Cómo evitar inactivarse de la Iglesia de Jesucristo después de la pandemia

Para los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, el término “inactivo” se usa para describir a aquellos que alguna vez asistieron a la Iglesia, pero ya no lo hacen.

Si bien muchos han estado entusiasmados con el proceso de regresar a las capillas para adorar con sus amigos, otros también están luchando con la idea de regresar a la Iglesia.

Hay muchas razones que nos pueden conducir a la inactividad. No obstante, cualquier forma de separación de Dios, puede conducir a un abismo cada vez mayor si no tenemos cuidado.

Si has sentido la falta del poder de Dios en tu vida sin la Iglesia o te preguntas cómo puedes emocionarte por regresar a la adoración en la Iglesia, aquí hay algunas ideas que considerar.

Las cosas no tienen que volver a la “normalidad”

También te puede interesarPregunta y Respuesta: ¿Cómo ayudar a un misionero retornado que se ha alejado de la Iglesia?

En este tiempo, probablemente, hayas descubierto lo que te gusta y no de las reuniones de la Iglesia.

A medida que se reanudan los servicios dominicales, es un buen momento para ver cómo podemos mejorarlos.

Considera hablar con tus amigos ministrantes o líderes de confianza sobre cualquier idea que tengas.

Incluso como una persona soltera, puedes esforzarte constantemente por expresar tus sentimientos y trabajar para lograr cambios positivos.

Concéntrate en lo que puedes dar

Es muy importante que nuestra experiencia en la Iglesia sea segura para cada uno de nosotros. Sin embargo, es posible que nos enfoquemos demasiado en lo que podemos obtener de nuestras reuniones de la Iglesia.

¿Nos están sirviendo? ¿Nos sentimos plenos? ¿Estamos cómodos? Intenta cambiar tu perspectiva hacia afuera y busca oportunidades para retribuir.

¿Cómo puedes ser un mejor alumno en tus clases dominicales? ¿Cómo puedes contribuir más al espíritu de la reunión sacramental? ¿Cómo puedes ayudar a otros a sentirse cómodos?

Concéntrate en la Santa Cena

santa cena

En 2014, la hermana Cheryl A. Esplin dijo:

“La Santa Cena brinda un momento para una experiencia realmente espiritual al reflexionar en el poder redentor y habilitador del Salvador por medio de Su expiación”.

Cuanto más dulce y tierna sea tu experiencia sacramental, será mejor tu experiencia en general en la Iglesia.

La Santa Cena debe ser el punto central de nuestra adoración durante el día de reposo.

Si nada mejora en las reuniones de la Iglesia, haz lo que puedas para que la Santa Cena sea un momento especial para ti y Cristo.

Sigue a Cristo

Esfuérzate por ser un discípulo de Jesucristo, al establecer límites con confianza y hacer lo que sea mejor para ti.

Esto podría incluir la manera en que te vistes para ir a la Iglesia, cómo participas de las clases, o cómo interactúas con los demás.

En todos los aspectos, haz lo posible por representar a Jesucristo mientras trabajas para crear una experiencia en la Iglesia que te inspire.

¿Cómo te mantienes activo en la Iglesia en este tiempo de distanciamiento social?

Fuente: LDS Daily

| Vida S.U.D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *