Para Conocer

Poco después de llegar al Nuevo Mundo, Nefi informa que hizo “unas planchas de metal” para grabar su historia (véase 1 Nefi 19: 1). A pesar de que no nos dice específicamente qué tipo de mineral utilizó, justo antes de hacer las planchas menciona que encontró “toda clase de minerales, tanto oro, como plata, como cobre.” (1 Nefi 18:25) .Hoy en día, los lectores suelen leer estas declaraciones por separado, debido a las divisiones de capítulos hechas por Orson Pratt en 1879. En el Libro de Mormón original, sin embargo, no hubo separación entre el capítulo de 1 Nefi 18:25 y 19: 1.2 De este modo, uno puede estar de acuerdo con Brant A. Grant, estudioso del libro de Mormón que declara que puede muy bien ser “una conexión directa entre la búsqueda de mineral y la creación de las planchas.”

eight-witnesses

Una aleación que fue llamada tumbaga por los españoles era conocida en la Mesoamérica precolombina. Tumbaga generamentel consistia en cobre, oro, y aveces plata, los mismos tres metales que Nefi menciona explícitamente antes de hacer sus planchas. Ya en la década de 1960, el técnico metalúrgico Lee H. Putnam sugirió que esta aleación pudo haber sido el material utilizado para hacer las planchas del Libro de Mormón.

Algunas consideraciones dan fuerza a esta idea. Aquellos que vieron y tocaron las planchs estimaron su peso alrededor de 18-27 kilos. Planchas de ese tamaño hechas de oro puro, sin embargo, habrían pesado aún más. Si huebieran sido hechas de tumbaga, Putnam estima que las planchas podrían haber pesado alrededor del 25 kilos.

Un trabajo más reciente hecho por el geólogo e ingeniero Jerry Grover sugiere un rango de peso de entre 24-26 kilos. Grover también determinó que las planchas deben haber sido de aproximadamente 90% de cobre, 8% de oro, y 2% de plata. De lo contrario, habrían pesado demasiado.

tumbaga-red-gold-400

¿Qué pasa con el color de la tumbaga? Los testigos describieron las planchas como “oro” o tener “la apariencia de oro.” William Smith, sin embargo, dijo que las planchas consistían en “una mezcla de oro y cobre.” Mientras que la aleación era naturalmente de un color rojizo, se hacia comúnmente para que luzcan como oro descargando el cobre en la superficie.

El porque

planchas de nefi

Las planchas de tumbaga tienen mucho sentido, por varias razones. El oro es demasiado blando, y las planchas finas de oro no se mantienen bien. El cobre hace la tumbaga más rígida y resistente, incluso en laminas delgadas.  La superficie delgada de oro que aparece después del proceso de bañado hace  las planchas fáciles de grabar, y también habrían protegido la superficie del óxido y la corrosion. De acuerdo con Nefi, el estaba preparando un registro de las cosas más “sagradas”, y sólo escribió cosas en sus planchas menores que eran de carácter sagrado (1 Nefi 19: 5-6). En el templo o tabernáculo del antiguo Israel, la mayor parte de los objetos más sagrados eran oro plata u oro puro. Estas palabras y objetos sagrados fueron más altamente valorados y fueron hechos del mineral más precioso recordando a todos los que los vieron de su enorme valor eterno.

nefi

Nefi preparo sus planchas menores mientras su pueblo estaba completando la construcción de un templo “semejante al templo de Salomón” (2 Nefi 5:16; 28-32). Numerosas conexiones se han realizado entre el relato de Nefi y el templo. como un texto del templo, las planchas en las que Nefi hizo su registro sagrado también habrían sido un objeto del templo. Estos registros sagrados fueron llevados en los linajes sacerdotales de Jacob y después por Alma. Por lo tanto, la naturaleza de la tumbaga sirvió a los propósitos del Señor, en la práctica, funcionalmente, de manera significativa, simbólicamente, y espiritual. Esta aleación fácilmente disponible para Nefi le permitió, junsto a otros registradores mencionados a lo largo del Libro de Mormón,  hacer planchas que tendrían la utilidad necesaria para grabar los registros y al mismo tiempo tener la apariencia de oro adecuada de un objeto sagrado del templo.


Lectura Adicional (disponible en inglés)

Jerry D. Grover Jr., Ziff, Magic Goggles, and Golden Plates: The Etymology of Zyf and a Metallurgical Analysis of the Book of Mormon Plates (online PDF, 2015).

Kirk B. Henrichsen, “How Witnesses Described the ‘Gold Plates,” Journal of Book of Mormon Studies 10, no. 1 (2001): 16–21.

Of What Material Were the Plates?Journal of Book of Mormon Studies 10, no. 1 (2001): 21.

 Robert F. Smith, “The ‘Golden’ Plates” in Reexploring the Book of Mormon: A Decade of New Research, ed. John W. Welch (Provo, Utah: FARMS, 1992), 275–277.

Read H. Putnam, “Were the Golden Plates made of Tumbaga?Improvement Era 69, no. 9 (September 1966): 788–789, 828–831.