¿Cómo evitar caer en la contención a causa de las diferentes creencias políticas?

En estos tiempos de conflictos políticos, ¿cómo puedo detener mis sentimientos negativos hacia familiares, amigos y conocidos cuando nuestras creencias políticas difieren y aceptar sus opiniones como un derecho a pesar de nuestras diferencias?

Respuesta

verdad

Tu punto de vista es tan importante como el de los demás. Imagen: Canva

Aprecio tu preocupación por eliminar tus sentimientos negativos para poder mantener relaciones sanas con otras personas cuyas opiniones difieren de las tuyas.

No siempre es fácil interactuar con otras personas que tienen creencias políticas y puntos de vista que chocan con los nuestros.

Se necesita coraje para mantenerse sereno en lugar de silenciar a todos con los que no estamos de acuerdo. Hablemos de cómo podemos practicar esto.

Crea un espacio donde todos puedan compartir lo que piensan. Imagen: Shutterstock

Cuando valoramos el derecho de otras personas a tener sus propias ideas, así las consideremos incorrectas, tendenciosas o desinformadas, creamos el mismo espacio para nosotros.

Es probable que tus seres queridos piensen cosas similares sobre tu posición, por lo que esto les da a todos el espacio para creer que aceptan sus propias perspectivas.

Recuerda, aceptar no es lo mismo que estar de acuerdo.

Terry Warner y sus colegas del Instituto Arbinger han escrito extensamente sobre este desafiante tema. Su trabajo enseña que cuando estamos atrapados en conflicto con otros, tendemos a deshumanizar a la otra persona o grupo.

albedrío

Da el trato que deseas recibir. Imagen: Canva

En lugar de ver a los demás como objetos que debemos perfeccionar, debemos considerarlos merecedores del mismo respeto que le damos a nuestros propios puntos de vista.

Cuando nos colocamos por encima de otras personas, creamos más sufrimiento para nosotros y para los demás. Te animo a revisar el sabio consejo del rey Benjamín en Mosíah 4 con respecto a vernos unos a otros a través de la lente de la humanidad común.

Él nos recuerda que todos somos mendigos cuando se trata de nuestras necesidades físicas, mentales, emocionales, espirituales y relacionales. Ninguno de nosotros ve las cosas con claridad todo el tiempo.

La diversidad de opiniones y posiciones nos inspira mientras buscamos soluciones a problemas complejos que afectan a nuestra comunidad y nación. Imagen: La Iglesia de Jesucristo

Nuestros líderes también han enfatizado en repetidas oportunidades que todos los partidos políticos tienen elementos de verdad compatibles con el Evangelio de Jesucristo.

La diversidad de opiniones y posiciones nos inspira mientras buscamos soluciones a problemas complejos que afectan a nuestra comunidad y nación.

Se necesita disciplina y humildad para erradicar la “cultura de cancelación” que nos rodea y, en cambio, pasar más tiempo escuchando y aprendiendo unos de otros.

Encuentra principios y propósitos en común en los puntos de vista de los demás. Imagen: Canva

Aquí hay otras ideas para ayudarte a lidiar con los puntos de vista de los demás en cuanto a temas desafiantes:

  • Evita las redes sociales, ya que con frecuencia están llenas de puntos de vista polarizados en ambos extremos. Es raro encontrar discusiones reflexivas y equilibradas en las redes sociales.
  • Puedes compartir tu voz sin ser contencioso. Tienes el mismo derecho de contribuir a cualquier discusión en lugar de ofenderte en silencio.
  • Encuentra principios y propósitos en común en los puntos de vista de los demás. Con frecuencia, tomamos caminos diferentes hacia resultados similares.
  • Ten cuidado con la tendencia a atribuir los comportamientos y creencias políticas de las personas a su carácter, en lugar de considerar las influencias externas que podrían afectar sus acciones.
amigo

Honra la necesidad de las diferencias como camino para encontrar mejores soluciones. Imagen: Shutterstock

  • Reconoce que sus puntos de vista están informados por una larga historia de experiencias y relaciones. Cuanto más puedas apreciar su historia, más podrás ver su humanidad.
  • Mantente firme en la verdad de que en la mayoría de las conversaciones con otras personas no hay nada que resolver. Son solo personas que comparten ideas que quieren ser vistas y comprendidas.
  • Reconoce que, con frecuencia, las opiniones de las personas cambian con el tiempo, incluso la tuya.
  • Honra la necesidad de las diferencias como camino para encontrar mejores soluciones.

Observa cómo comienzas a deshumanizar a quienes te rodean y respeta tus propios límites. Todos tenemos historias individuales que nos dificultan tolerar ciertos puntos de vista. Sé paciente con tus propias reacciones y permite a los demás la misma cortesía.

Fuente: Meridian Magazine

Video:

También te puede interesar:

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *