5 cosas que los miembros de la Iglesia necesitan saber sobre la generación Z

generación z

La Iglesia está en constante crecimiento, cambio y expansión al igual que sus miembros. Los milennials ahora son adultos, están comenzando a formar sus familias y trabajan.  Es tiempo de enfocarse en aprender acerca de una nueva generación de miembros de la Iglesia, la generación Z.

La generación Z está formada por aquellos que nacieron aproximadamente entre 1995 y 2010. Actualmente, tienen entre 8 y 23 años. Este grupo lo conforman los futuros líderes de la Iglesia y el Presidente Nelson se ha interesado mucho en ayudar a los miembros jóvenes de la Iglesia a mantenerse fuertes en su fe y sus testimonios.

A medida que aprendemos cómo enseñar y ayudar a los jóvenes de la Iglesia, es importante saber quiénes son, qué es importante para ellos y, cómo aprenden y se comunican mejor.

A continuación, mencionaré algunas cosas que debes saber sobre la generación Z y cómo ayudarla a tener éxito en la Iglesia.

También te puede interesar: Los Millenials aprueban la libertad religiosa, pero no saben lo que significa

1. Aprenden de manera diferente

generación z

La generación Z tiene un estilo diferente de aprendizaje al de cualquier generación previa. Depende mucho de la tecnología, pero además, prefiere los entornos de aprendizaje social con acceso a mucha información.

Asimismo, les gusta el aprendizaje práctico. En un estudio que Forbes mencionó, se informó que 51% de los estudiantes encuestados prefieren aprender haciendo y solo 12% de los estudiantes dijo que aprenden mejor escuchando.

Es importante tener en cuenta esto cuando te llamen a enseñar a los adolescentes o jóvenes adultos. La Iglesia ya ha aceptado la importancia de las discusiones en grupo y el aprendizaje práctico en sus manuales de lección y el plan de estudios de “Ven, Sígueme”. Así que sigue al Espíritu y confía en que en tus alumnos aprenderán uno del otro a través de estas herramientas.

También vale la pena señalar que la generación Z aprende muy bien a través de imágenes, videos cortos e infografías. Incorporar estos recursos en tus lecciones puede dejar un impacto permanente y ayudarlos a aprender mejor sobre el Evangelio.

2. Las líneas borrosas entre el trabajo, la universidad y la vida

generación z

La generación Z tiene dificultades para crear un equilibrio entre la vida y el trabajo porque las líneas que los dividen se vuelven cada vez más borrosas. Aquellos que todavía están en la universidad pueden acceder desde cualquier lugar a sus tareas y otras asignaciones siempre y cuando tengan un teléfono con Internet.

Además, los estudios demuestran que la mayoría de los estudiantes de secundaria esperan tener su propio negocio o convertir sus pasatiempos en una carrera rentable. Por eso, el trabajo y la vida se están integrando cada vez más.

A medida que este cambio ha venido sucediendo, la Iglesia también ha hecho cambios para integrar el Evangelio en la vida cotidiana de los miembros. Recientemente, el Presidente Nelson anunció el nuevo estudio del Evangelio centrado en el hogar con la intención de ayudar a los Santos de los Últimos Días a vivir mejor el Evangelio y no solo los domingos. Aprovecha esto y ayuda a tus alumnos a aprender a integrar a la Iglesia en cada aspecto de sus vidas.

3. Las adicciones y las tentaciones están cambiando

generación z

Las tasas de uso de drogas, consumo de alcohol y embarazo en la adolescencia son más bajas que en décadas anteriores. Esta es una gran noticia, pero los miembros jóvenes de la Iglesia enfrentan desafíos completamente diferentes a los de otras generaciones.

Al crecer en un mundo tecnológico, no es raro encontrar a un grupo perteneciente a la generación Z sentado en la misma sala enviándose mensajes de texto.

Los jóvenes adultos y los adolescentes son adictos a las redes sociales. Acceder a la pornografía es más fácil que nunca. Las tasas de suicidio están subiendo. El Presidente Nelson tomó nota de esto e invitó a los jóvenes a participar en un ayuno de las redes sociales y a eliminar los medios que traen pensamientos o sentimientos poco saludables.

Asimismo, la Iglesia ha tomado medidas para proporcionar materiales a fin de prevenir el suicidio. Reconocer y abordar estas pruebas difíciles es clave para ayudar a los jóvenes a superarlas y, finalmente, acercarse más a Cristo.

4. Son más depresivos y ansiosos que otras generaciones

generación z

Existen muchos factores que contribuyen al estrés, la ansiedad y la depresión de la generación Z, que incluyen crecer en un mundo post 11-S y comparar constantemente sus vidas a las de otros en las redes sociales. Sin embargo, la conversación sobre la salud mental está cambiando para mejor y es importante que esta generación más joven sepa que puede encontrar esperanza y sanación a través de Jesucristo.

El Élder Holland en su discurso de la Conferencia General de octubre de 2013, “Como una vasija quebrada”, habló sobre la salud mental de una manera que ayudó a muchos miembros de la Iglesia y seguirá ayudando a las generaciones más jóvenes que luchan en esta área. Dijo:

“Crean en los milagros. He visto suceder muchos de ellos cuando todo otro indicio decía que ya no había esperanza. La esperanza nunca se pierde. Si esos milagros no llegan enseguida, plenamente o nunca llegan, recuerden el angustiado ejemplo del Salvador: Si la amarga copa no pasa de nosotros, bebámosla y seamos fuertes, confiando en días más felices por delante”.

5. Valoran la confianza y la autenticidad

generación z

A la generación Z le encanta YouTube.  Esto se conecta nuevamente con la forma en que aprenden a través de videos cortos y tutoriales entretenidos. Sin embargo, su amor por esta plataforma va más allá. A estos jóvenes les gusta seguir el estilo de vida de estos vloggers e Instagrammers porque su contenido es familiar. No les gustan los videos y las publicaciones sobreproducidos porque les encanta la autenticidad.

Los youtubers y los influencers son como celebridades para la Generación Z. Recurren a sus estrellas favoritas de las redes sociales para obtener recomendaciones sobre marcas y consejos de vida. Además, con frecuencia, compran los productos que el influencer ama. Cuando estos influencers son auténticos, sus seguidores jóvenes confían en ellos.

Este mismo concepto se aplica en la Iglesia. Cuando intentas dar una clase a los jóvenes adultos o los adolescentes, pero no crees en lo que estás enseñando, pueden darse cuenta. Pero, cuando eres vulnerable con ellos y compartes tu testimonio sincero y amor por el Salvador, lo valoran, lo aprecian y confían en ti. Esto los llevará a desear un testimonio fuerte para sí mimos, ya que han visto la luz verdadera y la alegría que trae a su vida.

Este artículo fue escrito originalmente por Lindsey Miller y fue publicado en ldsliving.com con el título “5 Things Church Members Need to Know About Generation Z”.

Comentarios
[…] También te puede interesar: 5 cosas que los miembros de la Iglesia necesitan saber sobre la generación Z […]
¿Qué significa realmente formar parte del “linaje escogido”?
[…] También te puede interesar: 5 cosas que los miembros de la Iglesia necesitan saber sobre la generación Z […]
La crianza de discípulos: Lecciones del Señor sobre criar adolescentes

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *