salud mental, abuso de sustancias y/o un miembro de la familia o amigo que falleció al suicidarse son factores de riesgo, compartió Coltrin.

La mayoría de los factores de riesgo se pueden resumir en tres categorías: falta de sentimientos de conexión, falta de pertenencia y sentirse como una carga, dijo Coltrin. Ella recomienda que los líderes de la Iglesia busquen activamente estos puntos en sus barrios.

“Me gusta asegurarme de que tomen en cuenta estas tres cosas en su consejo de barrio y digan: ‘Está bien, tal y tal persona está pasando desafíos. ¿Cuáles creen que son sus desafíos? ¿Cuál de estos tres puntos es su desafío?”, expresó ella.

2. Busquen señales de advertencia

Las señales de advertencia es el indicador más importante que nos ayuda a saber si una persona podría estar decidida a considerar el suicidio. Y aunque existen múltiples signos de advertencia, Coltrin menciona los siguientes: 

  • La incapacidad para poder dormir. 
  • Dormir todo el tiempo.
  • Fatiga crónica
  • Cambios drásticos en el peso de la persona.
  • Comportamiento repentinamente más religioso o no religioso en absoluto.

“Tenemos que recordar que una de estas cosas por sí solas no necesariamente indicarán que una persona tiene tendencias suicidas”, dijo Kristen Coltrin. “Pero si las juntamos, eso podría ser un gran motivo de preocupación.”

Según la Fundación Americana para la Prevención del Suicidio, otras señales de advertencia podrían ser:

  • Hablar de sentirse sin esperanza.
  • Hablar sobre ser una carga.
  • Hablar de un dolor insoportable.
  • Alejarse de las actividades sociales.
  • Alejarse de familiares y amigos.
  • Regalar posesiones preciadas.
  • Irritabilidad.
  • Mejora repentina en el estado de ánimo o comportamiento.
  • Hablar de sentirse atrapado.

3. Sean directos

suicidio en los adolescentes

Si van a preguntar si alguien tiene tendencias suicidas, lo mejor es hacerlo lo más directo posible, dijo Coltrin. “Sólo debemos preguntarles directamente: ‘¿Estás pensando suicidarte?’”

Aunque puede parecer algo abrupto o grosero, una pregunta como “¿Estás pensando en hacerte daño?” no es tan efectiva cuando deseas obtener una respuesta clara.

“Debemos asegurarnos de usar las palabras ‘suicidio’ o ‘suicidarte’ porque queremos que ellos también internalicen lo que están pensando hacer. No sólo se están haciendo daño a sí mismos, se están matando a sí mismos”, expresó Kristen Coltrin.

“Otro punto cuando le preguntas a alguien si está pensando en hacerse daño, es que ellos pueden pensar: ‘Bueno, no, no voy a lastimarme. Voy a suicidarme. Y me voy a sentir muy bien al respecto porque voy a deshacerme de todo este dolor.”

4. Presten atención

En la experiencia de Coltrin con sus exposiciones y al trabajar en la Línea Directa de Prevención del Suicidio de Idaho, muy rara vez una persona dice que realmente está considerando suicidarse.

“Pero muchas veces usarán señales verbales indirectas como ‘estoy cansado y ya no puedo seguir’. O, ‘mi familia estaría mejor sin mí’. O, ‘¿de todos modos a quién le importa si me muero?’ O ‘quisiera escapar’”, compartió Coltrin.

Para ayudar a una persona que está considerando suicidarse, Coltrin recomienda una regla de 80/20: Si alguien comienza a mostrar señales de advertencia escuchen el 80 por ciento del tiempo y hablen el 20 por ciento de la conversación.

“Escuchar es lo más importante porque tenemos que darles la oportunidad de decirnos qué es lo que están pensando”, dijo Kristen Coltrin. “Y también podemos evaluar lo que están diciendo sobre lo cerca que están de suicidarse. Si es algo inminente, si es algo en lo que están pensando a diario, o si simplemente están teniendo estos pensamientos y son algo pasivos.”

5. Conozcan dónde encontrar ayuda

pornografía

Si alguien se abre a ustedes y les dice que está considerando suicidarse, es vital saber a dónde dirigir a los miembros del barrio que experimentan estos pensamientos suicidas.

Según Coltrin, la primera línea de defensa es llamar a la línea directa de prevención del suicidio del país en que se encuentren y si es que cuenta con una. Las líneas directas son gratuitas y están disponibles las 24 horas, los 7 días de la semana, y los conectará a una persona que puede ayudarlos.

Si alguien no está listo para llamar a esa línea directa, también puede llamar como un tercero.

“Si están sentados con alguien que no quiere hacer la llamada, pueden llamar a ese número mientras la persona está sentada con ustedes y la persona en la línea directa puede indicarles lo que debe hacer esa persona”, compartió Kristen Coltrin.

Si la amenaza de suicidio parece muy apremiante, Coltrin recomendó llevar a esa persona a un hospital. Es necesario que puedan recibir una ayuda profesional y recibir el tratamiento más adecuado para ellos.

Una de las cosas que también podemos hacer es recibir capacitación en cuanto a la prevención del suicidio, y Coltrin sugiere usar lo aprendido para la prevención del suicidio dentro de los barrios.

“Me gusta decir la frase: ‘Cuando sabemos más, lo hacemos mejor’. Nuestro Padre Celestial quiere que lo hagamos mejor.”

Este artículo fue escrito originalmente por Lds Living Staff y fue publicado originalmente por ldsliving.com bajo el título “5 Suggestions to Help Prevent Suicide Among Ward Members

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *