Asunción, Paraguay – Observando el concurrido auditorio del centro de convenciones en Asunción, Paraguay, el Presidente Russell M. Nelson les habló a los miles de Santos de los Últimos Días sobre el milagro que se despliega ante ellos.

No existía ningún Santo de los Últimos Días en Sudamérica cuando el Profeta de 94 años nació en 1924. En la actualidad, la membresía diversa y capaz de los Santos de los Últimos Días de Sudamérica asciende a más de 4 millones, dijo el Presidente Nelson durante la reunión celebrada en  el Centro de Convenciones del Hotel Bourbon.

Presidente Nelson en Paraguay

“Y lo mejor todavía está por venir,” dijo el Presidente Nelson, hablando con los periodistas después del evento. “Solo estamos observando el principio ahora. Es un proceso.”

Paraguay fue la tercera parada en la gira mundial ministerial de Sudamérica, que comenzó el 20 de octubre en Lima, Perú, con reuniones con los Santos de los Últimos Días y los misioneros así como una visita oficial con el Presidente del Perú, Martín Vizcarra. Al siguiente día, el 21 de octubre, el Presidente Nelson dirigió una devocional por la noche en La Paz, Bolivia.

En la segunda etapa de su gira, el Presidente Nelson estuvo acompañado de su esposa, la hermana Wendy Nelson; el Élder Gary E. Stevenson del Quórum de los Doce Apóstoles y su esposa, la hermana Lesa Stevenson, y el Élder Benjamín de Hoyos y su esposa, la hermana Evelia De Hoyos. El Élder De Hoyos es un Setenta Autoridad General y presidente del Área Sur de Sudamérica de la Iglesia, que incluye a Paraguay.

“Siempre recordaremos lo que vimos aquí esta noche,” dijo el Presidente Nelson, observando el aforo de la congregación. “Sentimos su gran fe.”

El amor de un profeta

Presidente Nelson

El Presidente Russell M. Nelson de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y el Élder Gary E. Stevenson, del Quórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia, conversan con los medios de comunicación durante una conferencia de prensa en Asunción, Paraguay, el lunes 22 de octubre de 2018.

La reunión marcó la tercera vez en tres días en que el Presidente Nelson se dirigió a una gran congregación en español.

“¿Por qué? Porque lo amamos,” dijo el Presidente Nelson

El Élder Stevenson dijo que cuando recibió esta asignación, nunca imaginó que necesitaría unos auriculares de traducción para escuchar las palabras del profeta.

“Los Santos de los Últimos Días del Perú, Bolivia y Paraguay aman al profeta del Señor,” dijo el Élder Stevenson.

“Aman al Presidente Nelson. Es evidente cuando los ves y observas sus ojos. Y, la segunda pieza se encuentra conectada profundamente. El profeta ama a las personas, los Santos del Perú, Bolivia y Paraguay.”

Un recuerdo inolvidable

Presidente Nelson

El Presidente Russell M. Nelson de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y su esposa, la hermana Wendy Nelson, saludando a los misioneros en Asunción, Paraguay, el lunes 22 de octubre de 2018.

Antes de discursar en la devocional, el Presidente y la hermana Nelson, y el Élder y la hermana Stevenson se reunieron con los misioneros de las dos misiones en Paraguay.

La hermana Nelson dijo que pudo ver y sentir la luz del Evangelio en los misioneros, que testifican del Salvador, Jesucristo.

Una misionera estrechaba la mano del Presidente Nelson cuando una lágrima se le derramó por la mejilla, “Quiero agradecer a esa hermana por su testimonio,” dijo la hermana Nelson. “Nunca lo olvidaré.”

El pueblo paraguayo es “maravilloso y amoroso,” agregó. “Son hijos de Lehi y Saríah.”

La hermana Nelson les dijo a los misioneros que Lehi y Saríah, una pareja del Libro de Mormón cuyos hijos dieron inicio a los Nefitas y Lamanitas de ese antiguo registro de las Américas, se preocupan por lo que hacen todos los días.

No muchas personas sabrán qué significa “un lugar sagrado de Paraguay para ti,” dijo la hermana Nelson a los misioneros. “Es el lugar donde te convertirás más y más en tu verdadero ser.”

Un sacrificio que vale la pena

Presidente Nelson

Élder Reyes y Élder Robinson.

También te puede interesar: Estos misioneros viajaron 48 horas para reunirse con el Presidente Nelson en Paraguay. Mira sus reacciones aquí.

Hace dos meses, cuando el Élder Nefi Reyes de Tujunga, California, y el Élder Kon Robinson de Blackfoot, Idaho, se enteraron de que el Presidente y la hermana Nelson irían a Paraguay, inmediatamente se hicieron una pregunta importante: “¿Cómo llegaremos ahí?”

