Defendamos el derecho a la libertad religiosa: Día internacional de los Derechos Humanos

libertad religiosa

Todos los 10 de diciembre  se recuerda que ese día en 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Esta declaración define nuestros derechos independientemente de nuestra religión, raza, género o nacionalidad,  todos somos iguales y poseemos la potestad de que se nos reconozca como tales. Los derechos universales  Incluyen el derecho a la vida, la libertad, la seguridad, la igualdad de protección ante la ley y la libertad de pensamiento, expresión y religión.

Nunca antes se había necesitado tanto como ahora poner en énfasis en esta declaración, en momentos en donde la intolerancia a pensamientos diferentes conlleva a conflictos violentos podemos mirar y encontrar en la declaración de los derechos humanos una ruta clara de como los seres humanos podemos vivir en armonía aun con nuestras diferencias.

La religión por más que trate de negarse, es un asunto muy importante en la vida diaria de las personas, la practica de la religión es un derecho que toda persona debe poseer y nadie puede dictarle que piense diferente. Pongamonos a pensar un momento, es por la religión sea cual fuera  la que dicta el camino y establece nuestra educación, nuestros calendarios, nuestra forma de vestir, nuestra manera de actuar, nuestras celebraciones, nuestras familias, nuestras vacaciones, nuestros matrimonios y muchas veces también nuestras guerras.

La iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es neutral en asuntos politicos pero no es neutral en la defensa de la libertad religiosa, la iglesia mormona siempre defenderá el derecho de cualquier persona de practicar la fe que su corazón le dicte.

José Smith, Primer Presidente de la iglesia  declaro:

“Los santos pueden testificar si estoy dispuesto a dar mi vida por mis hermanos. Si se ha demostrado que he estado dispuesto a morir por un ‘mormón’, declaro sin temor ante los cielos que estoy igualmente dispuesto a morir en defensa de los derechos de un presbiteriano, un bautista o cualquier hombre bueno de la denominación que fuere; porque el mismo principio que hollaría los derechos de los Santos de los Últimos Días atropellaría los derechos de los católicos romanos o de cualquier otra denominación que no fuera popular y careciera de la fuerza para defenderse. – José Smith, 1843

El élder Robert D. Hales del Cuórum de los Doce Apóstoles se dirigió en una Conferencia General e hizo énfasis en cuatro piedras angulares de la libertad religiosa:

  1. La libertad de culto
  2. La libertad de compartir nuestra fe y nuestras creencias con los demás
  3. la libertad de formar una organización religiosa, una iglesia, para adorar pacíficamente junto con otras personas
  4. la libertad de vivir nuestras creencias

Todos debemos la libertad de seguir lo que nuestra conciencia nos dicta con respecto a que y en quién creer, bajo esta premisa toda persona debe tener la libertad y el derecho de practicar su religion sin que esto signifique un peligro para su vida o su desarrollo como persona.

 

| Noticias
Publicado por: Isaac Angulo
Isaac Angulo es el Director de masfe.org y dirige todos los esfuerzos de More Good Foundation en Latinoamerica.
Encuentro interreligioso histórico en Perú
Concierto anual de navidad en Chile: "Ha nacido un Salvador"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *