El itinerario de una asignación de nueve días en Sao Paulo y Salvador, Brasil, a mediados de febrero para el Elder Uchtdorf y el Elder Kearon se parecía a cualquier visita global de un miembro del Quórum de los Doce Apóstoles y de la Presidencia de los Setenta.

Una reunión de progreso con los líderes del Área de Brasil, varias conferencias de líderes y devocionales con los miembros, una conferencia de estaca, reuniones misionales con cuatro misiones, un devocional en el Centro de Capacitación Misional de Brasil, una visita al gobierno, una parada en el nuevo Centro de Visitantes del Templo de Sao Paulo Brasil y más.

En consecuencia, muchas oportunidades para ministrar.

El Elder Uchtdorf con los miembros después de un devocional en Salvador

Una niña abraza al Elder Uchtdorf después de la devocional de la Estaca Jaraguá

Aunque impresionado y agradecido por esas experiencias, el Elder Dieter F. Uchtdorf regresó a las oficinas centrales de la Iglesia y les contó a otros sobre los eventos ocurridos en entornos más pequeños pero con interacciones más personales. 

Entre esas experiencias se incluye el consolar a la familia de un misionero de tiempo completo que recientemente falleció, asistir a las reuniones de la escuela dominical y Sacramental de dos barrios, acompañar a varios compañerismos de misioneros en sus visitas de enseñanza a familias donde no todos son miembros, y ser reconocido por una conversa reciente mientras viajaba en el Metro de Sao Paulo.

Uchtdorf jovenes

En resumen, fueron oportunidades para ministrar a unos pocos, o a uno.

El 17 de febrero, el Elder Uchtdorf visitó las reuniones sacramentales y de escuela dominical de los barrios de Jaraqua y Taipas en Sao Paulo, y asistió al centro de reuniones de un pequeño vecindario entre dos favelas o barrios en los suburbios de Brasil. 

Él comentó cómo las reuniones siguieron la intención de los recientes cambios de tener un aprendizaje “centrado en el hogar y apoyado por la Iglesia”.

“Fue increíble ver cuan enfocados estaban todos en lo que estos cambios realmente significan”, dijo, complementando lo adecuado de sus discursos y los dinámicos diálogos en clase. “No he visto muchas clases de escuela dominical con una participación tan activa y profunda.”

Ese mismo día, el Elder Patrick Kearon, quien realizó su primera visita a Brasil, presidió la Conferencia de la Estaca Baueri, Brasil.

Elder Uchtdorf

El Elder Uchtdorf con las misioneras del Centro de Visitantes de Sao Paulo

“La inmensidad de este país es una sorpresa, pero más impresionante fue la amabilidad y la generosidad de la gente”, dijo el Elder Kearon, señalando sus varios viajes en metro en la ciudad de más de 20 millones de personas y se maravilló “en la constante bondad de los que van de camino a su trabajo. Esa no es la norma en ciudades de tal tamaño en el mundo. Este manera agradable de vivir se manifestó a dondequiera que íbamos.”

Con la revisión del área de dos días realizada en oficinas adyacentes al Templo de Sao Paulo Brasil, los Elderes Uchtdorf y Kearon visitaron el Centro de Visitantes, recientemente dedicado, del templo, saludando a las hermanas misioneras que sirven allí. Al enterarse de que la mitad de las hermanas estaban ausentes debido a su día de su preparación, regresaron al día siguiente para encontrarse con las personas que no habían conocido.

Debido a que los terrenos del templo y el recinto del área están rodeados por una nueva estación de metro, una estación de autobuses, calles concurridas e intersecciones, una gran cantidad de tiendas y un importante centro comercial, el Elder Uchtdorf calificó la ubicación como “un lugar animado, un lugar para un centro de visitantes que no podría ser mejor.”

El área concurrida proporciona una amplia visibilidad de la gran estatua del Cristus que se ve a través de las ventanas del segundo piso del Centro.

Centro de Visitantes de São Paulo

Centro de Visitantes de São Paulo

El Elder Uchtdorf y otros tomaron el metro desde la nueva parada adyacente al templo. Mientras se encontraba en camino, fue reconocido por Manuela Barrosa, conversa de seis meses y diseñadora de juegos de computadora, quien se acercó y se presentó en inglés, un idioma que aprendió gracias al Internet.