A la pareja de misioneros de la Misión Norte de Asunción, Paraguay, se le asignó a servir en Bahía Negra, un área rodeada de caminos de tierra que no permiten viajar durante la temporada de lluvias.

A fin de participar en la reunión y la devocional para misioneros, el Élder Reyes y el Élder Robinson viajaron en un barco durante 38 horas, seguido de un viaje en autobús de 10 horas. Los mosquitos llenaron los cuartos estrechos del barco y llovió durante todo su viaje.

“Fue muy difícil,” dijo el Élder Reyes. “Aunque nuestro viaje fue largo, fue una gran bendición estar aquí.”

Valió la pena. De hecho, el Élder Reyes dijo que lo volvería a hacer.

Al notar que los misioneros tendrían que volver a su área de servicio, el Élder Robinson miró a su compañero y dijo, “tendremos que hacerlo de nuevo.”

De una profecía a una realidad

Presidente Nelson

Los asistentes escuchando la devocional celebrada en Asunción, Paraguay, el lunes 22 de octubre de 2018.

Margarita Riveros, nació y creció en Asunción, comenzó a investigar la Iglesia en 1974. Se bautizó el 12 de junio de 1975. Cuatro años más tarde, su esposo, Guillermo Riveros Alas, comenzó a servir como presidente de rama. Cuando se creó la primera estaca, un año después de su conversión, Riveros Alas fue llamado a servir como obispo. Cuando se creó una segunda estaca, se le llamó a servir como presidente de estaca.

Alfredo Salas, director del área de asuntos públicos, dijo que, tal como el Élder Melvin J. Ballard profetizó en 1925, la Iglesia ha crecido en Paraguay y otros lugares de Sudamérica.

Señaló que el Élder Ballard “dijo que la Misión de Sudamérica se convertiría en una fuerza en la Iglesia. Hoy eso se ha convertido en una realidad.”

Pero, agregó, “todavía siento que hay más por venir.”

El compañero correcto

Presidente Nelson

El Presidente y la hermana Nelson, el Élder y la hermana Stevenson, y el Élder y la hermana De Hoyos se reunieron con algunos jóvenes adultos solteros antes de la devocional y respondieron preguntas.

Fernanda Campos de Paraguay le preguntó al Presidente Nelson: “¿Cómo sabemos si la persona que elegimos para ser nuestra compañera eterna es la correcta, considerando los muchos divorcios que estamos viendo, incluso entre personas que ya están selladas en el templo?”

El Presidente Nelson les dijo a los jóvenes adultos solteros que la respuesta se encuentra en la diferencia entre una promesa y un convenio. “Se puede hacer una promesa sin ningún esfuerzo de tu parte,” dijo. Un convenio se hace entre dos personas y Dios, con los tres participantes activos.

Campos es una Santa de los Últimos Días de segunda generación, cuya familia ha atravesado por periodos de actividad e inactividad en la Iglesia. En sus relaciones de pareja, ahora se centrará en prepararse para hacer convenios, dijo.

“Nunca imaginé que podría ver al Presidente Nelson y hacerle una pregunta, ya que es un profeta,” dijo. “Lo amo. Lo sostengo. Lo admiro.”

Seguir al profeta

Presidente Nelson

El Presidente Russell M. Nelson de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y su esposa, la hermana Wendy Nelson, abrazando a los niños después de un devocional en Asunción, Paraguay, el lunes 22 de octubre de 2018.

El Élder Stevenson dijo que “un hilo de conexión” que observó del Presidente Nelson en este viaje es su capacidad para ser testigo del “amor que los niños sienten por (el Presidente Nelson) y el amor que tiene por ellos.”

“Esta noche nos sentimos conmovidos cuando terminó la reunión y los niños se juntaron alrededor de él. Para mí, fue un recuerdo del Salvador y Su amor por los niños.”

Al hablar con los medios de comunicación de la Iglesia, el Presidente Nelson agregó, “¿No es interesante que los niños lo entiendan? Lo entienden. No les pedimos que vinieran, sus padres no los incitaron a venir, simplemente vinieron. Eso solo te habla sobre los espíritus que se encuentran en esos pequeños cuerpos. Han sido reservados para este último día.”

El Élder Stevennson dijo que ver al Presidente Nelson en su gira ministerial por Sudamérica le enseñó dos cosas: La primera es que los Santos de los Últimos Días de Perú, Bolivia y Paraguay aman al profeta del Señor. Y, la segunda, es que el Presidente Nelson ama a los Santos de los Últimos Días en esos tres países.

Artículo originalmente escrito por Sarah Jane Weaver y publicado en thechurchnews.com con el título “The unforgettable impact of President Nelson’s visit in Paraguay.”