¿Los eventos que se mencionan en mi bendición patriarcal están en orden cronológico?

bendición patriarcal

Pregunta

He estado reflexionando sobre dónde me encuentro en la vida y, por lo tanto, he estado reflexionando sobre mi bendición patriarcal. ¿Los eventos mencionados en mi bendición patriarcal están ordenados cronológicamente?

Por ejemplo, una parte que habla sobre mi educación superior y mis ingresos precede a la parte sobre el matrimonio. ¿Esto implicaría que me casaré después de que comience mi carrera profesional?

Spencer

Respuesta

bendición patriarcal

También te puede interesarCuando tu Bendición Patriarcal no contiene grandes promesas

Querido Spencer,

La respuesta corta es que los eventos y las bendiciones descritos en una bendición patriarcal no están necesariamente en orden cronológico. Probar esa afirmación no es fácil, no pude encontrar nada en LDS.org que hable acerca de la secuencia de las bendiciones patriarcales. Sin embargo, encontré dos citas que hacen referencia a esta respuesta. La primera cita es de un manual del Sacerdocio:

“El Élder John A. Widtsoe enseñó que algunas de estas bendiciones puede que no lleguen en esta vida: ‘Debe tenerse siempre en cuenta que el cumplimiento de las promesas puede realizarse en esta vida o en la venidera. Ha habido personas que tuvieron problemas de fidelidad sólo porque las bendiciones prometidas no se vieron realizadas en esta vida. Estas personas no pudieron recordar que, en el Evangelio, la vida y sus actividades continúan eternamente y que las labores de la tierra pueden continuar en los cielos’” (Evidences and Reconciliations, pág. 323).

discursos sud

La segunda cita es del Presidente Packer:

“A veces, alguien se preocupará porque alguna promesa hecha en su bendición patriarcal todavía no se ha cumplido… Eso no significa que la bendición no se cumplirá. Conviene saber que las cosas ocurren en el debido tiempo del Señor y no siempre en el nuestro. Las cosas de naturaleza eterna no tienen límite de tiempo. Desde la existencia preterrenal hasta nuestra existencia más allá del velo de la muerte, nuestra vida es una vida eterna”. – Presidente Boyd K. Packer, “El patriarca de estaca”, Conferencia General de octubre de 2002.

Para mí, ambas citas indican que las bendiciones mencionadas en alguna parte de la lección pueden no venir en esta vida.

Ya que no pude encontrar nada directo, hice una encuesta informal a las personas que conozco, les pedí que analizaran sus bendiciones, y me dijeran si los eventos y las bendiciones que se describen ahí estaban en orden cronológico (si podían decirlo).

Los resultados de esa encuesta coinciden con mis conclusiones: la mayoría respondió que los eventos y las bendiciones mencionados en sus bendiciones patriarcales no estaban en orden cronológico. Sin embargo, algunos dijeron que sí y otros dijeron que no podían decirlo.

Entonces, creo que de esto podemos concluir que los eventos descritos en tu bendición no están necesariamente en orden cronológico (aunque podrían estarlo).

Deberías estudiar en espíritu de oración tu bendición, ya que es solo tuya y solo tú podrás recibir guía para interpretarla. Sigue la guía que recibas relacionada con eso, y cuando no estés seguro, haz todo lo posible para seguir los mandamientos y las revelaciones de Dios.

Ahora, hay otra razón por la que me siento seguro de que una bendición no está necesariamente en orden cronológico. El ejemplo que das en tu pregunta se refiere a si el matrimonio vendrá después del comienzo de una carrera.

Veamos brevemente el consejo que nos han dado al respecto. El mejor ejemplo que encontré fue esta cita de un devocional de BYU del Élder Wirthlin en 1994, “Elige lo justo”:

No retrasar el matrimonio

Misioneros retornados, permítanme recordarles su responsabilidad de buscar y encontrar una compañera eterna digna. Esta es una obligación sagrada. El matrimonio no es nada para apresurarse, pero tampoco debe retrasarse demasiado o posponerse indebidamente. Después de completar su misión, tienen la responsabilidad de prepararse diligentemente para el matrimonio en el templo y para los deberes de servir como esposos y padres.

Innumerables estudiantes en BYU y probablemente en muchos otros lugares de la Iglesia, han escuchado una variación de este consejo una y otra vez. El Señor nos ha dado el mandamiento de casarnos. El Evangelio nos enseña que este es un paso crucial hacia la exaltación (véase  DyC 131: 1–2, también “La familia: una proclamación para el mundo”). No dudo de que quieras seguir este camino.

Lo que me gusta del mensaje del Élder Wirthlin es que hace hincapié en el tiempo, no debes apresurar el matrimonio, pero tampoco posponerlo demasiado. Consulta con el Señor y Él te ayudará a tomar esas decisiones que te llevarán a casarte con la persona adecuada en el momento indicado.

No te preocupes si sucede antes, durante o después de que hayas terminado tu carrera. Preocúpate por buscar y seguir el consejo del Señor. Cuando el Señor te diga que es el momento, será el momento.

matrimonio eterno

Quizás esta cita también te ayude a reflexionar sobre el tiempo de estos eventos importantes en tu vida:

A menos que comprendas lo que puede deparar el futuro para tu familia, será difícil para ti tomar decisiones acertadas que tengan repercusión en tu futuro. La familia lo es todo. La familia eclipsa todas las demás relaciones y decisiones.

Independientemente del momento comparativo de estos eventos, trabaja ahora para obtener una comprensión de tu futuro “con respecto a la familia” para que tus decisiones te conduzcan a las mejores bendiciones para ti y tu futura familia.

Fuente: Askgramps.org

| Pregunta y respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *