5 Pasos para ser un magnífico indexador

FamilySearch

Hace poco más de 30 años tuve la bendición de unirme a la iglesia y al cumplir un año, recibí mi Bendición Patriarcal y con ella el mandamiento personal de realizar mi historia familiar.  En  ese tiempo los santos mexicanos asistíamos al antiguo Palacio de Lecumberri una vieja prisión construida en el porfiriato y ahora convertida en el Archivo general de la Nación  donde están guardados en micro films miles  de millones de documentos históricos y civiles, tales como actas de nacimiento, defunción y muchos, muchos más y los revisábamos uno a uno buscando a  nuestras familias.

La tecnología es una gran herramienta para indexar y apresurar la obra

La palabra indexar no era de nuestro dominio. Investigar nos tomaba años y gastar muchos recursos. Los hermanos mayores eran los que podían dedicar más  tiempo, dones y talentos en la obra genealógica.

Pasaron algunos años más y a  los centros de estaca llegaron “las lectoras” unas máquinas que nos permitían revisar los lotes de microfilm que solicitábamos al Archivo General de la Nación o archivos de la Iglesia y eso nos llevaba  meses de investigación pero ya no se gastaban muchos recursos económicos en viajar a sus lugares de origen.

Luego llegó el milagro de las tecnologías y el internet. Entonces la Historia Familiar se aceleró de una manera exponencial, los jóvenes llegaron dominando las computadoras, las redes sociales y el milagro de la indexación surgió como nunca antes.

Indexar es básicamente  revisar, desde la comodidad de tu casa a la hora que mejor te acomode, lotes de archivos en microfilm, leerlos y transcribir la información en formatos digitales, mismos que formarán un índice a dónde los que buscan a sus antepasados los podrán encontrar con mucha facilidad y rapidez.

Indexar es una experiencia espiritual para quienes participan  en ella y por medio de este servicio voluntario podemos llegar a ser “salvadores en el monte  de Sión “ Abdías 1:21

Si ya participas como indexador o algo en tu interior te está animando a integrarte a esta maravillosa obra, estos 5 pasos te serán de gran utilidad:

  1. Proponte una meta semanal o mensual

No son competencias, ni hay cuotas que cubrir, pero mantener una meta de nombres indexados y lograrla, te mantendrá animado en continuar con el trabajo. Invita a un amigo  y será mucho más divertido indexar.

  1. Marca en tu agenda un horario especial para trabajar

A mí me funciona hacerlo en la tarde / noche cuando ya no hay prisas y no tengo otros apuros, entonces indexar se convierte hasta en una tarea relajante.

  1. Consulta en internet mapas

O tablas de caligrafía  que te ayuden a ver y compara tipos de letras. Usa las herramientas que aparecen en la página como reglas o subrayado y sobre todo, maximiza el tamaño del documento  en la  pantalla ¡tus ojos verán con mayor claridad!

  1. Familiarízate con el país el estado o la ciudad de dónde provienen los registros

Esta información te sacará de apuros pues te dará un mayor contexto para entender los datos que debas indexar.

  1. Ora y mantén un espíritu receptivo mientras trabajas

Poco a poco verás cómo la información, las letras, nombres, lugares y apellidos se van haciendo más claros y todo lo que necesites  aparecerá de  manera  que tu servicio llegue a aquellos que están buscando a sus seres amados.

 

Te invito a Indexar  y ser testigo de los milagros del Señor al volver el corazón de los padres a los hijos hoy como nunca antes.

 

| Historia Familiar
Publicado por: Emma Sánchez
Mexicana, casada, madre de tres hijas. Posee estudios de Literatura y Pedagogía. Amante de los gatos, los tacos al pastor y runner. Ha publicado en diversas revistas y periódicos a nivel nacional e internacional. Especialista en Almacenamiento y Formación parental.
The Piano Guys graban extraordinario videoclip en México
Jóvenes mormones prestan servicio para fundación colombiana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *