Los dos voluntarios (misioneros) de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días detenidos durante casi tres semanas en Novorossiysk, Rusia, finalmente, han sido liberados.

“Los dos voluntarios detenidos en Novorossiysk, Rusia, han sido liberados y han abandonado el país”, dijo el portavoz de la Iglesia, Eric Hawkins.

“El élder Kole Brodowski, de 20 años de edad, quien estaba a punto de terminar su servicio, regresará a su hogar en California. El élder David Gaag, de 19 años de edad, regresará a los Estados Unidos por un corto tiempo, recibirá el apoyo necesario y continuará su servicio en una nueva misión”.

 Los misioneros voluntarios fueron arrestados por funcionarios rusos el 28 de febrero durante una reunión dentro de un centro de reuniones Santo de los Últimos Días. Desde entonces, los dos han estado recluidos en un centro de detención en Novorossiysk, Rusia, a la espera de la deportación.

Hawkins dijo que los dos misioneros han recibido un buen trato en el centro de detención y han tenido contacto regular con sus familias y su presidente de la misión.

“La Iglesia está siguiendo de cerca las condiciones en Rusia para todos los voluntarios y continuará cumpliendo con la ley rusa”, expresó.

 El padre de Brodowski comento lo siguiente en una publicación de Facebook:

“Dios está allí, nuestras oraciones fueron contestadas”.

“¡Finalmente se terminó! Kole se dirige a casa y su compañero recibirá un nuevo llamamiento. Quiero agradecer a las miles de personas en todo el mundo que oraron por él, por nosotros y enviaron mensajes de consuelo y apoyo. Muchas personas han trabajado duro de día y noche durante las últimas tres semanas para liberar a estos jóvenes. Gracias a todos”.

 

Fuentes: The Church News  y  LDSliving