Recientemente La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días mediante mormonnewsroom.org publicó un vídeo producido por dicha organización religiosa animando a todos sus miembros y público en general a brindar ayuda a los refugiados en las comunidades donde estás personas sin hogar llegan.

La historia mormona no es ajena al destierro y despojo total, los primeros mormones fueron refugiados, perseguidos de un lugar a otro, tuvieron que dejar varias veces todo por un lugar donde puedan practicar su fe sin que eso signifique un peligro para sus vidas.

El propio Jesucristo experimento también lo que es dejar su hogar para ir a un lugar seguro, cuando María y José huyeron de las amenazas de Herodes de matar a todos los infantes menores de 2 años, el salvador tuvo que nacer en un establo ya que no había lugar donde quedarse.

Se estima que unas 65 millones de personas han sido desplazadas de sus hogares debido a los conflictos y la hambruna. La mitad de estos son niños. 

 La Hermana Linda K. Burton, presidente general de la Sociedad de Socorro,  habló por primera vez sobre los esfuerzos de la mediante el programa “Fui Forastero”  durante la conferencia general pasada. “Esta es una oportunidad para servir uno-a-uno, en las familias, y ofrecer amistad, tutoría, y otros servicios tal como  Cristo lo haría y es una de las muchas maneras que las hermanas pueden servir,” dijo la hermana Burton. Para obtener información sobre ideas de cómo participar en el esfuerzo de ayuda de la Iglesia, visite IWasAStranger.lds.org