“Este es un país de personas tan diversas que uno puede ver todas las razas del mundo representadas, se encuentran en las calles y en la Iglesia”, dijo el Elder Uchtdorf. “Nadie mira por encima del hombre a nadie, ya sea que seas blanco o moreno o una mezcla de ambos, o si eres alto o no. Es el lugar perfecto donde la creencia de que todos somos hijos del Padre Celestial es realmente visible y puesta en práctica.”

El 19 de febrero, los líderes visitantes se unieron a la Presidencia del Área de Brasil en una reunión con João Doria, el recientemente electo gobernador del estado de Sao Paulo, que anteriormente fue el alcalde de la ciudad. Además de regalarle una pequeña estatua de Cristus a Doria, el Elder Uchtdorf le entregó un resumen de “Para la Fortaleza de la Juventud” así como el folleto completo, explicando cómo resumen específicamente los valores y principios de la juventud de la Iglesia así como el de la membresía en general.

Elder Dieter F. Uchtdorf

João Doria, segundo desde la izquierda, el gobernador del estado brasileño de Sao Paulo, se reúne con el Elder Dieter F. Uchtdorf, del Quórum de los Doce Apóstoles

El gobernador dedicó varios minutos a leer temas y pasajes en voz alta antes de guardar el folleto más pequeño.

Los Elderes Uchtdorf y Kearon llevaron a cabo reuniones devocionales con los misioneros de las misiones Interlagos y Sur de Sao Paulo el 20 de febrero, un devocional en el CCM de Brasil esa misma noche y una reunión similar con las misiones Salvador y Salvador Sur esa misma semana.

“El Elder Uchtdorf les dio ánimo y entusiasmo a estos grandes misioneros”, dijo el Elder W. Mark Bassett, una Autoridad General de los Setenta y primer consejero de la Presidencia del Área de Brasil. “Les recordó a los misioneros sus llamamientos y responsabilidad divina, dejándolos llenos de emoción para seguir perseverando dando lo mejor de ellos mismos.”

Además, el Elder Uchtdorf salió una tarde a enseñar con varios compañerismos de Elderes de la Misión Sao Paulo Oeste, algo que no había hecho con los misioneros desde que fue llamado a la Presidencia del Área de Europa una década y media atrás.

El Apóstol y los Elderes visitaron a las familias de miembros parciales, una de ellas una mujer y sus nietas adolescentes y otra de un misionero que regresó y su esposa no miembro. En una cita, el Elder Uchtdorf subió las escaleras hasta el apartamento del octavo piso.

Elder Uchtdorf

El Elder Uchtdorf en camino a una lección en el octavo piso de un apartamento

“Fue un privilegio completamente inesperado que un Apóstol no sólo saliera a hacer visitas, sino que realmente trabajara en nuestra misión”, dijo el Presidente Thomas W. Thomas. “Sabía que esta sería una experiencia que cambiaría la vida de nuestros misioneros, una que nunca olvidarían.”

Elder Robert David Monson de Pleasant Grove, Utah expresó: “El Elder Uchtdorf es un hombre de Dios y fue increíble ver con qué facilidad pudo conectarse con las personas con las que se ponía en contacto.”

El Elder Leonário Lima Pereira, de Fortaleza, Brasil, dijo que estaba agradecido de haber tenido aquella experiencia: “Pude aprender y entender mejor cómo testificar como el Salvador.”

Los Elderes Uchtdorf y Kearon realizaron una conferencia de líderes del sacerdocio el 16 de febrero en Sao Paulo con 955 asistentes y luego realizaron un devocional familiar el 19 de febrero en la ciudad con otros 981 asistentes, transmitida a casi 10,000 espectadores.

Elder Uchtdorf

Siguieron con una conferencia de líderes el 23 de febrero en Salvador, la ciudad en la costa centro-oriental de Brasil, que albergará un nuevo templo, según lo anunció el presidente Russell M. Nelson en la Conferencia General de octubre de 2018. Cerca de 600 líderes asistieron a esa sesión, y varios cientos vieron pudieron ver la transmisión de la reunión.

“Todo el mundo estaba profundamente conmovido por la amabilidad, el amor y la cercanía del Elder Uchtdorf”, dijo el Elder Adilson de Paula Parrella, una Autoridad General de los Setenta y segundo consejero en la Presidencia del Área de Brasil. “Estos líderes quedaron asombrados no sólo por las enseñanzas que recibieron, sino también por la atención que el Elder Uchtdorf dedicó a todos con los que se encontró.”

Fuente: thechurchnews.com