¿Conoces la peculiar forma de cómo oran los Santos de los Últimos Días?

Hoy aprenderemos a rezar al estilo de los miembros de La Iglesia de Jesucristo Santos de los Últimos Días. Cabe resaltar que nosotros no rezamos exactamente, es decir, que para comunicarnos con Dios, no decimos una frase repetitiva siempre, nosotros oramos.

Las 3 partes de la oración

Hay  3 partes súper básicas para nuestras oraciones a Dios: el principio, el medio y el final. O, en otras palabras, hablaremos sobre cómo comenzar una oración, qué decir en tu oración y cómo terminar tu oración.

Cómo iniciar tu oración

Afortunadamente, Jesucristo nos dio un ejemplo de cómo comenzar nuestras oraciones en Mateo 6, Él enseñó: 

“Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre”. 

Así que, lo primero que vas a hacer en tu oración es dirigirte a Dios Padre, porque es a quien le estamos orando.

Imagen: Canva

Si has escuchado orar a los Santos de los Últimos Días, seguramente los escuchaste comenzar su oración diciendo: “Querido Padre Celestial” o “Padre Celestial”.

Lo que digas en ese sentido está bien. 

Solo debes dejar claro con quién estás hablando.

Solo oramos a Dios Padre. No oramos a los profetas ni a José Smith ni a figuras históricas importantes, ni siquiera a Cristo mismo, porque Él nos instruye a orar al Padre.

Qué debes decir en tu oración

Una vez que te dirigiste a Dios Padre, pasamos al siguiente paso, ¿qué debes decir en tu oración?

Di lo que desees. Lo que sientas que debes decir. El sitio web de la Iglesia dice:

“Al orar a nuestro Padre Celestial, debemos decirle lo que realmente sentimos en el corazón, confiar en Él, pedirle perdón, suplicarle, agradecerle y expresarle nuestro amor”.

La mayoría de los Santos de los Últimos Días siguen un patrón bastante simple cuando expresan sus pensamientos en oración:

Primero, expresan gratitud por sus bendiciones. Buena salud, que no les pase nada malo, familia, amigos, cosas que sucedieron durante el día, tal vez un pequeño milagro o experiencia espiritual que sucedió, ¡debes mencionar aquello por lo que estés agradecido!

Después de expresar gratitud, la mayoría de los Santos de los Últimos Días le piden a Dios las bendiciones que puedan necesitar.

Ayuda con una prueba, la pronta recuperación de alguna enfermedad, fortaleza para soportar las pruebas. Nuevamente, cualquier cosa que tú u otros puedan necesitar y que sientas la impresión de pedir.

Nuestras oraciones no se memorizan ni se recitan de un guión, a excepción de las oraciones de las ordenanzas, como las oraciones de la Santa Cena o cuando alguien se bautiza. Esos son casos diferentes.

Cómo terminar tu oración

Una vez que hayas expresado tus pensamientos y sentimientos, una vez más, Cristo nos ha dado instrucciones claras en las Escrituras sobre cómo terminar tu oración.

Imagen: Shutterstock

Mi referencia favorita se encuentra en las palabras de Cristo a los nefitas en el Libro de Mormón:

“Por tanto, siempre debéis orar al Padre en mi nombre; Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, que sea justo, creyendo que recibiréis, he aquí, os será dado. Orad en vuestras familias al Padre, siempre en mi nombre, para que vuestras mujeres y vuestros hijos sean bendecidos”.

Lo mencionado hace eco de versículos del Nuevo Testamento como Juan 16:23 cuando Cristo dice:

“De cierto, de cierto os digo, que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará”. (Biblia, Juan 16: 23)

Así que, terminamos nuestras oraciones en el nombre de Jesucristo.

Casi siempre escucharás a los Santos de los Últimos Días usar la frase “en el nombre de Jesucristo, amén” o “en el nombre de Cristo, amén”.

verdad consejo disciplinario obispo

Imagen: Shutterstock

Hacemos esto porque Jesucristo, como nuestro Salvador, es también nuestro mediador y abogado ante Dios Padre.

Este principio se resume muy bien en lo que Cristo le dijo a Tomás en Juan 14:6:

“Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”. – Biblia, Juan 14: 6

Esas son las bases de cómo oran los Santos de los Últimos Días.

Otros datos que debes saber sobre la oración

Ahora, te voy a bombardear con información miscelánea que puede resultar útil si eres nuevo en la oración, ¡veamos!

Hay muchas cosas que hacen los Santos de los Últimos Días al orar que son más culturales que doctrinales y no tienes que hacerlo de la misma manera.

Imagen: Shutterstock

Por ejemplo, la mayoría de los Santos de los Últimos Días expresan reverencia cuando oran y cruzan los brazos o las manos e inclinan la cabeza. Arrodillarse en el suelo no es un requisito previo, es solo otra señal de reverencia.

Tú debes hacer lo que creas conveniente.

Cuando ores por ti mismo, usarás palabras como “yo” y “mi“, cuando ores por un grupo en un entorno grupal, es bueno usar palabras como “nosotros” y “nuestro“.

Puedes decir tus propias oraciones personales en voz alta o en tu cabeza.

familias gratitud

Imagen: Canva

Puedes orar donde y cuando lo desees según lo permitan las circunstancias, aunque a los Santos de los Últimos Días se les enseña que es importante orar todas las mañanas después de despertarse y todas las noches antes de acostarse, y hacer tantas oraciones durante el día como lo deseen. 

Si tienes alguna pregunta de algo que se me pasó, háznosla saber en los comentarios.

Video relacionado

También te puede interesar

| Pregunta y respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *