“Testifico de la importancia de la obra que el Señor nos ha confiado a cada uno de nosotros”, dijo el presidente de la Iglesia, Russell M. Nelson. “Nos ha preparado para servir en este momento, y continuará ayudándonos y sosteniéndonos mientras buscamos construir Su reino en la tierra”.

Como es habitual en la conferencia general de octubre de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, las Autoridades Generales y los Oficiales Generales de la Iglesia se reunieron esta mañana para recibir instrucciones de la Primera Presidencia.

Esta instrucción incluyó una nueva política de la Iglesia relacionada con los testigos de las ordenanzas, incluidos los bautismos realizados en capillas y templos.

El presidente Nelson anunció un cambio en la política de la Iglesia relacionada con los testigos que participan en bautismos en congregaciones locales y en la obra del templo.

  1. Cualquier miembro bautizado de la Iglesia puede servir como testigo del bautismo de una persona viva. Este cambio pertenece a todos los bautismos fuera del templo.

  2. Cualquier persona que posea una recomendación vigente para el templo puede presenciar un bautismo por y a favor de una persona fallecida, incluida una recomendación para el templo de uso limitado.

  3. Cualquier miembro investido con una recomendación vigente del templo puede servir como testigo de las ordenanzas de sellamiento de personas vivas o en un sellamiento vicario.

mujeres testigos en el bautismo y sellamiento

Fotografía: newsroom.churchofjesuschrist.org

“Estamos contentos con estos cambios. Imagine una hermana amada que sirve como testigo del bautismo en vida de su hermano menor. Imagine a una pareja madura que sirve como testigo en el bautismo del templo mientras su nieto bautiza a su nieta por y en nombre de un querido antepasado”.

mujeres testigos en el bautismo y sellamiento

Fotografía: newsroom.churchofjesuschrist.org

El presidente Nelson concluyó sus comentarios al enseñar que “el templo es el objeto de cada actividad y cada avance en la Iglesia. Todos nuestros esfuerzos para proclamar el evangelio, perfeccionar a los santos y redimir a los muertos conducen al templo sagrado. Él ha dirigido y siempre dirigirá cómo se llevarán a cabo las ordenanzas para que podamos entender y meditar nuestros convenios con Él”.

 

 

Fuente: newsroom.churchofjesuschrist.org