Pregunta

Mis padres tuvieron 2 hijos antes de que yo naciera y ambos murieron tres días después de que llegaron a la tierra. Escuché que mis padres podrán criar a estos bebés en el milenio. ¿Eso es cierto? O, ¿solo serán exaltados en el reino celestial?

Alan

Respuesta

Querido Alan,

El Presidente Joseph F. Smith, el sexto presidente de la Iglesia, dijo:

José Smith enseñó la doctrina de que el niño pequeño que muere se levantará como niño en la resurrección; y, señalando a la madre de un niño sin vida, le dijo: “Usted tendrá la alegría, el placer y la satisfacción de criar a ese hijo, después de que haya resucitado, hasta que alcance la estatura completa de su espíritu”. (“La salvación de los niños pequeños”, Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: Joseph F. Smith, capítulo 15).

bebé

También te puede interesarAl comienzo del milenio, ¿anunciará Cristo qué iglesia es la verdadera iglesia?

“En 1854, me encontré con mi tía [Agnes Smith], esposa de mi tío Don Carlos Smith, que era la madre de la niñita [Sophronia] a la que se refería José Smith, el Profeta, a quien le dijo que tendría la alegría, el placer y la satisfacción de criar a esa hija después que hubiera resucitado, hasta que alcanzara la estatura completa de su espíritu; y que eso sería un gozo mucho mayor que el que pudiera tener en esta vida pues estaría libre del dolor, del temor y de las incapacidades de la existencia terrenal, y sabría más de lo que podría saber en esta vida. Me encontré con aquella viuda, madre de la niña, y me contó esa experiencia y testificó de lo que el profeta José Smith había dicho cuando éste habló en el servicio funerario de su hijita”. (“Palabras de esperanza y consuelo en la ocasión de la muerte”, Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, capítulo 14).

tener un bebé

Las citas mencionadas anteriormente aparecieron en una revista oficial de la Iglesia, “Improvement Era”, en mayo de 1918, en la página 571. Asimismo, aparecieron en el manual de instrucciones, “Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia”, José Smith, y se utilizaron en los Cuórums de Melquisedec.

bebé

En este manual también relata que Mary Isabella Horne y Leonora Cannon Taylor, dos hermanas que habían perdido un hijo cada una, recordaron que el profeta José Smith les había dicho estas palabras de consuelo:

“Nos dijo que recibiríamos a esos niños en la mañana de la resurrección, tal como los habíamos sepultado, con pureza e inocencia, y que como madres les enseñaríamos y los cuidaríamos. Dijo que los niños se levantarán en la resurrección tal como fueron sepultados, y que obtendrán toda la inteligencia necesaria para recibir tronos, principados y potestades”. (“Palabras de esperanza y consuelo en la ocasión de la muerte”, Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, capítulo 14).

El Élder Bruce R. McConkie nos indicó que la mañana de la primera resurrección, la resurrección de los justos, vendrá con el regreso de nuestro Señor y el comienzo de su reino milenario.

Fuente: Askgramps.org