Jóvenes de entre 14 y 18 años de edad, miembros y no miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tienen la oportunidad de participar durante una semana de un tiempo “Especialmente para los Jóvenes” con el programa “Especially For Youth” (EFY).

 

Actividades_EFY

jóvenes de Perú, participan del programa EFY.

Con el objetivo de aprender los principios correctos que permiten llevar una vida recta hasta llegar a la presencia del Padre Celestial, este programa EFY fue creado en 1976 por Ronald Hills y desde entonces se ha desarrollado en muchas oportunidades en Estados Unidos y Canadá, a la vez que se ha extendido a otras latitudes como Europa, Asia, Oceanía y por supuesto, a América Latina.

 

Esta maravillosa experiencia se celebró en México en varias oportunidades y más recientemente en Argentina, Perú, Colombia, entre otros países del cono sur.

 

Con alegría y ánimo de aprender y compartir, los jóvenes de entre 14 y 17 años de edad tienen un tiempo especial para los jóvenes. El EFY es un programa con una duración de 5 días y se programa para las temporadas de tiempo libre de los jóvenes como las vacaciones escolares, entre otros tiempos dentro del calendario anual.

 

Los jóvenes latinoamericanos han podido disfrutar de jornadas de preparación, actividades recreativas edificantes, actuación, actividades de servicio, charlas, actividades deportivas, entre otras acciones para el crecimiento temporal y espiritual.

 

Latinoamérica ya ha podido vivir esta experiencia inolvidable y se anuncian nuevos países de la región como lugares para que otros hombres y mujeres jóvenes puedan vivir un tiempo EFY.

 

Con la enseñanza de los principios de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y un calendario de actividades específicas se procura desarrollar los talentos de los jóvenes y darles la oportunidad de socializar entre ellos.

 

Los participantes alcanzan incrementar la creatividad y destrezas durante la semana dispuesta para el EFY. El fortalecimiento de los testimonios es indescriptible y el conocimiento del amor del Salvador obra en los corazones de la juventud marcándolos por este tiempo y eternidad.

 

Si bien es cierto que para llegar al EFY se requiere un estatus espiritual bien definido, al término del evento cada jovencito y jovencita llega a comprender el sacrificio expiatorio de Jesucristo  y su función específica en la vida de cada uno. Igualmente, llegan a reconocer la magnificencia del Padre y del amor puro de Cristo, la hermandad y el fortalecimiento espiritual por el conocimiento y la fe para mantenerse firme en el camino de regreso al Padre Celestial.

 

 

 

Reinaldo Mendoza

 

Miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, donde sirve como Obispo del Barrio Unión, Estaca Los Sauces, Valencia-Venezuela. Periodista (Comunicador Social, mención Desarrollo Social), egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta en Venezuela. Magister en Teaching Higher Education, egresado de la Caribbean International University.