7 PASOS PARA TENER UNA EXITOSA CLASE DE ESCUELA DOMINICAL A PESAR DEL RUIDO

Escuela Dominical a pesar del ruido

escuela dominical

Si tiene niños pequeños o eres una madre con bebe lactante, esta clase de la escuela dominical es para usted. Durante los dos últimos años he tenido el maravilloso placer de enseñar en la Escuela Dominical diseñada específicamente para los padres de los niños pequeños. El curso está abierto a todo el mundo, y hay un puñado de individuos y parejas sin hijos, pero está estructurada específicamente para aquellos que tienen niños demasiado pequeños como para asistir a la guardería o la primaria.

Mi deseo en la estructuración de la clase es proporcionar al aula una experiencia tipo una la sala de estar. Los padres se animan a dejar que sus niños caminen y jueguen. Si los niños se ponen nerviosos o alterados, los padres pueden asistir a sus necesidades ahí en clase.

En los últimos dos años hemos tenido muchos cambios de pañal, llanto de los bebés y las madres lactantes. Todos son bienvenidos y alentados. Esto es un ambiente donde las madres y los padres nunca se tienen que preocupar por un niño molesto o que interrumpen la experiencia espiritual de los otros. Hemos demostrado que la reverencia no es igual al silencio.

Esta escuela dominical ha sido un refugio dando la bienvenida para madres y padres con niños pequeños que se han sentido tradicionalmente desterrados a andar por los pasillos o escondiéndose en las aulas de la guardería cuando sus hijos se han puesto inconsolables. Nunca hay la necesidad de dejar el aula. Cada persona que asiste sabe que esperar del ambiente.

Los padres no se tienen que preocupar que su bebé quisquilloso o que su niño que anda por todos lados sea una distracción a otra persona. Ahora las bancas del vestíbulo, los pasillos y salas de guardería están vacías, y el aula está siempre llena, proporcionando este ambiente abierto, cómodo y seguro. He oído el agradecimiento que espiritualmente una madre que ansiaba, quien una vez se sintió dividida de ser espiritualmente alimentada o de alimentar a su bebé. Ahora siente que puede hacer ambas cosas.

Además, la participación en clase nunca es un problema. He enseñado escuela dominical durante más de 15 años, y esta es la primera vez que realmente nunca he animado a la clase a traer o abrir sus escrituras. Nunca se tendrá que sentir preocupado que se le atrapara desprevenido o será llamado a leer sus escrituras. Con una botella en una mano y un bebé en el otro, mi esperanza consiste en que no sentirá que tiene que dejar la botella para alcanzar las escrituras.

 escuela dominical2

Por consiguiente, les presento cada lección en una pantalla. Cada cita, la escritura y el vídeo se ve fácilmente por todo el mundo. Incluso si sus manos están ocupadas atendiendo sus deberes de padres, pueden seguir, leer y no sienten que se perdieron en la lección mientras atendía a las necesidades de su hijo.

Cómo tener una ruidosa escuela dominical con éxito espiritual:

1. Buscar las necesidades individuales de los padres.

Oren por cada familia, para entender sus necesidades del Evangelio y cómo pueden abordarse en la lección.

2. Sentirse cómodos con el ruido.

Aprender a hablar a través del ruido. Evitar hablar cada vez más fuerte o esperar hasta que el ruido desaparezca. Hablar cada vez más fuerte o silenciar puede hacer que los padres se sientan que están perturbando la clase. Hacer tu mejor esfuerzo para permanecer en el punto y continuar con la lección, como si el ruido no estuviera presente.

3. Prepare y use PowerPoint o presentación de diapositivas.

Use la tecnología de un modo significativo, pero no te compliques. Voy a crear una sección de este blog para descargar mis diapositivas para obtener un ejemplo de cómo usar los medios de comunicación en la clase.

4. Elimine la vergüenza.

Cuando se inspiraron en la idea para esta nueva clase, algunos percibieron esta clase como una forma de castigo, a donde los “Padres de los Pasadizos” les encomendaron asistir. Incluso se podría reforzar la idea de que los padres de niños pequeños no pertenecen a Escuela Dominical “normal” porque interrumpen el espíritu. Por suerte, nuestro Obispo hizo un maravilloso trabajo por recordar a la congregación cada semana de una manera amorosa que había esta nueva clase diseñada para satisfacer las necesidades de aquellos padres que tienen niños pequeñitos.

5. Elimine la vergüenza en la clase.

Como el número 4 sigan ese amor y admiración de su familia de la sala y lo traen en la clase cada semana. Esté consciente para recordar a cada uno la naturaleza de la clase: que nunca se tengan que ir con su niño o sentirse mal porque su niño es ruidoso.

6. Haga la lección aplicable a sus vidas.

Este punto es esencial para cualquier clase que enseñe. Pero creo que más para una clase de padres jóvenes que se distraen con sus niños. Vienen para alimentarse en el Evangelio de Jesucristo. A pesar de lo tentador que parece ser dar una conferencia académica con una presentación en PowerPoint; no lo es, por la agitada lección del punto por punto tal como se describió anteriormente.

No estoy sugiriendo una lección “simplificada”. Hemos tenido discusiones profundas increíbles en los últimos dos años. Pero recuerde que estos son padres están haciendo malabares con los niños, a través del ruido, pensando en la semana llena de actividades. Mantenga las diapositivas simples pero significativas. He encontrado mucho más útil presentar un pensamiento provocado por la reflexión de la cita 1-4, que una lectura del verso 10-15 de las escrituras o el detallar acontecimientos históricos o perspectivas académicas.

7. Asegúrese de que tiene espacio más que suficiente.

Esto es fundamental. Después de un año de mucho éxito llena de espíritu ruidoso Escuela Dominical, nuestro barrio tuvo un cambio en la programación. Nos movimos de un ambiente grande que se llena cada semana a un espacio que era aproximadamente la mitad de su tamaño. No perdimos la mitad de la clase, perdimos casi toda la clase. Con el cambio de habitación, si debiéramos establecer la clase como una clase tradicional, podríamos colocar a todos.

Pero el hacerlo no permitiría que los padres tengan espacio para sentirse cómodos al dejar que sus hijos deambulan. Los padres no podían estar de pie y calmar a sus hijos que estaban llorando sin estar en la ubicación de otros padres. Como resultado, las familias estuvieron otra vez en los pasillos y salas de guardería. Afortunadamente, hemos sido capaces de solucionar el problema. El Obispo nos asignó un nuevo ambiente, mucho más grande.

escuela dominical 3Este ha sido uno de los llamamientos más gratificantes que he tenido. Nuestro obispo también fue verdaderamente inspirado cuando identificó la necesidad de una clase de escuela dominical como esta. En los últimos dos años hemos tenido muchos visitantes que han apreciado profundamente la clase y deseaban tener una en su barrio. Espero que estas ideas puedan ser usadas para tener una clase de la escuela dominical ruidosa con Éxito en su barrio.

Escrito por Daniel A. Burgess

 

| Fortaleciendo a las Familias
Publicado por: Isaac Angulo
Isaac Angulo es el Director de masfe.org y dirige todos los esfuerzos de More Good Foundation en Latinoamerica.
Misioneros que regresan a Casa
8 Poderosos Recordatorios para los Misioneros que regresan a Casa...
Lo que deberías saber sobre Cristóbal Colón y la Restauración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *