Nuestros amados líderes utilizaron las redes sociales estas últimas semanas para compartir con nosotros consuelo y esperanza durante la pandemia de COVID-19. ¡Echemos un vistazo!

También te puede interesarMejores días están por venir, confía en Él, no desesperes

Élder Dale G. Renlund

During the 1918 influenza pandemic, the greatest minds of the early 20th century focused on stopping the horror that the…

Posted by Dale G. Renlund on Monday, April 20, 2020

Durante la pandemia de gripe de 1918, las mentes más brillantes de principios del siglo XX se centraron en detener el horror que la gripe dejó a su paso.

Estos científicos, muchos de los cuales luego se convertirían en premios Nobel, hicieron todo lo posible para identificar el agente patógeno e idear estrategias profilácticas y de tratamiento. Pero, nada funcionó.

Recordando el pasado, las únicas cosas que realmente marcaron la diferencia fueron las mismas cosas simples que podemos hacer personalmente para evitar la infección por SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19: lavar nuestras manos, no tocar nuestras caras, el distanciamiento social, desinfectar las superficies y no ir a trabajar cuando estés enfermo, entre otros. Mira el póster de 1918, aunque conocida como la gripe española, no se originó en España.

¿Qué debemos hacer para evitar la “enfermedad” espiritual? A menudo, se nos dice que lo que realmente marca la diferencia es la oración diaria, el estudio diario de las Escrituras, el arrepentimiento diario y la preparación concienzuda para participar dignamente de la Santa Cena, entre otros.

Podemos ser culpables de decir: “No, tiene que haber algo más efectivo”. Esa es la esencia de la renuencia de Naamán a sumergirse en el río Jordán siete veces.

Finalmente, se desarrollaron medicamentos que podrían tratar la lepra, pero Naamán habría tenido que esperar unos 2800 años para obtener esos medicamentos milagrosos.

Cuando nos enfrentamos a un agente infeccioso de fácil transmisión, oro para que no bajemos la guardia, ni siquiera por un día.

Cuando nos enfrentamos a tentaciones que nos acosan fácilmente, oro para que no bajemos la guardia, ni siquiera por un día.

Élder Dieter F. Uchtdorf

El domingo 19 de abril, el Élder Uchtdorf, del Quórum de los Doce Apóstoles, habló en Facebook sobre los cambios en la obra misional durante la pandemia.

During the last few months, the missionary efforts of our Church have been greatly impacted by the worldwide pandemic….

Posted by Dieter F. Uchtdorf on Sunday, April 19, 2020

Durante los últimos meses, los esfuerzos misionales de nuestra Iglesia se han visto muy afectados por la pandemia mundial.

Muchos misioneros tuvieron que regresar a sus países de origen para ser relevados o reasignados. ¡Ha sido desgarrador escuchar y leer los comentarios de estos valientes misioneros cuando abandonaron los países y las personas a quienes sirvieron y aprendieron a amar!

Sin embargo, la obra misional mundial, el cumplimiento de uno de los mandamientos del Salvador para Sus siervos, sigue avanzando al encontrar, enseñar, bautizar y hacer discípulos, independientemente de las circunstancias actuales.

En este momento, los misioneros pueden estar trabajando principalmente desde sus apartamentos (como lo harían en casa), pero ¡están aprendiendo a usar mejor la tecnología y las redes sociales para promover la obra del Señor!

La tecnología moderna puede ser una gran bendición cuando la usamos sabiamente y nos mantenemos conectados con nuestras familias y amigos durante estos tiempos difíciles.

Dondequiera que nuestros misioneros sirvan, son discípulos de Jesucristo y pueden bendecir a los hijos de Dios a través del mensaje del Evangelio.

El Evangelio de Jesucristo es un mensaje de paz y esperanza; Es un mensaje de sanación y gozo.

Usar la tecnología para compartir este mensaje con la ayuda del Espíritu es la oportunidad de nuestro tiempo.

Ahora, si eres un misionero o padre de un misionero, su aliento mutuo y su apoyo positivo son de vital importancia.

Las llamadas telefónicas de un misionero a casa pueden ser una línea de vida espiritual y pueden ayudar a refinar sus esfuerzos conjuntos en estos momentos especiales.

Te invito a que compartas conmigo cómo tú usas, o tu misionero usa, la tecnología y las redes sociales para ayudar a difundir el Evangelio de Jesucristo durante este tiempo único.

Asimismo, el sábado 18 de abril, el Élder Uchtdorf publicó en Twitter un mensaje sobre el amor del Padre Celestial:

Deseo asegurarte que nuestro Padre Celestial sabe de tu fe y bondad. Él vela por ti y te ama con un amor y compasión infinitos.

Russell M. Nelson

El 19 de abril, el Presidente Nelson testificó acerca de la capacidad que tenemos para seguir el ejemplo de Jesucristo, obtener conocimiento y estudiar las Escrituras.

Podemos orar como Jesús oró. Podemos esforzarnos para obtener el conocimiento que Jesús tuvo y tiene. Tenemos las Escrituras y las podemos estudiar, y podemos perseverar hasta el fin. Jesús fue y es nuestro gran Ejemplo.

Esperamos que en estos tiempos difíciles puedas acercarte más a Dios para obtener consuelo, paz y esperanza en que vendrán tiempos mejores. Recuerda que Él te ama infinitamente y que esta prueba no durará para siempre.

Fuente: Church News