Hermana Dennis: Vestir el gárment es una señal para Dios, no para los demás

mujer virtuosa en el templo

Durante la sesión del sábado por la mañana de la conferencia general de abril de 2024, tuvimos el placer de escuchar a la hermana J. Anette Dennis, quien es la primera consejera de la presidencia general de la Sociedad de Socorro. 

Sister J. Anette Dennis, first counselor in the Relief Society general presidency, speaks during the Saturday morning session of the 194th Annual General Conference of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints on April 6, 2024.

Hermana J. Anette Dennis: ‘Vestíos del Señor Jesucristo’

Una relación de convenio con Dios 

La hermana Dennis compartió con nosotros sobre la importancia y el poder que tiene una relación de convenio con Dios. ¡Fue inspirador escuchar sus palabras!

Mesa de recomendaciones del Templo de Taylorsville, Utah. Imagen: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Ella dijo que optar por formar parte de un convenio enriquece y fortalece “nuestra relación con [Dios]”. 

El acto del bautismo por inmersión representa la muerte y resurrección del Salvador. “Al ser bautizados, simbólicamente nos unimos a Cristo”.

La Santa Cena simboliza la carne y la sangre de Cristo. “Al hacer un nuevo convenio cada semana, nos unimos aún más a Él”.

¡El Evangelio de Jesucristo realmente es buenas nuevas de gran gozo! ¡Es un mensaje de una esperanza sin igual!

¡El Evangelio de Jesucristo realmente es buenas nuevas de gran gozo! ¡Es un mensaje de una esperanza sin igual!

Vestir el gárment es una señal para Dios y no para los demás

La lideresa mundial de la Iglesia también dijo que cada detalle en la Casa del Señor nos remite al Salvador y a Su sacrificio expiatorio.

El gárment del templo nos recuerda que las bendiciones de la Expiación de Jesucristo nos cubren siempre. Al vestir el gárment del santo sacerdocio cada día, incorporamos este hermoso símbolo a nuestra vida.

Romanos 13:14 nos exhorta a “vestirnos del Señor Jesucristo”.

El Templo de McAllen,Texas abre sus puertas al público con un hermoso salón celestial

Salón celestial del Templo de McAllen, Texas

Al cumplir con nuestros convenios y deberes con Dios, incluyendo el uso del gárment del santo sacerdocio, nuestra vida misma se convierte en un testimonio personal de amor y gratitud hacia nuestro Salvador, Jesucristo, y de nuestro anhelo de tenerlo siempre con nosotros.

“Yo creo que mi disposición de vestir el gárment sagrado se convierte en mi símbolo para Él, es mi propia señal personal a Dios, no una señal a los demás”. 

La hermana Dennis también explicó que no hace falta esperar hasta una misión o el matrimonio para hacer convenios en el templo. “Elijan profundizar su relación con Dios al hacer convenios con Él en Su Casa”, alentó. 

Mira y escucha su mensaje completo aquí:

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Últimos comentarios

Comparte este artículo

Lo más leido